Sevilla

Primeros contactos sin incidencias entre los clanes rivales del Polígono Sur

  • Todas las familias chabolistas de Tablada dan por finalizado el conflicto al dejar el exilio y regresar a sus antiguas viviendas

Comentarios 14

Las familias pertenecientes al colectivo de chabolistas de Tablada exiliados del Polígono Sur a raíz de la muerte de un joven de 17 años que falleció como consecuencia de una bala perdida que recibió en un enfrentamiento dan por finalizado, por ahora, el conflicto existente con la familia del joven, dado que todos han retornado a sus antiguas viviendas. Uno de los portavoces del colectivo, Horacio, indicó a Europa Press que "todos han vuelto ya, no queda nadie por ahí, y al menos hasta el momento no ha habido ningún tipo de incidencia", todo ello teniendo en cuenta que, además, ya han existido contactos entre miembros de ambos clanes.

"Quiera Dios que todo siga como está porque estábamos ya hartos y la situación, sobre todo para los menores, era muy precaria", dijo este miembro del grupo, que se congratuló de la ausencia de incidentes.

En prevención de posibles enfrentamientos, las fuerzas y cuerpos de seguridad mantienen una fuerte presencia en la zona, según anunció a Europa Press el presidente de la asociación de vecinos Martínez Montañés, Rafael Pertegal, que ya dio cuenta de la progresiva entrada de los chabolistas a sus antiguas viviendas. El retorno a los hogares, a su vez, sigue siendo objeto de investigación por parte de la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía.

Numerosas familias arraigadas en el entorno marginal de las Tres Mil Viviendas huyeron de la zona por temor a "represalias" como consecuencia del tiroteo que el pasado 29 de marzo se saldó con la muerte de un menor de etnia gitana de 17 años en la calle José Sebastián Bandarán, donde una bala perdida alcanzó en la cabeza al menor mientras presenciaba el intercambio de disparos entre clanes de etnia gitana desde un todoterreno conducido por su propio padre.

Estas familias abandonaron el Polígono Sur prácticamente al día siguiente de que se produjera este tiroteo, si bien la muerte del menor no aconteció hasta días más tarde en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Virgen del Rocío.

Estas familias ya protagonizaron en 2004 el desalojo del poblado chabolista de Los Bermejales crearon un asentamiento de infraviviendas entre el puente de Juan Carlos I y el puente de hierro de San Juan, de donde fueron desalojados el 3 de julio al ser suelos del Ministerio de Economía y Hacienda. Desde entonces, estas familias han sido expulsadas del Charco de la Pava, de la carretera que conduce a la base militar de El Copero y de dos enclaves de San Juan de Aznalfarache. Recientemente, el grupo sufrió la muerte de un bebé.

41

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios