los invisibles

"Se pasaba de Montesquieu y Hobbes a explicar el Fuero de los Españoles"

  • Alfonso Carpintero. De Carrero Blanco a la Constitución. La promoción de la Carta Magna celebra hoy cuarenta años de su licenciatura. Después, mucha mili y oposiciones

Alfonso Carpintero, ayer, en la casa donde celebrarán el convite por los cuarenta años de su promoción de Derecho. Alfonso Carpintero, ayer, en la casa donde celebrarán el convite por los cuarenta años de su promoción de Derecho.

Alfonso Carpintero, ayer, en la casa donde celebrarán el convite por los cuarenta años de su promoción de Derecho. / juan carlos vázquez

Comentarios 1

Empezaron la carrera con el atentado a Carrero y terminaron el año de la Constitución. Por medio, la muerte de Franco y las primeras elecciones. Alfonso Carpintero (Sevilla, 1954) fue delegado de curso y es uno de los que organizan los 40 años de esa promoción de Derecho.

-¿Se daba Derecho Constitucional con Franco vivo?

-Era una situación curiosa. Empezabas dando a Montesquieu, Rousseau y Hobbes y pasabas de los padres del liberalismo y la división de poderes al Derecho Positivo, a las leyes, al Fuero de los Españoles, las normas de una llamada democracia orgánica.

-¿Quién hacía esa filigrana?

-Don Ignacio María de Lojendio e Irure, un vasco que se casó con una Osborne, se sevillanizó y fue pregonero de la Semana Santa.

-¿La quinta de la Constitución?

-Los que aprobamos en junio no la vimos promulgada.

-¿La disfrutan los repetidores?

-En diciembre del 78 unos estábamos en la mili, yo voté de soldado, y otros preparaban oposiciones para jueces.

-España ha estrenado presidente. Ustedes conocieron tres.

-A Carrero lo matan en diciembre de 1973 y nosotros empezamos el curso en enero. Recuerdo la rueda de prensa de Pío Cabanillas diciendo que se volvía al calendario gregoriano y nos olvidábamos del calendario juliano (por el ministro Julio Rodríguez). Fue una época de tumultos. Una extrema izquierda muy activa, el PSOE casi no existía, los liberales fieles a Joasquín Garrigues éramos cuatro. Yo era delegado de curso y me refugié en el despacho de José María Navarrete porque la Policía entró cuando celebrábamos el aniversario de la revolución de los claveles.

-¿Y el cambio de Arias Navarro por Adolfo Suárez?

-Mer cogió en Siena con una beca de la Dante Alighieri. La primera reacción era no fiarnos de Suárez, pero la ley de la Reforma Política fue una pieza modélica en página y media. La frase todo atado y bien atado se disolvía como un azucarillo y los procuradores se hacían el harakiri.

"Olivencia llenaba su clase a las nueve de la mañana con una materia tan árida como Derecho Mercantil"

-¿Se aprendió con el follón?

-Había un altísimo nivel académico. Los profesores eran primeros espadas. Vivimos la última lección magistral de Cossío cuando se jubiló. Olivencia llenaba el aula a las nueve de la mañana, con la fama de perezosos que tenemos los de Derecho, en sus clases de Derecho Mercantil. A las diez la gente se iba a tomar café.

-¿Salió algún ministro?

-Jueces, notarios, diplomáticos y catedráticos. Tres de ellos, Jesús Cruz Villalón, Salvador del Rey y Luis Felipe Ragel, hablan en el aniversario. Con Miguel Rodríguez Piñero, nuestro decano y que presidió el Tribunal Constitucional. El más cercano a un ministerio fue Baltasar Garzón, secretario de Estado con Felipe. La política es de la generación anterior.

-Hubo ministro profesores...

-Jaime García Añoveros daba Derecho Financiero, lo llamaron a un cargo político y lo sustituyó Fernando Pérez Royo. La asignatura era difícil, era un profesor magnífico. No mezclaba nunca su materia con su ideología.

-¿No se mezclaron con los que llegan a la Moncloa?

-Felipe volvió a la Facultad y no cabía el pelo de un cangrejo.

-¿Algún hueso?

-El año que llegamos se había jubilado Pelsmaeker. Derecho Canónico era una árida con un buen catedrático, Alberto Bernárdez, a quien expulsaron de Barcelona los catalanistas. Francisco Elías de Tejada era un sabio extravagante. El primer día puso en la pizarra Schopenhauer y dijo que escribiéramos en un folio lo que sabíamos del filósofo. Casi nadie escribió nada y dijo que se iba.

-40 años de su promoción y de la Constitución...

-Cambiaron un 99% de las leyes. Algunas siguen intocables, como la Ley de Expropiación Forzosa, que entró en vigor en 1954.

-¿Cuántas chicas había?

-Nos vamos a juntar 130, 53 son mujeres. Es que viven más.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios