Sevilla

La Policía detiene a dos ladrones de la mafia georgiana robando pisos en Triana

  • Los delincuentes carecen de antecedentes en España pero acababan de salir de la cárcel en Rusia

  • El juez de Guardia los ha dejado en libertad

Objetos intervenidos en la operación policial. Objetos intervenidos en la operación policial.

Objetos intervenidos en la operación policial. / DGP

La mafia georgiana ha vuelto a Sevilla. Es algo habitual de cada verano, cuando delincuentes de este país vienen a la capital andaluza para robar en todos los domicilios vacíos que encuentran a su paso. La Policía Nacional ha detenido a dos ladrones de pisos, integrantes de una organización criminal de Georgia, cuando salían de un bloque de la plaza Alfonso Jaramillo, en Triana.

Los dos delincuentes no tenían antecedentes en España, pero acababan de salir de la cárcel en Rusia. A ambos se les acusa de varios robos con fuerza en domicilios de Sevilla. Para ello usaban técnicas especializadas de cerrajería, que le permitía abrir puertas sin causar daños, según ha informado este martes la Policía Nacional en un comunicado.

La Policía recuerda que este tipo de delincuentes suele aprovechar los meses de julio y agosto para estudiar los desplazamientos por vacaciones y asegurar así la ausencia de moradores en los domicilios en los que entran a robar.

Para tener constancia de que el piso está vacío colocan testigos en las puertas. Suelen ser pequeños trozos de plástico o tiras de pegamento que encajan entre el marco y la propia puerta. Transcurridas unas 24 horas desde que lo instalan, vuelven y comprueban las viviendas donde los testigos estén intactos, suponiendo así que los propietarios están ausentes y que tienen vía libre para entrar.

Uno de los plásticos que dejan los ladrones como testigos. Uno de los plásticos que dejan los ladrones como testigos.

Uno de los plásticos que dejan los ladrones como testigos. / DGP

Como consecuencia del aumento de robos en interior de domicilios que se suele producir en los meses estivales, la Policía estableció un dispositivo especial de prevención, centrado especialmente en los barrios de Triana, Los Remedios y Nervión.

Durante el desarrollo de este operativo, los agentes detectaron a dos individuos sospechosos, que fueron sometidos a una serie de comprobaciones y vigilancias. La Policía los identificó como dos miembros de la mafia georgiana. Ambos fueron sorprendidos in fraganti a las tres de la madrugada del día 11 de agosto. 

Tras someterlos a un cacheo de seguridad, los policías les intervinieron multitud de útiles destinados a la comisión de dichos robos, tales como ganzúas, extractor de bombín y llaves modificadas, entre otros objetos. En la revisión del edificio se localizaron los marcadores de plástico en las puertas y una cerradura forzada, por lo que fueron detenidos como presuntos autores de un delito de robo con fuerza.

Además de los útiles para el robo les fue intervenido un vehículo con multitud de caletas, como se denomina en el argot policial a los huecos ocultos para esconder las herramientas y los objetos robados. Los detenidos, de 46 años, habían cumplido una pena de prisión en Rusia y utilizaban varios pasaportes con identidades falsas para intentar evitar así ser identificados por la Policía.

El juez de Guardia los ha dejado en libertad con cargos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios