Sevilla

El Psiquiátrico Penitenciario alberga más pacientes que plazas disponibles

  • El centro, inaugurado en 1990 y con una capacidad máxima para 158 presos con enfermedad mental, tiene una ocupación media del 117% Andalucía aporta el 38% del total de reclusos.

El triple crimen cometido la semana pasada por Luis Miguel Briz Torrico, que acabó con la vida de sus padres y de su hermana durante un posible brote psicótico, ha vuelto a poner de actualidad el problema de los enfermos mentales que no siguen su tratamiento y que acaban en prisión, recluidos en módulos psiquiátricos. De hecho, el Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Sevilla, ubicado en la cárcel de Sevilla-I, está saturado de enfermos mentales que están cumpliendo una medida de seguridad, tras haber delinquido.

El centro fue inaugurado en 1990 y cuenta con una capacidad máxima para 158 internos, pero la ocupación media es del 117%, ya que oscila entre los 175 y 185 internos, según confirmaron a este periódico fuentes próximas a Instituciones Penitenciarias.

El hospital Psiquiátrico Penitenciario de Sevilla es, junto al de Alicante, el único centro penitenciario especializado para acoger a este tipo de reclusos. El Psiquiátrico de Alicante, inaugurado en 1984, tiene una capacidad para acoger a 371 internos que cumplen medidas de seguridad.

El número enfermos mentales que, a fecha 31 de diciembre de 2012, estaban internados en los hospitales psiquiátricos penitenciarios de Sevilla y Alicante asciende a 655, lo que representa un 0,95% de la población reclusa de España en ese período, que era de 68.597 presos. De este total, 56.109 son internados que estaban cumpliendo una condena, mientras que 10.938 son presos preventivos, según explicaron las mismas fuentes consultadas.

Si se comparan estos datos con las estadísticas penitenciarias de 2011, se observa un incremento tanto del número de enfermos mentales que están cumpliendo medidas de seguridad como del porcentaje que representan dentro de la población reclusa total. Así, en 2011 el número de presos que había en España era sensiblemente superior, ya que se situaba en 70.472 internos. De este total, 57.440 estaban cumpliendo una condena y 12.148 eran preventivos, mientras que los enfermos que se hallaban internados con una medida de seguridad ascendían a 605, lo que supone un 0,85% del total de presos.

En los últimos años prácticamente se ha duplicado el número de enfermos que hay en los hospitales psiquiátricos penitenciarios, debido a las reformas legislativas que, al igual que ocurrió con la violencia sobre la mujer, pasaron a tipificar como delitos conductas de violencia doméstica que hasta entonces eran consideradas como simples faltas, como las agresiones de estos enfermos a sus padres y otros familiares, que son los que tienen un contacto más directo con estas patologías. En 1997 los hospitales psiquiátricos de Sevilla y Alicante albergaban a 334 enfermos mentales en cumplimiento de alguna medida de seguridad, cifra que creció hasta los 451 en 2003, a 581 en 2006, para culminar en los 655 registrados a 31 de diciembre de 2012.

Por comunidades, Andalucía es la que registra el mayor número de enfermos mentales internados por haber delinquido, con un 38% del total, seguida de Valencia, con un 16%, y Madrid, con el 11%. El resto representa un porcentaje de un 5% o inferior.

Del total de enfermos internados en Andalucía, el 54,41% cumplen medidas de seguridad superiores a los cuatro años, lo que implica que han sido condenados por un delito de especial gravedad -como pudiera ser un homicidio o un asesinato-, mientras que el 9,8% cumplen medidas de entre tres y cuatro años, el 8,33% de entre dos y tres, el 17,65% de entre uno y dos años, y un 9,8% menos de un año. Un poco más de la mitad de estos internos (el 56,92%) accedían a los centros con un tratamiento psiquiátrico previo, mientras que el 43,08% lo hacían sin tratamiento.

La estancia media de estas personas en los hospitales psiquiátricos era en 1999 de 2.121 días, mientras que en 2008 bajó a 1.170 días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios