Venceremos pueblo a pueblo

Martín de la Jara hace de la solidaridad su mayor aliado

  • Los vecinos de la localidad sevillana se han volcado durante el encierro en una cadena solidaria para fabricar batas, gorros y mascarillas para el personal sanitario de la provincia

Hospitales de Sevilla y Cádiz han recibido las batas, gorros y mascarillas fabricados por las vecinas de Martín de la Jara. Hospitales de Sevilla y Cádiz han recibido las batas, gorros y mascarillas fabricados por las vecinas de Martín de la Jara.

Hospitales de Sevilla y Cádiz han recibido las batas, gorros y mascarillas fabricados por las vecinas de Martín de la Jara.

La crisis sanitaria del coronavirus ha dado la vuelta a la vida en todo el país, desde las grandes ciudades hasta las pequeñas aldeas, que han visto cómo de repente todo cambiaba prácticamente sin dar tiempo a prepararse. Por esa misma razón, la epidemia también ha sacado lo mejor de todos.

Derroches de solidaridad, de acciones sorprendentes y de demostraciones de una capacidad de reacción que a buen seguro muchos (personas, familias, colectivos, pueblos y ciudades enteras), desconocían que tenían. Los algo más de 55 kilómetros cuadrados y algo menos de 3.000 habitantes de Martín de la Jara son un ejemplo claro de cómo también los pequeños municipios han hecho cosas extraordinarias.

El 16 de marzo, el Ayuntamiento de la localidad decretaba, de acuerdo con el Estado de Alarma al que se veía abocada toda España, diferentes medidas que suponían de hecho el cierre de toda la actividad en Martín de la Jara: procedimientos administrativos, reuniones, actividades programadas, visitas y atención al público…).

Sin embargo, ese cierre era de puertas para afuera, porque en el interior de cada casa la actividad bullía. Martín de la Jara se propuso echar una mano y se puso manos a la obra mediante una cadena solidaria de mujeres que han sido capaces de fabricar miles de batas y mascarillas para auxiliares, hospitales y residencias, además de para todos los habitantes del pueblo que lo han necesitado.

El material textil facilitado desde el Ayuntamiento, que también se ha encargado de la distribución y la gestión de lo que se ha ido fabricando, y la colaboración desinteresada de numerosas empresas y comercios de la localidad han hecho posible la fabricación de miles de unidades de elementos de protección que han viajado hasta los hospitales de la provincia de Sevilla e incluso hasta Cádiz.

Vecinos unidos

Y es que la solidaridad, amparada bajo el eslogan #estevirusloparamosjuntos puesto en marcha por el propio Ayuntamiento, ha sido la piedra angular de la vida cotidiana de Martín de la Jara en estas semanas de confinamiento. Tanto las gestiones realizadas por el consistorio para la adquisición de mascarillas y materiales para su fabricación, como la generosidad y solidaridad de todas las personas que han puesto su granito de arena en la confección de estas mascarillas, han hecho posible que, además del reparto en diferentes centros sanitarios, toda su población disponga de una mascarilla o que el personal de ayuda a domicilio disponga de batas y gorros para su protección.

También los agricultores de Martín de la Jara han sido ejemplo de trabajo desinteresado en beneficio de los demás, prestando su esfuerzo y su maquinaria para el tratamiento y desinfección diarios de la vía pública. Las imágenes de los tractores recorriendo y ‘regando’ las calles del municipio han sido la mejor descripción gráfica de la solidaridad y el trabajo en equipo como el que llevaron a cabo el personal administrativo y docente y las madres del colegio ‘Francisco Reina’ de la localidad, que realizaron una importante tarea de recogida y reparto a domicilio de los libros de los alumnos facilitando así el seguimiento de sus tareas educativas en sus respectivos hogares.

Los agricultores de la localidad han ayudado en las tareas de desinfección de las vías públicas del municipio Los agricultores de la localidad han ayudado en las tareas de desinfección de las vías públicas del municipio

Los agricultores de la localidad han ayudado en las tareas de desinfección de las vías públicas del municipio

El Ayuntamiento también ha tomado la iniciativa en la preparación del municipio hacia la ‘nueva normalidad’, adelantándose en muchos casos a las situaciones, por ejemplo mediante la adquisición de mamparas protectoras, que permitirán aislar al trabajador del usuario que requiera ser atendido cuando se abra la atención presencial, o gestionando la llegada de materiales como impermeables, hidroalcohol, hipoclorito y diferentes desinfectantes.

Son algunas de las medidas puestas en marcha por el Ayuntamiento para afrontar la desescalada, con el objetivo de garantizar la seguridad de los trabajadores municipales y de los usuarios, y para retomar el nivel de eficacia que existía previamente a la crisis sanitaria. En esta línea, el consistorio ha adquirido una máquina generadora de ozono (ozonizador), que ha sido instalado en el Consultorio Médico, y se espera la llegada de otro generador para activarlo en las distintas dependencias municipales y garantizar así la desinfección de las mismas.

Las medidas municipales también están orientadas a iniciar la recuperación económica y social de Martín de la Jara. Así, el Ayuntamiento ha puesto en marcha dos planes integrales específicos, uno de empleo y otro de ayudas sociales, para afrontar la desescalada y ayudar a las familias y el pequeño comercio de la localidad.

El trabajo, siempre reconocido, de Policía Local y Guardia Civil, así como de los servicios de limpieza que han permitido mantener la desinfección periódica de calles y zonas de convivencia, plazas, comercios, establecimientos y terrazas, ha sido el broche de oro a una situación que ha sido extraordinaria por sí misma, pero también por todo lo bueno que ha sido capaz de sacar de los vecinos.