Crimen machista en Los Pajaritos

Un delincuente mata a puñaladas a su ex pareja en Los Pajaritos

  • El sospechoso es Enrique Román Bernasconi, quien asestó varias cuchilladas a la víctima, una mujer de origen marroquí de 36 años

  • Un hijo menor de la fallecida alertó al servicio de emergencias 112

Comentarios 5

Un crimen machista en Los Pajaritos, el barrio que repite como el más pobre de España en las estadísticas de indicadores urbanos. Un delincuente habitual, Enrique Román Bernasconi, alias “Quique” y de 51 años, que había salido de prisión a principios del pasado verano, acabó con la vida de su ex pareja, una joven marroquí de 36 años y madre de dos hijos menores de edad, uno de los cuales fue precisamente el que pidió auxilio al servicio de emergencias sanitarias 112, tras descubrir que su madre agonizaba en el rellano de la puerta de su casa. Eran las 08:48 horas de ayer y la llamada del niño movilizó a los servicios sanitarios y a los cuerpos de Seguridad.

Hasta el número 3 de la calle Carena se trasladaron de inmediato efectivos sanitarios, así como de la Policía Judicial, la unidad de Policía Científica, y el Grupo de Homicidios. La mujer, de origen marroquí y de 36 años, vivía en la tercera planta. Su presunto agresor y antiguo compañero sentimental, Enrique Román, en un piso inferior, en el segundo izquierda. Ambos habían mantenido tiempo atrás una relación sentimental que había acabado en una denuncia por presuntos malos tratos, pero no existía una orden de alejamiento ni se habían adoptado medidas cautelares sobre él.

Los servicios sanitarios no pudieron hacer nada por salvarle la vida a la mujer, que presentaba varias heridas por arma blanca.

Desde ese momento se inició la búsqueda del principal sospechoso, Quique, que inicialmente se dio a la fuga pero fue detenido sobre las 14:00 horas de ayer por los agentes del Grupo de Homicidios, que procedieron al traslado del presunto asesino hasta las dependencias de la Jefatura Superior de Blas Infante para tomarle declaración y continuar con la instrucción del correspondiente atestado que se trasladará al juzgado.

El detenido cuenta con varias detenciones anteriores, entre ellas algunas por abusos sexuales, malos tratos, contra la seguridad del tráfico, y quebrantamiento, según confirmaron a este periódico fuentes de la investigación.

En su historial delictivo destacan asimismo, además de los antecedentes por abusos sexuales, cuatro denuncias de mujeres anteriores y una orden de alejamiento respecto a otra mujer que reside en Córdoba.

La Policía practicó ayer un registro en el domicilio de Enrique Román Bernasconi, en torno a las 13:00 horas de ayer, y los agentes abandonaron el inmueble media hora después.

La Policía recupera un cuchillo de una alcantarilla próxima al domicilio de la víctima. La Policía recupera un cuchillo de una alcantarilla próxima al domicilio de la víctima.

La Policía recupera un cuchillo de una alcantarilla próxima al domicilio de la víctima. / Raúl Caro / EFE

En una inspección ocular realizada en torno al bloque de viviendas, los investigadores hallaron un cuchillo dentro de una alcantarilla próxima al domicilio de la joven marroquí.

La fallecida no sólo había denunciado a su presunto asesino por malos tratos. Según la Policía, su ex marido, que está actualmente en prisión, también fue denunciado por haberla maltratado y en este caso sí que existía precisamente una orden de alejamiento que se estaba cumpliendo con “protección de la Policía Local” de Sevilla, según confirmaron fuentes policiales.

Tras el suceso, la Junta de Andalucía puso en marcha el protocolo para atender a los dos hijos de la mujer asesinada, que tendrían nueve y 13 años, y que ya están asistidos por la Administración autonómica mientras se contacta con su familia más próxima, según han apuntado otras fuentes. De hecho, uno de los menores, el que alertó a los servicios sanitarios del 112, permaneció ayer durante varias horas en el domicilio, acompañado por los agentes de la Policía Nacional.

El detenido continuaba esta noche en los calabozos de la Jefatura de Blas Infante, mientras los agentes del Grupo de Homicidios continuaban las pesquisas. Lo más probable es que los investigadores agoten el plazo legal de las 72 horas antes de proceder a la puesta a disposición judicial del arrestado por este nuevo crimen machista.

En la misma calle donde se ha producido este asesinato tuvo lugar otro crimen en agosto de 2017. José Ocaña, de 26 años, murió apuñalado presuntamente por Omar Mimi, un ciudadano marroquí de 35, al que le había alquilado ilegalmente una vivienda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios