Protección del regionalismo

Urbanismo suspende ocho meses las intervenciones en 36 inmuebles de Nervión

  • El catálogo definitivo para proteger el patrimonio del barrio incluye 69 inmuebles tras el periodo de alegaciones

  • Los técnicos deciden descatalogar las fincas del número 52 y 55 de Cardenal Lluch y 126 de Beatriz de Suabia

Una mujer circula en bicicleta a escasos metros del hotel Los Lebreros. Una mujer circula en bicicleta a escasos metros del hotel Los Lebreros.

Una mujer circula en bicicleta a escasos metros del hotel Los Lebreros. / Juan Carlos Vázquez

La Gerencia de Urbanismo ha culminado el proceso para la protección del barrio de Nervión con la aprobación definitiva del catálogo, que incluye un total de 69 inmuebles. Este documento será remitido al próximo Pleno para su entrada en vigor definitiva, una vez culminados todos los trámites y los procesos de participación y las alegaciones, así como ante la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico. Este último organismo de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía ha considerado que ha de establecerse un plazo para la suspensión de las intervenciones en aquellos inmuebles que quedan sujetos a la nueva calificación preventiva.

Esta calificación constituye una novedad en la protección de inmuebles, entendida como cautela para aquellas edificaciones que por sus características arquitectónicas o patrimoniales pudieran ser objeto de una protección específica. Para atender al requerimiento efectuado por la Consejería de Cultura, la Gerencia ha fijado un plazo de ocho meses para una aprobación expresa de la ficha de catalogación de los inmuebles en situación de calificación preventiva y que pasen a engrosar el catálogo de Nervión.

El texto del catálogo que se somete a aprobación definitiva recoge también algunas modificaciones respecto del aprobado con carácter provisional, producidas como consecuencia de las alegaciones recibidas en el trámite de información pública. En concreto, se han recibido cinco alegaciones, cuatro de las cuales corresponden a los titulares de cuatro inmuebles que habían sido incluidos con carácter preventivo en el catálogo de Nervión. Tras estudiar estas alegaciones se ha decidido descatalogar tres edificaciones localizas en las calles Cardenal Lluch 52 y 55 y Beatriz de Suabia nº 126, ya que la documentación aportada por los alegantes deja claro que ninguno de estos inmuebles posee características propias para su protección patrimonial, y mantener la categoría de catologación preventiva para el cuarto inmueble, sito en calle Marqués de Nervión, 100. Tras descatalogar estos tres inmuebles, la relación total de edificios protegidos en este catálogo se eleva hasta los 69, siendo 36 de ellos con carácter preventivo hasta la elaboración, si procede, de sus correspondientes fichas.

La quinta alegación presentada proviene de la Orden Hospitalaria San Juan de Dios y alude a las determinaciones de la ficha de catalogación del edificio del hospital, argumentando que algunas de estas determinaciones son contrarias al proyecto de reforma y ampliación del centro que está en ejecución. Analizada por Urbanismo la documentación presentada a este respecto, y teniendo en cuenta el interés general del uso de este edificio, se ha procedido a su revisión al objeto de armonizar el mejor funcionamiento del servicio público sanitario que se presta con la protección del inmueble.

La elaboración de este documento de catálogo fue un compromiso del gobierno de la ciudad a la vista de los riesgos que se cernían sobre muchos inmuebles de estilo regionalista y racionalista del barrio, ante la ausencia de protección alguna que los preservara de intervenciones arquitectónicas que pudieran afectarles de manera negativa o irreversible. Asimismo, con su redacción y aprobación se da respuesta a las demandas de distintas asociaciones y de colectivos ciudadanos afloradas en los últimos años, en el sentido de que se ampliara la relación de edificios del barrio que deben ser catalogados y protegidos. Hasta su redacción, sólo once edificaciones de Nervión contaban con protección al estar recogidas en el catálogo periférico del PGOU.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios