Denuncia en la Fiscalía

Médicos del Virgen del Rocío llevan a los tribunales la "sobrecarga" de las Urgencias en verano

Urgencias del Virgen del Rocío. Urgencias del Virgen del Rocío.

Urgencias del Virgen del Rocío. / Juan Carlos Muñoz

Un problema que se repite cada verano en los hospitales de Sevilla. La saturación que sufren, sobre todo en las urgencias, los centros hospitalarios en la época estival ha llevado a los médicos de esta área del Hospital Virgen del Rocío a presentar una denuncia ante la Fiscalía por una "sobrecarga laboral inasumible". Los facultativos denuncian que llegan a trabajar hasta 250 horas al mes por la "falta de cobertura sanitaria en el mes de agosto y la disminución de recursos en el Hospital".

El colectivo ha presentado un escrito que viene a sumarse a otros dos presentados con anterioridad -el 7 y 24 de julio- a la gerencia del Hospital y tras mantener reuniones desde el pasado mes de junio con representantes de la dirección del centro. "Hemos agotado todas las posibles vías", han advertido fuentes de los médicos de Urgencias de este hospital.

"No hemos obtenido respuesta o han sido parciales", por lo que, a su juicio, están abocados a recurrir a la Justicia para que "se ampare los derechos del ciudadano", han apuntado las mismas fuentes.

Fuentes del colectivo, formado por 48 de los 50 sanitarios, han señalado a Europa Press que una de la principales causas de esta denuncia ha sido el aumento de horas que han sufrido los facultativos de urgencias que "han pasado de trabajar 170 horas a 250 horas".

11.000 pacientes mensuales para una plantilla de 48 médicos a tiempo completo

Según los escritos presentados por los médicos, el Virgen del Rocío asiste al mes a unos 11.000 pacientes mensuales con una plantilla de 48 facultativos a tiempo completo y un número variable a tiempo parcial. Estos últimos compaginan su actividad asistencial en sus respectivos Servicios con un número determinado y variable de guardias realizadas en Urgencias. 

"A la falta de previsión de la dirección del Hospital para este verano, se añade una absoluta falta de contratación de personal sustituto para el Servicio de Urgencias del Hospital (S.U.H.), sin que esta dirección haya buscado otros recursos asistenciales", denuncian los facultativos.

Además, el Hospital asume este mes de agosto con una reducción de los médicos de guardia en Maternidad, tal y como adelantó este periódico. Desde el jueves 1 de agosto, el centro hospitalario trabaja con menos equipos de guardia de ginecólogos obstetras durante las noches, de lunes a viernes. Hasta la fecha, un equipo de cinco médicos especialistas en Ginecología y Obstetricia se han encargado de cubrir las guardias del Maternal las 24 horas, pero durante las noches de este mes sólo permanecerán cuatro médicos en esta área hospitalaria, que es reconocida como punto asistencial de referencia para atender partos complicados y bebés que nacen afectados por cardiopatías congénitas, entre otros severos problemas de salud.

La gerencia del hospital prefiere tildar esta medida de "reestructuración", en lugar de reducción en las guardias. “La dirección del Hospital Universitario Virgen del Rocío va a iniciar una reordenación de la plantilla de los especialistas en Obstetricia para adaptar la asistencia especializada a las necesidades de las pacientes del siglo XXI”, dicen los responsables.

Cierre de camas hospitalarias

En el escrito presentado ahora, se explica que las causas del incremento en la actividad asistencial son "el cierre de camas hospitalarias, que incrementa la estancia media en observación de los pacientes en espera de camas; el cierre de Unidades de UCI, que incrementa el numero de pacientes y estancia en Unidad de Críticos de Observación; el cierre de Unidad de Sangrantes, que conlleva el ingreso en observación de pacientes inestables; el cierre de las tardes de Centro de Salud en la capital que incrementa el número total de asistencias en Urgencias; el cierre de Consultas de CARE, que resulta en una pérdida de recursos alternativos a los ingresos de paciente para estudio y seguimiento", recoge el escrito.

Junto a esto se le suma que "el porcentaje de ocupación con mucha frecuencia se encuentra por encima del 120% de su capacidad, debido a la absorción de pacientes en espera de camas en planta de hospitalización, que en ocasiones asciende a 20-25 y con una estancia media en el Área superior a las 24 horas".

También se detalla que "todo esto ha ocasionado una disminución en puestos asistenciales y de guardia que conlleva una sobrecarga laboral inasumible para nosotros, con riesgo para los pacientes y riesgo para la salud y seguridad personal y jurídica de los facultativos, además de un retraso asistencial y un incremento del colapso de las urgencias".

Una disminución que se le suma "un crecimiento de un seis por ciento en los últimos nueve meses, con un incremento en la complejidad de los pacientes atendidos". Esta situación se debe, según explica, a que "el Hospital es el referente de un número progresivamente mayor de pacientes: trasplantados, oncológicos, hematológicos y de procesos y códigos asistenciales que van aumentando sus criterios de inclusión para procedimientos específicos urgentes".

El escrito expone que, junto con la falta de personal, se une durante el periodo estival el "recorte" de recursos asistenciales del Hospital y la Atención Primaria, la llegada de los nuevos médicos en formación MIR sin experiencia al Servicio de Urgencias y el periodo vacacional de la plantilla.

En este sentido, las mismas fuentes han advertido de que "se han reducido las consultas de diez a ocho puesto, un área de observación al igual que hay un médico de guardia menos en la zona de urgencias".

Todo esto se suma a que "la Infraestructura del Servicio de Urgencias Generales está obsoleta, y es insuficiente para la actividad asistencial que soporta, incumpliéndose los estándares de calidad establecidos como necesarios en el desarrollo de la misma" provocando así "la carencia de unos mínimos que garanticen unas condiciones de actividad que puedan ser aceptadas por el personal, incluyéndose áreas de trabajo y descanso, y unas condiciones ambientales adecuadas(iluminación, ruido, seguridad) que faciliten dicha actividad".

Ante esta situación, los sanitarios han pedido que "se amparen los derechos del ciudadano y los del personal sanitario ya que no creo el exceso de horas que estamos realizando (trabajamos por adelantado nuestras vacaciones) sea muy legal", ha apostillado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios