Sevilla

Restauración de la tapia almenada de los Jardines de Murillo

La fuente de Catalina de Ribera y la muralla del Alcázar en el paseo que lleva su nombre. La fuente de Catalina de Ribera y la muralla del Alcázar en el paseo que lleva su nombre.

La fuente de Catalina de Ribera y la muralla del Alcázar en el paseo que lleva su nombre. / Juan Carlos Muñoz

El Real Alcázar de Sevilla ha proyecto para el este año la restauración de los 285 metros de tapia que separan los jardines del Paseo de Catalina de Ribera. Esta estructura con valor patrimonial, en la que se inserta la bella fuente dedicada a la noble medieval, fue sometida a una intervención de urgencia hace unos meses debido al delicado estado de conservación, con riesgo severo de desprendimientos. Entre las actuaciones proyectadas se encuentra restaurar si fuera posible el cerramiento que bascula en algunos tramos del muro, hacer un muelle de descarga hacia el interior e instalar un soporte para que la vegetación no descanse directamente sobre la tapia.La dirección del monumento acaba de sacar a licitación el proyecto básico y de ejecución de estos trabajos, la dirección de la obra y su ejecución material.

El contrato se fundamenta en las deficiencias que presenta el estado de conservación de la tapia almenada, de 285 metros de longitud por cinco de altura, aproximadamente, y en la necesidad de elaborar un proyecto básico y de ejecución en el que se identifiquen las patologías que afectan actualmente a este muro, para diseñar una intervención para su reparación y restauración adaptada a sus características funcionales, materiales y estéticas, así como para su conservación y mantenimiento futuros. Para ello, ya se han realizado una serie de estudios de reconocimiento estructural y geotécnico de la tapia almenada.

Las almenas que coronan la tapia. Las almenas que coronan la tapia.

Las almenas que coronan la tapia. / Juan Carlos Muñoz

La intervención, que se hará en la dos caras comprendidas entre las puertas de la Alcoba y la del Campo, contendrá una serie de actuaciones mínimas. Entre ellas, se encuentra el diseño de un muelle de descarga en la Puerta del Campo para facilitar la maniobra de los dúmper durante la descarga de residuos sobre cubas y contenedores. Para la intervención se deberá analizar el estado actual de estabilidad en que se encuentra la propia tapia, así como la fuente-monumento a Catalina de Ribera, en los Jardines de Murillo, ya que su estructura se encuentra adosada a la tapia en su parte exterior. Se deberá tener en cuenta la existencia de desplomes tanto hacia el interior como el exterior, la diferencia de cota entre el interior y el exterior de la tapia (Paseo Catalina de Ribera), influencia de la existencia de arriate, instalaciones de riego, estado de las instalaciones de abastecimiento y saneamiento de la fuente, etcétera.

Una vez analizadas todas las posibles causas que puedan afectar al deterioro de la tapia, se deberá proponer una solución constructiva que garantice la estabilidad estructural, así como la de la fuente-monumento, debiendo ser una solución acorde con los criterios de intervención de las normas actualmente en vigor de conservación de patrimonio. Así mismo, la solución constructiva que se proponga deberá ser lo más compatible con el resto del sistema constructivo de la tapia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios