Sevilla

Fomento descarta a corto plazo ampliar la estructura del puente del Centenario

  • Lo más urgente para el ministerio es cambiar los tirantes que han llegado al final de su vida útil, según la respuesta dada al diputado del PP Ricardo Tarno

  • Martínez Calzón, uno de los 'padres' del puente, lamenta que no se haga a la vez el cambio de tirantes y la ampliación del tablero con una estructura exterior a las pilas

Una vista del puente del Centenario desde el Parque del Guadaíra, entre Heliópolis y Los Bermejales. Una vista del puente del Centenario desde el Parque del Guadaíra, entre Heliópolis y Los Bermejales.

Una vista del puente del Centenario desde el Parque del Guadaíra, entre Heliópolis y Los Bermejales. / Antonio Pizarro (Sevilla)

Comentarios 10

El ministerio de Fomento no se plantea a corto plazo ampliar el puente del Centenario de Sevilla con una obra exterior al tablero actual, pese al anuncio que hizo hace meses. Lo ha dejado claro en una respuesta al diputado del PP por Sevilla Ricardo Tarno y también lo dan por hecho expertos como Julio Martínez Calzón, el único ingeniero que queda vivo de los dos que proyectaron el puente del Centenario de Sevilla y que presentó al ministerio una propuesta para ampliar este puente a ocho carriles.

En su respuesta al PP, el pasado 30 de noviembre, el ministerio de José Luis Ábalos afirma que la obra que se plantea de momento es sustituir los tirantes del puente. "Se van a acometer no solo los trabajos especiales de inspección y auscultación sobre el Puente del Centenario, sino también los de elaboración de un documento a nivel de anteproyecto, en el que se analice la viabilidad técnica y económica de la sustitución de tirantes".

Y añade que, "dada la intensidad de tráfico que soporta el puente, sea compatible con mantener total o parcialmente el tráfico rodado, con la alternativa de ubicarlos exteriormente a la plataforma actual para permitir un mejor aprovechamiento de esta, y que además sea compatible con posibles ampliaciones futuras de la plataforma de la estructura".

El ministerio sostiene que ese cambio de tirantes permitirá  ganar espacio en el tablero para tres carriles por sentido y facilitaría una ampliación futura con una plataforma anexa al tablero actual. "La reubicación de los tirantes en la plataforma permitiría un mejor aprovechamiento del tablero actual, pasando de disponer una configuración actual de dos carriles por sentido y un carril central reversible, a un esquema funcional de tres carriles por sentido de circulación. La concepción y diseño de los nuevos tirantes contemplarían, además, una posible ampliación de la plataforma de forma anexa al tablero actual".

La opinión de uno de los ingenieros que lo diseñó  

El ingeniero de caminos Martínez Calzón lamenta este cambio de planes ministerial. "Es una verdadera pena. Para mí las cosas deben hacerse con sentido, no para solventar un problemita. La clave está en optar por una decisión administrativa o por una decisión planificadora", ha afirmado hoy a preguntas de este periódico.

El experto, vinculado al estudio madrileño de ingeniería MC2, explica que la inversión en el cambio de cables, una obra obligada, sería más eficiente "si se aprovechara para transformar el puente" acometiendo a la vez la obra de ampliación del tablero con una estructura exterior a las pilas. Y argumenta que prácticamente "por el mismo precio de cambiar los cables se puede hacer la ampliación", y añade que "el dinero sería muy poco más".

Martínez Calzón calcula en 60 a 65 millones el cambio de cables, y en más de 100 millones la ampliación del puente. 

Los tirantes del puente hay que cambiarlos porque ha pasado su vida útil. El Ministerio de Fomento tiene una partida presupuestaria urgente para abordarlo, lo que agiliza los trámites para emplearla. Por contra, la obra de ampliación del puente de la que habló el ministro de Fomento en su día necesitaría un trámite más lento, que no es por vía de urgencia. Los tirantes de este tipo de puentes tienen una vida máxima útil de 25 a 30 años. En este caso el Centenario, que se hizo para la Exposición Universal de 1992, ha sobrepasado los veinticinco años, por lo que más pronto que tarde hay que hacer la sustitución de cables.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios