Sevilla

La Plaza de San Román gana un amplio acerado ante la parroquia

  • El ayuntamiento informa de la conclusión de la primera fase de reurbanización, que ha contado con una inversión superior a los 25.500 euros.

Cabrera junto a varios vecinos durante su visita a la Plaza de San Román. Cabrera junto a varios vecinos durante su visita a la Plaza de San Román.

Cabrera junto a varios vecinos durante su visita a la Plaza de San Román. / M.G.

La Plaza de San Román y su entorno ya lucen renovadas tras finalizar las obras de mejora de la accesibilidad a las que se ha sometido. El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Distrito Casco Antiguo en coordinación con la Gerencia de Urbanismo, informa de la conclusión de la primera fase de reurbanización de esta zona.

Estos trabajos han contado con una inversión en total de 25.572 euros y suponen una reordenación de la zona aledaña a la Parroquia de San Román con el objetivo de facilitar la movilidad peatonal. Tras la finalización de esta primera fase, el gobierno municipal ha informado en una nota que prevé abordar la reurbanización del resto de la plaza, la calle Peñuelas y otras vías ubicadas en la zona.

Las obras han permitido eliminar las diversas rasantes que se encontraban delante de la fachada de la parroquia que, en su confluencia con la vía habilitada para la circulación de los vehículos, inducían a la confusión tanto a peatones como a conductores, además de dificultar el tránsito a las personas con movilidad reducida.

Estas han consistido en la modificación del acerado y en su recrecido con una sola rasante, cuya cota la marca la propia iglesia. También se ha eliminado el carril interior que existía hasta las puertas del templo y se ha separado la parte peatonal de la que está asignada al tráfico rodado con bordillo.

La anchura, pendiente y señalización de este espacio se ha realizado conforme a la normativa de accesibilidad universal y se han plantado dos árboles delante de la iglesia, lo que supone que esta plaza cuenta por primera vez con arbolado.

El acerado se ha ejecutado con solera de hormigón y el adoquín es de granito. Los pasos de cebra rebajados permiten, además, transitar sin obstáculos para quienes acceden desde la calle Matahacas y se dirigen hacia Enladrillada.

El delegado del Distrito Casco Antiguo, Juan Carlos Cabrera, ha subrayado en una visita a la zona que la plaza "ha ganado un importante espacio para el disfrute de los vecinos". Asimismo, ha destacado que "tal y como se viene haciendo en todos los proyectos", el Consistorio se marca como "principal objetivo" que las calles del centro sean más transitables para los peatones, "especialmente para las personas con movilidad reducida".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios