Sevilla

El Palacio Arzobispal vuelve a abrir sus puertas a la visita cultural

El Palacio Arzobispal vuelve a abrir sus puertas a la visita cultural. El Palacio Arzobispal vuelve a abrir sus puertas a la visita cultural.

El Palacio Arzobispal vuelve a abrir sus puertas a la visita cultural. / Antonio Pizarro

Comentarios 1

El Palacio Arzobispal de Sevilla abrirá sus puertas de nuevo a la visita cultural. Será a partir de octubre, por segundo año consecutivo, dos sábados al mes con cuatro turnos por jornada. Cada grupo constará de treinta personas que realizarán un recorrido guiado por las dependencias nobles de un edificio que data de mediados del siglo XVI y está considerado Monumento Histórico Artístico desde el año 1969, según informó el Arzobispado.

Al igual que sucedió el pasado curso, el primer turno de visitas será a las diez de la mañana y los restantes a las once, doce y una. A diferencia de la primera temporada de visitas, las entradas podrán adquirirse directamente en la Librería Diocesana (no se habilitará un módulo de entradas en la web diocesana) a partir de hoy viernes. De los ocho turnos mensuales, uno será gratuito -el primero del último día de visita de cada mes-, y los siete restantes siguen al precio único de seis euros por visitante. Sólo hay una limitación a la hora de comprar entradas: se podrán obtener un máximo de cuatro por persona y día de visita.

Algunas de las valiosas pinturas que atesora el Arzobispado de Sevilla. Algunas de las valiosas pinturas que atesora el Arzobispado de Sevilla.

Algunas de las valiosas pinturas que atesora el Arzobispado de Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

Las entradas estarán a la venta desde el mes anterior, si bien las gratuitas podrán retirarse desde el primer día hábil del mes correspondiente a la visita.

Recorrido catequético y cultural

Durante la visita, que dura en torno a cuarenta y cinco minutos, se mostrará el interior de un edificio que alberga las oficinas de la curia diocesana y es residencia del arzobispo. El recorrido, que atraviesa las dependencias en las que se custodia un auténtico tesoro artístico, tendrá un carácter eminentemente catequético y cultural, en la medida que se detendrá en unas obras de arte que “pueden ser aprovechadas para la evangelización y la catequesis”, según destacó el Arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, en un reciente encuentro digital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios