Contenido Patrocinado

¿Necesitas un centro de planchado? Aquí te damos algunos consejos

  • Elige el mejor centro de planchado para tu casa con estas recomendaciones

¿Necesitas un centro de planchado? Aquí te damos algunos consejos ¿Necesitas un centro de planchado? Aquí te damos algunos consejos

¿Necesitas un centro de planchado? Aquí te damos algunos consejos

Planchar es una tarea bastante repetitiva, pero que, con el paso del tiempo, se ha ido volviendo más y más fácil gracias a los avances que han traído las principales marcas. A día de hoy, una plancha es mucho más eficiente que una de hace tan solo diez años.

Sobre todo por la extensión de los centros de planchado o las planchas verticales. Aquí nos vamos a centrar sobre todo en la primera opción, ya que es la más extendida y la más equilibrada en cuanto a resultados y precio.

Y es que, ¿cómo elegir los mejores centros de planchado? Bueno, si echas un vistazo al enlace, podrás tener a mano algunas de las opciones más destacadas del mercado. No obstante, lo que queremos ofrecerte es una guía para que aciertes con lo que necesitas sin equivocarte. Los consejos para elegir el mejor centro de planchado.

¿Qué valorar para comprar un centro de planchado?

Si no sabes por dónde empezar a la hora de elegir tu centro de planchado, no te preocupes. Como ya te hemos indicado, queremos echarte un cable para que sepas bien qué opción escoger de entre todas las que hay en el mercado.

¿Y cómo? Pues explicándote las características más importantes que debes valorar. Echa un vistazo a continuación para saber qué analizar cuando estés viendo diferentes centros de planchado. Si lo haces bien, darás en el clavo a la primera.

Qué presión tiene

Es hora de que sepas qué son los bares, y no son precisamente los de pedir tapas con caña. Los bares son la medida de presión en general, y en los centros de planchado te ayudan a saber la fuerza con la que sale el vapor cuando se está planchando.

A mayor nivel de presión, más fácil será que el agua penetre en el tejido y se ablanden las arrugas. Generalmente, encontrarás modelos con una presión entre 2 y 6 bares, aunque lo realmente interesante es que se mueva en la horquilla entre 4 y 5 bares. Esta presión es idónea para poder lidiar incluso con las arrugas más difíciles con todas las facilidades posibles.

¿Potencia?

La potencia está muy ligada a la presión de la que hablábamos antes, y al flujo del que hablaremos después. Aquí, volvemos al mismo argumento, porque es la realidad. Mayor nivel de potencia, mayor facilidad para que la plancha pueda eliminar arrugas difíciles incluso en los tejidos más duros.

Generalmente, la potencia que manejan los centros de planchados comunes está entre los 1.000 y los 3.000 vatios aproximadamente. Puede haber algunos que sobresalgan por encima de esa horquilla, pero es lo más frecuente. Cuanto más alta sea esta potencia, mayor será el chorro de vapor que salga.

Capacidad de depósito

Verás que hay centros de planchado que son más grandes y otros que son más pequeños. No es una cuestión de querer ocupar más o menos espacio, simplemente es algo que se hace con el fin de tener una mayor o menor capacidad de depósito.

Si tiene más capacidad, puede albergar más agua y habrá que rellenarlo en menos ocasiones. Además, esto garantiza una mayor autonomía, cosa en la que profundizaremos más adelante. Ahora bien, hay que tener en cuenta que la capacidad también influye en el peso, y lo hace menos manejable. Cuidado con este aspecto.

Flujo de vapor

El flujo de vapor es importantísimo de cara al planchado. Es fundamental que el centro sea capaz de ofrecer un chorro continuo y sin cortes a la hora de expulsar el vapor, ya que eso hace que el caudal sea capaz de adaptarse a los diferentes tipos de telas. Y si, es algo que acaba influyendo en la capacidad de trabajar incluso las telas más complicadas.

Hay centros de planchado que además incluyen la función del golpe de vapor, con la que lanzar un impacto de agua caliente y vaporizada que ayuda sobre todo a marcar la raya en prendas que lo necesiten, o para combatir esas arrugas que parecen imposibles.

Autonomía total

La autonomía de los centros de planchado es una variable que afecta principalmente al tiempo que podrás planchar y las prendas que plancharás antes de que se vacíe el depósito de agua. Actualmente, puedes encontrar modelos de autonomía limitada, con un depósito que debe recargarse, esperando antes a que se enfríe.

También hay modelos de autonomía ilimitada en los que no hay que esperar a que el centro se cargue para rellenarlos al momento. Esta opción, desde luego, es la más cómoda. Normalmente, también es la más cara.

Fácil, ¿no? Busca algo fácil de usar, con potencia, una buena capacidad y presión suficiente para tratar cualquier tejido. Esa es la clave de todo. Después viene el aspecto económico, aunque ya sabes lo que se dice. Todo lo bueno tiene un precio.