Transporte público

Tussam agilizará sus tiempos de viaje en la zona Sur, Los Remedios y Triana

  • El Ayuntamiento va a corregir las carencias de la red de transporte urbano con 12 kilómetros más de carriles bus en grandes avenidas

  • Lo recomienda el diagnóstico del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS)

La confluencia de la avenida de las Delicias que desemboca en la Palmera es una de las avenidas principales hacia el Sur de Sevilla.

La confluencia de la avenida de las Delicias que desemboca en la Palmera es una de las avenidas principales hacia el Sur de Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

La red de autobuses urbanos de la ciudad que gestiona Tussam necesita mejorar sus tiempos de viaje porque estos son hoy superiores a los del resto de medios de transporte (coche, moto, a pie, en bici, en patinete). Así lo establece el diagnóstico del Plan de Movilidad Urbana y Sostenible de Sevilla (PMUS), que recomienda agilizar los tiempos de viaje del bus y su velocidad comercial, los dos requisitos más importantes para atraer más viajeros y dar un mejor servicio al usuario.

El Ayuntamiento de Juan Espadas y su delegado de Gobernación Juan Carlos Cabrera están dispuestos a corregir esas carencias detectadas en la red de autobuses urbanos y a cumplir las recomendaciones de los redactores del plan de movilidad, cuya aprobación se tramita a partir de septiembre una vez que se someta a un proceso de participación ciudadana.

El primer paso para hacerlo será ampliar la red de carriles bus en 12 kilómetros por las zonas que están peor conectadas, esto es, desde el Prado a los barrios del Sur, así como a Los Remedios y a Triana. La medida responde a otra de las conclusiones del plan de movilidad: que “la red de carriles bus se encuentra inconexa en algunos puntos, y es escasa en la zona sur”.

Mapa con los carriles bus que se ampliarían. Fuente: Gobernación y Fiestas Mayores, PMUS. Mapa con los carriles bus que se ampliarían. Fuente: Gobernación y Fiestas Mayores, PMUS.

Mapa con los carriles bus que se ampliarían. Fuente: Gobernación y Fiestas Mayores, PMUS. / Dpto. de Infografía

Según datos de Tussam, la ciudad cuenta en la actualidad con 35,2 kilómetros de carriles bus reservados para el uso del transporte público. Sobre la base de las recomendaciones del PMUS, el área de Gobernación y Fiestas Mayores va a priorizar la instalación de nuevos carriles bus en calles amplias.

Con esta reforma la red de carriles bus crecerá hasta alcanzar los 47,4 kilómetros.

Calles en las que se amplía el carril bus

Estas son las calles en las que se ampliarán los carriles bus:

En el entorno del Prado se ampliará el carril bus por la Avenida de María Luisa (1,4 kilómetros) y lo mismo se hará en la Avenida de la Palmera (3,8 kilómetros), en la calle Torcuato Luca de Tena (1,2 kilómetros) y en la Avenida Poeta Manuel Benítez Carrasco (1,9 kilómetros).

Hacia Los Remedios y Triana las ampliaciones previstas son en las calles López Gómara- Santa Fe (1,7 kilómetros) y en Virgen de Luján (2,3 kilómetros).

Tráfico en la Glorieta de los Marineros Voluntarios. Tráfico en la Glorieta de los Marineros Voluntarios.

Tráfico en la Glorieta de los Marineros Voluntarios. / Juan Carlos Vázquez

La segunda estrategia del Ayuntamiento para agilizar los tiempos de viaje de los autobuses urbanos será aumentar la protección de los carriles bus para evitar su mal uso por parte de vehículos particulares a través de separadores y de otras actuaciones.

La medida de los separadores se toma porque el plan de movilidad también incide en su diagnóstico de la red de transporte urbano sobre “la falta de disciplina viaria en el respeto de carriles reservados por el resto de usuarios, principalmente por ocupación de vehículos en doble fila”.

Los técnicos recomiendan elevar la velocidad comercial de los autobuses, es decir, la velocidad real a la que circulan si restamos los tiempos de parada para recoger y dejar viajeros y los obstáculos que encuentra a su paso. Esa velocidad es ahora de 13 kilómetros por hora. Se considera “mejorable, aunque se encuentra en el entorno de la media de otras grandes ciudades como Madrid o Barcelona, y en la media nacional”, reza el diagnóstico.

El plan afirma que la fiabilidad y puntualidad de la red de Tussam es “buena gracias a los Sistemas de Ayuda a la Explotación instalados en los vehículos y al buen funcionamiento del Centro de Control de Tussam”.

Otro problema de la red de autobuses urbanos es “el excesivo número de paradas en algunas líneas, o recorridos complejos debido a la falta de cultura de trasbordo”.

Se añade también que “la ubicación de intercambiadores es central, por lo que algunas relaciones entre barrios exteriores se ven penalizadas, si bien estas son mínimas teniendo en cuenta que los principales focos de atracción de viajes son el Casco Antiguo y Nervión”.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios