Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Sevilla

Pacto de caballeros para la colección Carranza

  • La ciudad podrá disfrutar de la exposición, cedida al Ayuntamiento por 20 años, la próxima primavera en el Real Alcázar, para lo cual se habilitará el Cuarto Alto del Almirante · Aún no está firmado el contrato de cesión.

Tras doce años de gestiones la Colección de Cerámica de Triana Miguel Ángel Carranza, en recuerdo al hijo de Vicente, el primer coleccionista de cerámica ya fallecido, tendrá su sitio en la capital hispalense. Aunque el tiempo de espera ha sido largo, en toda esta historia ha habido una constante: “el deseo de Vicente Carranza de que su colección de Triana se disfrute en Sevilla”, según la delegada de Cultura Maribel Montaño.

Carranza no quiso hacer ningún tipo de declaración puesto que, a pesar de que en la reunión mantenida previamente con el alcalde y la delegada se han adelantado algunos puntos del acuerdo, lo cierto es que todavía no hay ningún tipo de contrato firmado, aunque según Montaño la redacción del mismo “está muy avanzada”. “Hablaré cuando todo esté cerrado”, argumentó Carranza. De momento, pacto entre caballeros para la cesión de la colección y su ubicación en dos espacios complementarios.

La colección, que tiene una gran importancia patrimonial, está formada por una mil piezas, que datan del siglo XIII al XVIII,  con un valor artístico y económico incalculable. Sin embargo, Vicente Carranza las ha cedido todas a la ciudad de Sevilla.

Parte de esa muestra, concretamente las cerámicas del siglo XIII al XVIII estarán expuestas de forma permanente en tres salas del espacio denominado Salas del Cuarto Alto del Almirante del Real Alcázar, a partir del próximo mes de mayo o junio. Para ello debe acondicionarse de manera adecuada las instalaciones. El resto de la colección, es decir,  las piezas de finales del siglo XVIII hasta el XX, permanecerán de manera definitiva en el futuro Museo de la Cerámica de Santa Ana, que se ubicará en el barrio de Triana, “lo que conllevará a un contenido atractivo a la visita y al desarrollo de barrio”, en palabras de Montaño.

Asimismo habrá un catálogo conjunto y único de la colección Carranza donde se actualizarán todas las piezas de ésta. El profesor Antonio Pleguezuelo en colaboración con el actual alcaide del Real Alcázar, Antonio Rodríguez Galindo, serán los encargados de llevar este proyecto a cabo. Una proyección videográfica mostrará también el contenido completo de la totalidad de la colección, que se encuentra en el Museo de Santa Cruz de la localidad toledana de Talavera de la Reina y en Museo Comarcal de Daimiel, localidad natal de Vicente.

Las piezas se cederán al Ayuntamiento de Sevilla por un periodo de 20 años, en la forma jurídica denominada de comodato, a partir de los cuales “se tomarán las decisiones oportunas”. El Consistorio dispondrá de espacios en las Salas del Cuarto Alto del Almirante para continuar con su programa de exposiciones eventuales cuyas visitas ascienden a más de 150.000.

Tanto el transporte de las piezas como el seguro y la vigilancia de éstas serán aportaciones municipales. Montaño ha querido agradecer la realidad de este proyecto a numerosas personas, desde Soledad Becerril, ex alcaldesa de Sevilla y en cuyo mandato comenzaron las negociaciones, hasta Cristina Maestre, concejal del Ayuntamiento de Daimiel, pasando por el antiguo delegado de Cultura, Juan Carlos Marset, o el ex presidente y el actual presidente de Castilla-La Mancha, José Bono y José Mª Barreda, respectivamente, entre otras muchas personalidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios