Sevilla

Serrano se incorporará a su plaza como juez cuando deje su actividad en Vox

  • El magistrado ha obtenido el puesto de titular del Juzgado de Lo Penal 13 de Sevilla

  • Exigirá una indemnización al Ministerio de Justicia "porque podría haberme incorporado hace años

Serrano en un mitin de Vox en la campaña de las elecciones andaluzas Serrano en un mitin de Vox en la campaña de las elecciones andaluzas

Serrano en un mitin de Vox en la campaña de las elecciones andaluzas

El presidente del Grupo Parlamentario de Vox, Francisco Serrano, se incorporará a la carrera judicial cuando decida abandonar su actividad política. Serrano ha obtenido plaza como juez en el Juzgado de lo Penal número 13 de Sevilla. El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado que el dirigente de Vox, en situación administrativa de servicios especiales de la carrera judicial, pasará a desempeñar la plaza en el Juzgado de lo Penal número 13 de Sevilla, “continuando en la misma situación administrativa”.

Serrano tiene un plazo de 20 días para tomar posesión como magistrado en el citado juzgado, algo que tiene previsto hacer el jueves, si bien de manera inmediata tendrá que renunciar y quedar en situación de “magistrado en servicios especiales”, dada su actual condición de parlamentario autonómico. En cualquier caso, Serrano señaló que cuando decida poner fin a su actividad como político se incorporará a ese puesto como magistrado en Sevilla.

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordó en enero declarar en situación administrativa de “servicios especiales” en la carrera judicial a Serrano.

El magistrado fue condenado en octubre de 2011 por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) a dos años de inhabilitación especial para empleo o cargo público por un delito de prevaricación culposa, tras modificar el régimen de visitas de un menor para que éste asistiese a una procesión de la Semana Santa de Sevilla. Esta condena fue confirmada por Tribunal Supremo y la elevó a diez años.

Posteriormente, este fallo fue anulado por el Tribunal Constitucional y Serrano pidió al CGPJ su ingreso en la carrera –ya había cumplido los dos años de inhabilitación que se le impusieron inicialmente– , si bien el órgano de gobierno de los jueces rechazó hacerlo al considerar que el cumplimiento de la pena de inhabilitación que le fue impuesta supuso la privación definitiva del cargo de magistrado.

Tras ello se ofreció un puesto al parlamentario de Vox en un tribunal de Badalona (Barcelona), pero lo rechazó y se quedó en Sevilla, donde abrió un despacho de abogados. Serrano ha dicho que podría haberse incorporado a la carrera judicial hace varios años pero lo ha impedido el “mal funcionamiento” de la administración, de manera que tiene solicitada una indemnización tanto económica como a efectos de contabilización de antigüedad ante el Ministerio de Justicia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios