Sevilla

La Revuelta pide garantías del uso artesanal de Pasaje Mallol

  • La asociación del Casco Norte recurrirá la licencia de obra si no hay talleres artesanales con vivienda

El cartel de la promoción a finales de octubre no hablaba de viviendas taller. El cartel de la promoción a finales de octubre no hablaba de viviendas taller.

El cartel de la promoción a finales de octubre no hablaba de viviendas taller. / m. g.

Comentarios 1

La Asociación Vecinal del Casco Norte de Sevilla La Revuelta reiteró este miécoles su "inquietud" por el convenio firmado para la promoción de viviendas en la calle Pasaje Mallol 11-13-15. La entidad vecinal recalca que ese convenio no alude, en ninguna de sus líneas, a la obligación del propietario de construir en este espacio talleres artesanales con posibilidad de vivienda en planta alta, como marca la norma urbanística de la ciudad. Esas parcelas están señaladas en la normas urbanísticas (PGOU) vigente con el color morado correspondiente a "uso productivo".

La Revuelta reitera que con esas condiciones -"un convenio que no hace referencia al uso artesanal, sino que únicamente fuerza a la propiedad a cumplir unos plazos"- el Ayuntamiento no puede darle licencia de obra al propietario. Si se le da licencia, la entidad vecinal se reserva el derecho de emprender acciones encaminadas a recurrir o impugnar la licencia. La Revuelta exige que el Ayuntamiento garantías de que serán talleres artesanales con vivienda y no viviendas con posibles talleres.

El convenio aprobado esta semana con la propiedad no especifica este punto

El convenio aprobado esta semana por el consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo es con la propiedad del inmueble enclavado en los números 11 y 13 de Pasaje Mallol para que levante 19 viviendas, lo que deja en suspenso el acuerdo del 19 de mayo de 2016 para su venta forzosa ante el incumplimiento del deber de conservar el edificio.

La Cooperativa de Viviendas Pasaje Mallol queda obligada a desarrollar las obras de edificicación en los siguientes plazos. Cuenta con seis meses para solicitar a la Gerencia la licencia de obras. Ese mismo periodo para arrancar las obras una vez concedida la autorización. Un periodo de 30 meses para culminar un proyecto que implica la recuperación de un inmueble emblemático del casco histórico. Por último, 30 días para solicitar la licencia de ocupación desde la emisión del certificado final de obras.

Urbanismo advierte en el expediente que el incumplimiento de estos plazos será constitutivo de infracción urbanística grave, lo que determinará la imposibilidad de iniciar o proseguir el proceso de construir estas viviendas y de obtener licencia para realizar cualquier tipo de obra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios