Sevilla

El Naima y el Corto Maltés, los últimos en sumarse a la lista de bares cerrados en la Alameda

  • La subida de los alquileres en el centro de Sevilla está provocando el cierre de locales emblemáticos

Las columnas de la Alameda de Hércules.

Las columnas de la Alameda de Hércules. / Víctor Rodríguez

El bar Naima, situado en la confluencia de las calles Trajano y Conde de Barajas, es el último local en sumarse a la lista de bares cerrados en la Alameda de Hércules. La popular vía sevillana está siendo testigo de la subida del precio del alquiler en el centro de la ciudad. "Tengo que renovar el contrato [de alquiler] y lo que me piden no puedo asumirlo", explica Jorge Moreno, responsable del Naima.

Esta situación no es nueva en la Alameda, ya que hace un mes el bar El Corto Maltés, que estaba en el número 66, tuvo que echar el cierre también por la subida de precios en su alquiler mensual. Ambos locales se abrieron cuando la Alameda tenía un aspecto diferente al de ahora, donde el mercado inmobiliario y las franquicias están imponiendo su ley y multiplicando a los propietarios de los locales sus ingresos. El cierre de locales no sólo ha afectado a bares y pubs, ya que negocios como el cine Alameda o la librería Extravagante también tuvieron que bajar la persiana y abandonar la zona.

En 2008 comenzó un proceso del que ahora han notado estos dos emblemáticos locales sus consecuencias. En aquel año se remodeló en profundidad y se consiguió cambiar el aspecto y la imagen que la ciudad tenía de ella. Más de una década después, la Alameda continúa mudando su piel y aumentando su importancia como epicentro turístico y de ocio masivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios