La Sevilla que se divierte

Sevilla, el escenario perfecto para el ocio y la diversión

  • Programadores de todo el mundo ponen el foco en la ciudad como una capital cultural capaz de llenar de ocio los 365 días del año.

  • Teatros, museos y conciertos, son los baluartes para el crecimiento de la ciudad

El Circo del Sol probó y acertó abriendo el camino a grandes producciones. El Circo del Sol probó y acertó abriendo el camino a grandes producciones.

El Circo del Sol probó y acertó abriendo el camino a grandes producciones. / Matt Beard

Es uno de los sectores que tiene mayor potencial y que más se puede explotar para seguir creciendo: el ocio. La base en Sevilla ya está creada y asentada sobre unos fuertes pilares que en la última década han echado raíces con exposiciones internacionales, conciertos de artistas de primera plana o la apuesta de grandes inversores privados, véase el acuario o Isla Mágica, para el entretenimiento. Sólo queda avanzar en la línea y aspirar a más.

Las expectativas para Sevilla y su presencia en la agenda internacional son altas. La ciudad ya está en el top five nacional de programadores y gestores culturales. Sevilla como escaparate donde muchos quieren posar y un espejo donde reflejarse. El ocio y la cultura están activos los 365 días del año en sus múltiples espacios dedicados a la cultura y la diversión.

Seguir invirtiendo en este "negocio" cuyos frutos no siempre se ven a corto plazo es una buena estrategia de futuro. Pero no es todo oro lo que se ve relucir en un futuro próximo, la inversión es necesaria y el tejido cultural lo reclama para sobrevivir.

Entre grandes eventos anda el juego

El presupuesto que el Ayuntamiento de Sevilla destinó en 2018 a la cultura superó los 15 millones de euros. Ello propició el nacimiento de cuatro nuevos espacios municipales: Atín Aya, Factoría Cultural en el Polígono Sur, Casa Fabiola y Sala Turina, sin olvidar el fondo de 20 millones de euros del programa Interreg para la innovación cultural en la Fábrica de Artillería, centro también destinado a fines socioculturales.

Asimismo, el Año Murillo –destacando sus diferentes exposiciones en torno al artista, entre otros eventos, que han atraído a unos 3 millones de visitantes– fue uno de los grandes proyectos desarrollados en la ciudad en 2018, al igual que se prevé que lo será, durante el periodo 2019-2022, el homenaje a la gesta magallánica con la conmemoración del V Centenario de la Primera Circunnavegación a la Tierra, en torno a la cual ya hay más de 70 actividades programadas y diseñadas, entre entidades públicas y privadas.

Uno de los espacios destinados para celebrar la efeméride serán las Atarazanas, cuya reapertura como centro cultural se espera llegue en 2021, así como el Antiquarium de la Encarnación, espacio que acoge múltiples eventos de ocio y artísticos que se espera tome más protagonismo con la conmemoración.

La ciudad acoge conciertos de asistencia masiva, como el de Alejandro Sanz en el campo del Betis. La ciudad acoge conciertos de asistencia masiva, como el de Alejandro Sanz en el campo del Betis.

La ciudad acoge conciertos de asistencia masiva, como el de Alejandro Sanz en el campo del Betis. / Julio Muñoz / Efe

Pero si de grandes eventos se trata, la Bienal de Flamenco se posiciona como un incuestionable que ha alcanzado las 20 ediciones con 120.000 espectadores y 60 espectáculos. Un camino abierto cuyo éxito está garantizado a largo plazo.

Notable fue la proyección de Sevilla así como el negocio que movió la celebración de la última gala de los premios Goya en Fibes. Un acontecimiento que ha dejado paso a su hermano mayor el próximo otoño con la acogida, también en el Palacio de Exposiciones y Congresos, de los Premios MTV, que se calcula tendrán un impacto económico de unos 50 millones de euros, lo que multiplicará por 15 lo invertido por el Ayuntamiento.

Espectáculos masivos y escenarios

Sevilla está preparada para albergar eventos de asistencia masiva. Se demostró en la Expo 92 –muchas voces reclaman otro evento de este calado en la ciudad– y lo han demostrado en la últimos años los conciertos de artistas de reconocimiento internacional como Madonna, U2, AC/DC, Iron Maiden, Bruce Springsteen, Bob Dylan o, como el próximo mes de diciembre lo hará en el Pabellón Deportivo de San Pablo, Bryan Adams.

Son muchas las voces que se postulan por ir a más y por atraer a promotores que apuesten por Sevilla y por las grandes estrellas del pop-rock como los Rolling Stones, Beyoncé o Rihanna. Sólo el tiempo y el dinero invertido lo dirán.

La prueba ya se ha superado con creces, aunque la ausencia del Estadio de la Cartuja para este tipo de eventos hace que estas superproducciones se planteen aterrizar en la capital.

En el panorama nacional, basta con recordar que Manuel Carrasco fue el primer artista español que congregó en el Estadio de la Cartuja a 45.000 personas y que Alejandro Sanz llena cada vez que ofrece un directo en la ciudad.

El Circo del Sol es otra de las grandes producciones que ya tiene a Sevilla como parada obligatoria dentro de sus giras internacionales. Fue pionero en abrir el camino. Probó y acertó. La próxima cita será en San Pablo, del 12 al 16 de febrero de 2020, con su show Corteo.

A falta del Estadio de la Cartuja (cerrado por su deterioro), el Benito Villamarín, el Pabellón Deportivo de San Pablo, el Auditorio Rocío Jurado, Fibes o Cartuja Center acogen a la mayoría de estos grandes conciertos. Se suma el Monasterio de la Cartuja como contenedor de festivales, como el Interestelar, o plazas y espacios como la Alameda de Hércules con el Monkey Week.

Exposición en Caixafórum Sevilla. Exposición en Caixafórum Sevilla.

Exposición en Caixafórum Sevilla. / Belén Vargas

Museos, salas y teatros

Precisamente, entre las salas de teatro y la calle conviven a lo largo del año festivales como el de Danza, Títeres, Escena Mobile o Circada. Son laureados por ello. Es vital que desde la calle se respire cultura y ocio saludable, más si cabe en una ciudad que sabe disfrutar al aire libre y puede hacerlo la mayor parte del año gracias a su clima.

Sevilla se ubica también en el ranking de las ciudades españolas con mayor número de espacios escénicos. A las tradicionales salas de conciertos, como Malandar, Custom o Fun Club, en los últimos años se sumaron Sala X, Even, Fanatic o La Sala, entre otras, que mantienen una programación continúa y ecléctica. Lo mismo pasa con los teatros. Al Maestranza, Teatro Alameda, Lope de Vega o Central, se añaden en el panorama del ocio salas y teatros que programan durante todo el año y suman a la oferta cultural un importante sello de calidad alternativo y especializado (Espacio Turina, TNT, Sala Cero, Viento Sur, la Fundición, Távora o Box Cartuja).

Un proyecto que espera ver la luz antes de 2020, tras una inversión de 500.000 euros, es la iniciativa de La Imperdible en el bulevar de Torneo, consistente en tres cúpulas, la principal de 15 metros con capacidad para 600 espectadores, que hará las veces de complejo cultural y de ocio con el objetivo de aumentar los equipamientos destinados a este fin y aportar contenidos culturales nuevos a la ciudad.

Relativamente recientes pero con gran proyección se presentan Caixafórum y Factoría Cultural. Factoría Cultural abrió sus puertas en enero de 2018 en el Polígono Sur. En tan poco tiempo ya ha participado en grandes festivales de la ciudad como la Bienal de Flamenco o el Festival de Cine. Entidades y colectivos del barrio y creadores culturales forman parte del desarrollo de este equipamiento con una estrategia y un modelo de gestión únicos en Sevilla.

En la Isla de la Cartuja, Caixafórum, tras una inversión de 18 millones de euros, se ha consolidado como el corazón cultural del complejo Torre Sevilla. Un espacio de ocio y recreo cultural que en su primer año congregó a 293.000 personas y en 2018 recibió 264.000 visitas. Un espacio museístico más que se ha sumado a otros como Casa Fabiola con la colección de Mariano Bellver, la Sala Atín Aya o la expansión de Santa Clara con su marco de colaboración con la Fundación Luis Gordillo.

Museos como el de Cerámica o múltiples galerías privadas (Birimbao, Weber-Lutgen, Rafael Ortiz, Zunino...) resaltan el interés que la ciudad proyecta por el arte. Iniciativas que se mantienen en el tiempo, no sin dificultades, pero que animan a otras a vincularse a la ciudad.

Planetario de la Casa de la Ciencia Planetario de la Casa de la Ciencia

Planetario de la Casa de la Ciencia / D. S.

Ocio para la familia

Si algo se echaba en falta hace apenas dos décadas en Sevilla eran espacios o equipamientos destinados al ocio familiar o infantil. Desaparecidos los cines de verano, hoy recuperados en versiones como el de Diputación o el Cicus (otro espacio abierto a la cultura en la calle Madre de Dios), las tardes de verano, que también las de invierno, se hacían eternas.

La oferta de ocio familiar se ha incrementado notablemente. El templo de la diversión y que atrae a mayor número de visitantes extranjeros es Isla Mágica. El parque temático y acuático soluciona uno de los grandes problemas de la capital, la escasez de equipamientos donde refrescase o darse un chapuzón. Sólo cuatro piscinas municipales se abren al baño recreativo durante los meses de verano: Tiro de Línea, Rochelambert, Alcosa y Torreblanca.

El mítico Aquópolis sigue al pie del cañón en Sevilla Este. Otra iniciativa privada que ayuda a salvar las altas temperaturas.

El Acuario de Sevilla, uno de los grandes atractivos turísticos del momento. El Acuario de Sevilla, uno de los grandes atractivos turísticos del momento.

El Acuario de Sevilla, uno de los grandes atractivos turísticos del momento. / Juan Carlos Muñoz

El Acuario de Sevilla es otro de los grandes atractivos para el entretenimiento y la educación medioambiental. Más de 7.000 ejemplares de 400 especies distintas se cobijan en sus instalaciones que, además, ofrecen a lo largo del año múltiples actividades.

Con mayor experiencia y trayectoria cuentan la Casa de la Ciencia y el Pabellón de la Navegación. Dos espacios donde la diversión y el aprendizaje están garantizados apoyados siempre en la última tecnología –como es el caso de sus planetarios–.Centros comerciales, mercadillos callejeros, ferias del libro, bibliotecas y un largo etcétera de agentes del ocio y la cultura colaboran en que Sevilla sea un escenario perfecto donde divertirse y querer formar parte de su agenda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios