Plan Turístico de Grandes Ciudades Sevilla activa su plan para atraer a nuevos turistas y reforzar su posición de liderazgo

  • El Ayuntamiento y la Junta de Andalucía aprueban una estrategia renovada y cofinanciada de cinco millones de euros para promocionar la capital en los destinos emergentes y ensanchar la oferta y el espacio para el visitante

  • El horizonte de recuperación se marca para 2022

Espadas y Marín saludan a las monjas jerónimas en el convento de Santa Paula, donde se ha presentado el Plan Turístico de Sevilla. Espadas y Marín saludan a las monjas jerónimas en el convento de Santa Paula, donde se ha presentado el Plan Turístico de Sevilla.

Espadas y Marín saludan a las monjas jerónimas en el convento de Santa Paula, donde se ha presentado el Plan Turístico de Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

Sevilla sigue teniendo secretos guardados. Uno de ellos es el convento de Santa Paula, en el barrio de San Julián, un patrimonio que está declarado Bien de Interés Cultural (BIC) y que, sorprendentemente, está fuera de las rutas turísticas a pesar de contar incluso con museo dentro de la clausura de las monjas jerónimas. Un conjunto gótico-mujéjar del siglo XV con dos claustros y piezas singulares del barroco sevillano que ayer sirvió de escenario para la firma y posterior presentación pública del Plan Turístico de Grandes Ciudades de Sevilla y que demuestra que la capital tiene margen para, no sólo recuperar el turismo perdido, sino para ganar más y nuevos visitantes.

Con esta nueva estrategia conjunta el Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía se comprometen a relanzar el sector con inversiones y un plan de promoción que preparará a la capital para competir y reforzar su posición de liderazgo con respecto las mejores cifra de antes de la pandemia. Un plan para cuatro años que, unido a la ampliación del Aeropuerto que se está ejecutando, es una potente herramienta para que Sevilla regrese como un referente internacional de éxito, una marca que se mantiene en los mercados a pesar de la crisis. 

El Plan Turístico de Grandes Ciudades de Sevila cuenta, de entrada, con un presupuesto de cinco millones de euros, cofinanciados por ambas administraciones, que buscarán ahora la implicación también del sector privado. Y un objetivo común: atraer más y nuevos turistas en mercados emergentes a una capital que ensanchará su espacio para el visitante y le ofrecerá nuevos productos. “Puede parecer  poco, pero si se gestiona de forma acertada pueden ser muy eficientes”, comentó el alcalde de Sevilla, Juan Espadas.

Firma del acuerdo por parte de la Junta y el Ayuntamiento de Sevilla Firma del acuerdo por parte de la Junta y el Ayuntamiento de Sevilla

Firma del acuerdo por parte de la Junta y el Ayuntamiento de Sevilla / Juan Carlos Vázquez

El plan ya está activo, pues si bien un 65% son inversiones, el resto corresponde a acciones de promoción que en Sevilla están en marcha. Y la previsión es que 2021 sea el año del inicio de la recuperación y que la normalidad se imponga a finales de 2022. Es el horizonte que se maneja, según confirmó el consejero de Turismo y vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, quien destacó la rapidez con la que han trabajado ambas administraciones para contar con esta herramienta y agradeció al alcalde la apuesta de la ciudad por esta industria, “pues no todos confían en el turismo”.

El Ayuntamiento sí confiará de nuevo en la potencia del gran motor económico que ha sido en los últimos años el turismo.  Y ha diseñado una nueva Sevilla turísta un mayor espacio para el visitante que se ensancha por Triana y el casco antiguo norte, zonas con atractivos por explotar. “Les invito a hacer un paseo con la mente: arrancamos en la Plaza del Cristo de Burgos, en la Casa Velázquez, seguimos por Dueñas, San Luis de los Franceses y las iglesias mudéjares, el convento de Santa Paula, la muralla de la Macarena y el museo de la basílica”, apuntó el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz, para demostrar la capacidad  para enriquecer su oferta que tiene la ciudad de Sevilla, donde su rico patrimonio es una de las mejores armas para competir.

También se apostará, y eso será la prioridad en la puesta en marcha del plan, por crear clubes de productos: desde el turismo religioso, que tendrá un claro exponente en Santa Paula, a idiomático, el gastronómico o el  LGTBI. Esta acción cuenta con un presupuesto de 1,3 millones de euros este año. Las propuestas para promocionar estos segmentos ya se han ido definiendo en los últimos meses y ahora el trabajo se centrará en ir dotando de los recursos necesarios para que despeguen, facilitando a terceros desde las administraciones públicas las herramientas que necesiten para garantizar un mayor flujo de visitantes.

Espadas advirtió que el plan es un mensaje de optimismo y de estímulo para seguir trabajando en una alianza público-privada que ya se logró con éxito durante la elaboración del Plan 8 de impulso del turismo, la estrategia municipal puesta en marcha en el inicio de la pandemia y que ahora será complementaria. También insistió en la necesidad de Sevilla siga trabajando en su promoción, poniendo el foco en mercados emergentes, el asiático o el norteamericano entre ellos.

De hecho, todos coincidieron en que es el momento oportuno para poner en marcha este plan, que en el actual contexto de pandemia es una oportunidad para desarrollar un modelo turístico sostenible y que haga especial hincapié en aspectos implícitos de los destinos que ahora son prioritarios, como la seguridad o la sanidad.

Uno de los ejes del plan gira en torno a la mejora de la   gobernanza del destino, uniendo a todos los intereses  a la hora de gestionar el turismo, algo que no ha existido años atrás y que ahora permite distinguir a Sevilla. “Éste no es un plan de las administraciones, sino que ha sido trabajado desde la base, con todos los capilares que conforman el sector turístico, desde antes de la crisis y durante la actual crisis por la pandemia. Es un documento elaborado además desde la colaboración y lealtad institucional entre el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía, una estrategia de trabajo que resulta exitosa”, resaltó el alcalde.

El documento se ha elaborado por parte del Ayuntamiento de Sevilla tras una amplia participación del sector turístico a lo largo de los últimos años, en los que se recabaron sugerencias y consideraciones de 42 entidades empresariales, sindicales, culturales y comerciales y que culminó en noviembre pasado reunión con una veintena de agentes económicos, sociales, universitarios y vecinales y otras instituciones determinantes en la evolución del turismo de la capital para perfilar mejoras. El contenido final del documento, tras todas las aportaciones recibidas, se ha ajustado en un trabajo conjunto con la Junta  a través de la Secretaría General de Turismo.

El plan se estructura en seis objetivos generales: la puesta en valor y uso de recursos turísticos, la adecuación del medio urbano al uso turístico impulsando la accesibilidad universal; el aumento de la calidad de los servicios turísticos de la ciudad; la mejora del producto turístico existente y la creación de nuevos productos basados en la explotación innovadora de los recursos turísticos; la sensibilización e implicación de la población y agentes locales en una cultura de calidad turística, y, por último, el fortalecimiento de la competitividad del sector turístico local.

La estrategia se ha activado en un día que el gobierno municipal han marcado en el almanaque como importante en el proceso de reactivación económica y que confía que empiece a dar sus frutos este mismo año.

Responsables del Ayuntamiento y la Junta posan en uno de los claustros de Santa Paula. Responsables del Ayuntamiento y la Junta posan en uno de los claustros de Santa Paula.

Responsables del Ayuntamiento y la Junta posan en uno de los claustros de Santa Paula. / Juan Carlos Vázquez

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios