Sevilla

Sevilla recibirá hasta 21 distinciones en la gala de las estrellas Michelin

Antonio Jiménez y Antonio Muñoz, responsables de Turismo, posan junto a Mayte Carreño, directora comercial de Michelin Travel Partner, y los chefs Torres y García, Az-Zait, El Gallinero de Sandra, Cañabota, Sobretablas y Abantal. Antonio Jiménez y Antonio Muñoz, responsables de Turismo, posan junto a Mayte Carreño, directora comercial de Michelin Travel Partner, y los chefs Torres y García, Az-Zait, El Gallinero de Sandra, Cañabota, Sobretablas y Abantal.

Antonio Jiménez y Antonio Muñoz, responsables de Turismo, posan junto a Mayte Carreño, directora comercial de Michelin Travel Partner, y los chefs Torres y García, Az-Zait, El Gallinero de Sandra, Cañabota, Sobretablas y Abantal. / Belén Vargas

¿Habrá nueva estrella Michelin en Sevilla? La respuesta se desvelará esta noche en la gala que se celebrará en el Teatro Lope de Vega, uno de los momentos más esperados del año para el sector gastronómico europeo. Por ello, en Michelin cuidan especialmente mantener un clima de ilusión y misterio cada año.

Salvo sorpresa de última hora, en Sevilla se espera que Abantal renueve su estrella, que logró hace once años, y algunos cocineros más entren a formar parte del selecto club de los bib gourmand. Esta categoría, el escalón inferior a la estrella, reconoce desde 1997 a los restaurantes que ofrecen una comida de calidad y a un precio asequible, un listón fijado en 35 euros. Un precio que hoy superan los menús de muchos de los distinguidos que, no obstante, siguen estando abiertos a un público mucho más amplio y se convierten en los mejores embajadores del destino turístico.

Los bib gourmand son “el gran milagro”, apunta Mayte Carreño, directora comercial de Michelin Travel Partner. El crecimiento de restaurantes de lo que podría definirse como la versión casual de la alta cocina demuestra la consolidación y pujanza de la gastronomía en toda España y, en concreto, en Andalucía, que en la pasada edición de la guía cuenta con 169 distinciones, de las cuales sólo 18 son restaurantes con estrella. En la comunidad, el resto son bib gourmand (37) y platos, la categoría inferior que desde 2017 premia a las cocinas de calidad.

Sevilla mantendrá su status en la biblia de la gastronomía, pues, según adelantó Carreño, el miércoles por la noche se otorgarán 21 distinciones sólo en la capital. El año pasado Sevilla, sin contar la estrella de Abantal, acaparó 4 bib gourmand y 17 platos. A éstos se suman otros 12 reconocimientos en la provincia. En la ciudad la cifra, por tanto, será similar en la nueva edición de la guía, la de 2020, que los responsables de Michelin ya anuncian que será “comentada”. Una publicación viva de la que salen y entran restaurantes. En Sevilla se espera alguna distinción para Sobretablas, el restaurante que abrió hace un año Camila Ferraro, por ejemplo.

La estrella está al alcance de pocos. Julio Fernández no oculta los nervios que siente cada año y confía en poder mantener su galardón. Y en las cocinas circulan nombres, pero todo son especulaciones en una ciudad que realmente vive un buen momento gastronómico y que cuenta con un amplio abanico de restaurantes que apuestan por el producto y huyen del barroquismo para hacer una cocina sencilla, asequible y también con toques creativos. Es el perfil del bib gourmand, capaz de atraer al turismo, que es el que mantiene realmente a las estrellas, y también al cliente más local, acostumbrado a la buena comida, la de toda la vida, pero que muestra interés por las nuevas tendencias.

Un atractivo turístico

Sevilla es más que tapas. En esto coincidieron ayer los responsables de Turismo y de la Guía Michelin, que presentaron el evento de esta noche en el centro de recepción de visitantes de Marqués de Contadero, junto al río. Las encuestas entre turistas que realiza Turismo señalan que el visitante de Sevilla primero habla de la Sevilla monumental, segundo de la Sevilla flamenca, tercero de la Sevilla de rodajes y cuarto, la Sevilla de tapas. Y cuando se van, primero sigue siendo la Sevilla monumental, pero la Sevilla de tapas sube al segundo nivel. Los turistas que visitan la capital valoran con un sobresaliente (4,9 sobre una puntuación de 5) la oferta gastronómica de la ciudad y casi el 90% considera que la relación calidad- precio es muy buena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios