Violencia de género La Policía reanima a un hombre que sufrió un infarto tras agredir a su ex mujer en Sevilla

  • El detenido pretendía que su víctima no declarase contra él en un juicio próximo

Agentes de la Policía Local de Sevilla han detenido recientemente a un varón de 49 años de edad tras causar, presuntamente, daños en el mobiliario de la vivienda de su exmujer e intentar agredirla con un cuchillo de cocina de grandes dimensiones.

Alrededor de la pasada medianoche, una llamada al 092 alertaba de un episodio violento en una vivienda de la calle Los Romeros de la capital. Al parecer, un varón estaba agrediendo a su expareja y estaba causando daños en su vivienda, según ha informado Emergencias Sevilla en un comunicado. En este sentido, el Delegado de Gobernación, Juan Carlos Cabrera (PSOE), ha destacado "la rápida intervención de los agentes tras la llamada de auxilio de la víctima".

Una dotación de la Policía Local se personó en el domicilio contactando con la víctima, una mujer de 47 años, que, supuestamente, unas horas antes, cuando se bajaba de un autobús, se encontró con su expareja, posteriormente detenido, quien comenzó a insultarla y golpearla, así como requerirle a voces que no declarase en contra suya al tener previsto un juicio próximamente.  El agresor logró sustraerle el teléfono antes de que ella pudiese zafarse y huir del lugar.

Un par de horas más tarde, cuando la víctima llegó a su domicilio, encontró al agresor en su interior y destrozando el mobiliario. "Al verla, trató de agredirla con un cuchillo de cocina de unos 30 cms. de longitud. Ante esta situación, ella pudo refugiarse en casa de una vecina y avisar al 092".

Así, cuando los agentes accedieron al interior, pudieron observar el cuchillo en cuestión clavado en la mesa y muchos objetos fracturados. En el suelo, el presunto agresor estaba inconsciente, junto a varios envases de medicamentos que pudiera haber ingerido.

Los agentes trataron de reanimarle dado que tenía las constantes vitales muy débiles, llegando a perderlas en varias ocasiones. Así lo hicieron hasta la llegada de los sanitarios que lograron estabilizarlo y trasladarlo a un hospital, donde quedó ingresado por haber sufrido varias paradas cardíacas. Fue custodiado por la Policía Local, para ser puesto a disposición judicial posteriormente.

 La víctima fue trasladada a un hospital para ser atendida de una crisis de ansiedad.Cabrera ha recordado "la importancia de denunciar cualquier situación violenta que pudiera darse para poder actuar lo antes posible y ofrecer los recursos existentes desde el Ayuntamiento. Ante cualquier indicio de violencia, deben avisar al 016 para recibir la asistencia e información necesaria en estos casos. Un teléfono que no deja rastro en la factura", ha añadido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios