autoridad portuaria · asuntos tratados en el consejo de administración

El Puerto recibe barcos de mayor calado tras aplicar los estudios sobre las mareas

  • La dársena de los muelles se ha dragado para recuperar su profundidad original y permitir la entrada de buques con 7,20 metros de fondo.

  • Los barcos pueden cargar ya 300 toneladas más.

El buque Sider Maracaibo llegó el lunes con 7,11 metros de calado y 7.300 toneladas de fertilizantes. El buque Sider Maracaibo llegó el lunes con 7,11 metros de calado y 7.300 toneladas de fertilizantes.

El buque Sider Maracaibo llegó el lunes con 7,11 metros de calado y 7.300 toneladas de fertilizantes.

El Puerto de Sevilla ha establecido una nueva escala de calados máximos para entrar en la canal de navegación del Guadalquivir que admite barcos con más fondo y, por tanto, que lleven más carga (300 toneladas más), lo que abarata los costes de transporte. El calado máximo ha pasado de los 7 metros a sumar otros 20 centímetros más (7,20 metros), y lo ha hecho al tener en cuenta los estudios científicos que apuntaban "a una amplitud de la onda de marea a lo largo de la ría del Guadalquivir superior a la que históricamente se estimaba" y tras adecuar los muelles de la dársena artificial del Puerto a la profundidad original con que se construyó en su día, según informó este miércoles la Autoridad Portuaria. El cambio fue notificado este miércoles a los miembros del consejo de administración del Puerto, donde se explicó que se ha recuperado el calado histórico de la dársena artificial en la zona de los muelles que se había aterrado con el paso de los años.

Ambas circunstancias han hecho posible que este lunes 25 de julio entrara en el Puerto el primer barco en acogerse a esta nueva escala, el Sider Maracaibo (en la imagen), que entró con 7,11 metros de calado llevando unas 7.300 toneladas de fertilizante.

Respecto a los estudios científicos sobre la marea, el Puerto explicó que los distintos estudios científicos que se han realizado sobre el estuario en los últimos años (desde 2010 hasta hoy) ya apuntaban que los barcos podían aprovechar aún más las ondas de marea que sumaban más volumen de agua a la profundidad de la canal. Y añade que estos datos han sido corroborados en la segunda fase de investigación de los estudios del estuario, y que la decisión se ha tomado "como consecuencia de este mayor conocimiento".

Esta medida forma parte de la primera fase del Programa de optimización de la navegación que la Institución portuaria anunció el pasado mes de marzo y con el que pretende mejorar el acceso marítimo al Puerto bajo criterios de sostenibilidad.

Según el presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Manuel Gracia, "este avance nos permitirá crear unas mejores condiciones logísticas y ser una plataforma intermodal más competitiva para el desarrollo económico del territorio". De hecho, el aumento del calado en 20 centímetros equivale a alrededor de 300 toneladas más transportadas por buque, lo que supone una reducción de los costes logísticos para los operadores que mueven mercancía en el Puerto. Con esta medida "Sevilla y su área metropolitana se convierten en un escenario más atractivo para la inversión privada y para la instalación de empresas", dijo Gracia.

El Puerto expone que el programa de actuaciones para optimizar la vía navegable se basa "en mejoras operativas, como el empleo de la doble marea y la programación con mayor precisión de las salidas y entradas de los buques, y en desarrollos tecnológicos, como medidas de simulación, instrumentación del estuario e implementación de un sistema de ayuda a la explotación basado en la aplicación de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC)".

Los estudios científicos apuntaban a que se podían aprovechar más las ondas de marea

La navegación por el Guadalquivir hasta el Puerto de Sevilla tiene un recorrido de 90 kilómetros que suponen un trayecto de aproximadamente cinco horas. Los barcos circulan por la canal de navegación y la travesía está marcada por el régimen de mareas, de forma que los buques navegan aprovechando la pleamar. Esto es así porque la onda de marea, que llega hasta la esclusa sevillana, permite aprovechar al máximo la canal de navegación e incrementar así el calado operativo de los mercantes. Es decir, a la profundidad del fondo del cauce de la ría, se le suma la altura de agua que aporta la onda de marea. Para conocer el régimen de las mareas, anualmente el Instituto Hidrográfico de la Marina publica las tablas de marea con los datos de Chipiona, Bonanza y Sevilla.

Rocket Logística se instala en 11.300 metros del Puerto

El Puerto aprobó este miércoles en su consejo otorgar una concesión administrativa a Rocket Logística, S.L. por 25 años para ocupar una superficie de 11.300m2 junto a la carretera de la Esclusa. La empresa realizará actividades de almacenamiento y grupaje, en especial vinculadas a la logística del frío, y contará con instalaciones frigoríficas destinadas al tráfico de frutas y verduras, principalmente entre los puertos de Canarias y Sevilla. Con esta nueva concesión el Puerto impulsa la eficiencia del sistema logístico intermodal y mejora el tráfico contenerizado de productos perecederos entre las Islas y la península. En 2016 el Puerto movió 98.884 toneladas de frutas, hortalizas y legumbres fundamentalmente con Canarias, ya que Sevilla es uno de los principales puertos de España de aprovisionamiento y salida para sus mercancías.

Instalaciones de Tecade, en los suelos de Astilleros. Instalaciones de Tecade, en los suelos de Astilleros.

Instalaciones de Tecade, en los suelos de Astilleros. / juan carlos muñoz

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios