L Convocatoria municipal

Oposiciones bajo sospecha

  • El grupo especial de la Policía Local investiga los casos de presunto enchufismo en las pruebas de acceso, en las que han entrado más de 20 hijos del cuerpo y al menos tres personas que no cumplían los requisitos

Más de una veintena de hijos del cuerpo entre los admitidos con las notas más altas del examen teórico, al menos tres personas que superaron el corte sin cumplir con alguno de los requisitos recogidos en las bases, relaciones familiares entre miembros del tribunal y algunos de los aprobados, alumnos que no daban la estatura mínima y se inyectaron silicona en los talones, otros que superaron dudosamente las pruebas físicas... Son algunas de las presuntas irregularidades registradas en las oposiciones de la Policía Local que el Grupo Especial de este cuerpo (Gepol), una especie de unidad de asuntos internos, está investigando desde hace algo más de un mes.

La investigación del Gepol surgió a raíz de la denuncia pública hecha por un grupo de opositores, que remitieron a este periódico un comunicado expresando sus sospechas acerca de la falta de limpieza de las dos pruebas de acceso al cuerpo celebradas este año y que han coincidido en el tiempo. Desde entonces, el Gepol ha tomado declaración a varios opositores para tratar de reunir pruebas con las que llevar al juzgado algunas de estas irregularidades. Al mismo tiempo, el Ayuntamiento de Sevilla ha seguido adelante con el proceso de selección y ha cerrado ambas promociones -una de 56 policías y otra de 47-, cuyos alumnos se encuentran ya realizando el curso de formación obligatorio en las instalaciones de la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA), en la localidad de Aznalcázar.

Al menos tres de los agentes que obtendrán plazas no cumplen con los requisitos recogidos en las bases de las oposiciones. En ellas se incluía la obligación de estar en posesión del permiso de conducción tipo A -específico para pilotar motos de gran cilindrada, como las que utiliza la Policía Local- en el momento de finalizar el plazo de presentación de solicitudes, que expiraba en junio de 2011. Incluso se recordó a los alumnos que acudieran con sus documentos al examen porque se comprobaría in situ si cumplían con los requisitos.

Aun así, cuatro opositores lograron hacer el examen, y aprobarlo, sin tener el permiso de conducción A en el plazo exigido. Tres de ellos están en la lista de admitidos y uno en la reserva. Se da la circunstancia, además, de que uno de estos supuestos intrusos es familiar directo de la compañera sentimental de uno de los miembros del tribunal. Tanto él como el que ha quedado en la reserva tenían el permiso A2, distinto al exigido, e incluso uno de ellos ya presentó una solicitud de que fuera admitida esta licencia como válida. El Ayuntamiento denegó esta petición remitiendo a la legislación de la Junta.

Los otros dos cuentan ya con el permiso tipo A, pero lo obtuvieron fuera de plazo, puesto que uno lo sacó en abril de 2012 y otro en agosto de este mismo año, según fuentes consultadas por este periódico. En ambos casos, obtuvieron el carné meses después de que terminara el plazo de presentación de solicitudes para acceder a la Policía Local de Sevilla. Pese a ello, los tres aprobados están ya formándose en la ESPA y se incorporarán a la plantilla como policías en prácticas en cuestión de semanas.

El pasado 5 de noviembre, un opositor presentó un escrito en el registro general del Ayuntamiento solicitando que se comprueben que todos los admitidos "poseen los permisos de conducción de las clases A, B y BTP con fecha de expedición anterior al 15 de junio de 2011, cuando concluyó el plazo de presentación de instancias para participar en este proceso selectivo" y que se excluyan a todos aquellos que no los posean.

A esto se le une el hecho de que hay opositores que se presentaron a pruebas de sólo uno de los dos concursos en marcha, cuando la práctica habitual entre los alumnos es la de realizar los exámenes de todas las convocatorias. Alumnos que en localidades como Santiponce obtuvieron una nota de 1 en el teórico unos meses antes, ahora han alcanzado el notable en una prueba que la mayoría de los opositores definió como de alta dificultad.

Otros de los admitidos han aprobado sin haberse presentado antes a ninguna prueba. Todos ellos son familiares o están directamente relacionados con mandos, policías en activo o sindicalistas. Dos hermanos, hijos de un mando del cuerpo, obtuvieron notas parecidas y acertaron prácticamente las mismas respuestas en el tipo test. La hija de otro jefe de la Policía también superó el examen con nota, al igual que su novio. Entre los admitidos también está el hijo de un destacado sindicalista y de un escolta del gobierno local.

Numerosos opositores han expuesto todas estas presuntas irregularidades en foros de internet y redes sociales, donde algunos han llegado a aseverar que hubo filtraciones de las preguntas del examen teórico. También hay muchos comentarios acerca de la práctica de algunas de las aspirantes de inyectarse silicona en las plantas de los pies para conseguir la altura de 1,60 metros que viene recogida en las bases. Y no deja de llamar la atención que la página web del Ayuntamiento de Sevilla, donde se habían publicado todos los datos relacionados con las oposiciones durante todo el proceso, haya retirado ahora cualquier información relacionada con las pruebas de acceso en marcha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios