La crisis del coronavirus

El paro disparado, un desafío social para los municipios

  • Sólo cinco pequeños pueblos escapan a la escalada del desempleo, que en pocas semanas ha superado el 20% en más de 30 localidades

Un empleado de un supermercado de Sevilla. Un empleado de un supermercado de Sevilla.

Un empleado de un supermercado de Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

Las tremendas cifras del paro, con un aumento brusco en marzo por el parón de la actividad y los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo que ha traído el Covid-19, tienen su reflejo en cada uno de los municipios de Sevilla que, de prolongarse la situación, tendrán ante sí un reto social igual o mayor que el de la crisis de 2008. Dependerá de lo que duren las restricciones y si se produce después esa deseada recuperación en forma de V, por su gráfica. Muchos dan por hecho que habrá damnificados para los que preparan planes de contingencia y auxilio, con la experiencia de lo que se ha venido haciendo.

Made with Flourish

En casi todos municipios ha subido el número de parados por encima del 10% entre febrero y marzo, según los datos del Servicio Público de Empleo facilitados por la Subdelegación del Gobierno. Las excepciones son Villamanrique, que se mantiene, y otras cinco localidades con subidas moderadas del paro considerando el contexto: Isla Mayor, Villanueva del Río y Minas, El Madroño, Carrión de los Céspedes y Alcolea del Río.

Pero en una treintena el incremento ha estado por encima del 20% en muy pocos días –la media es del 16,44%–, a contracorriente de lo habitual en estas fechas, vísperas de la Semana Santa. De hecho y como puede comprobarse en la tabla adjunta, con datos interanuales (marzo de 2020 y marzo de 2019) el desplome del empleo es más evidente en toda la provincia, con 23 municipios que tienen un incremento de más del 30% de parados y entre los que destacan muchos en los que fiestas y ferias de la temporada son una fuente de empleo temporal.

Incrementos por encima del 20%

Volviendo a los datos entre febrero y marzo, entre los que incrementan su paro por encima del 20% hay algunos pueblos relevantes en población, como Arahal (casi un 30%); Las Cabezas (41,5%); Lebrija (21,7); Mairena del Alcor (casi un 22%); Osuna (cerca del 21%); Los Palacios (rondando el 22% de incremento de parados de febrero a marzo) y El Viso del Alcor (20,18).

Otros con incrementos por encima del 20% son Algámitas, Almadén, Aznalcázar, Badolatosa, La Campana, El Coronil, Los Corrales, Fuentes, Gilena, Herrera, Lantejuela, La Luisiana, Los Molares, Montellano, Las Navas, Pedrera (48,54%), El Pedroso, La Roda, El Rubio (40%), Villanueva de San Juan, Villaverde, Cañada Rosal y El Cuervo.

Los grandes núcleos

Tampoco han escapado a esa escalada del paro en pocas semanas los ayuntamientos de mayor población, aunque con porcentajes más moderados, quizá por el peso de la actividad logística y de distribución de servicios esenciales y que emplean a mucha población en zonas de aglomeración urbana, con importante demanda también.

Si en la capital el incremento del número de parados ha superado el 14,5% de febrero a marzo, Alcalá de Guadaíra se ha quedado cerca, con el 13,9%, y en Dos Hermanas alcanzó el 15,39%. En números absolutos los parados han subido estas semanas en 1.206 y 2.244 personas en Alcalá y Dos Hermanas, respectivamente. Si la comparación se hace con marzo de 2019, el paro subió en Dos Hermanas un 14,22%; un 9,82, en Alcalá; y en la capital un 12,5%

Por sectores y comparando con el mes de marzo del año pasado, el paro en la construcción ha subido un 35% en Dos Hermanas y casi en un 32% en Alcalá. Es con diferencia el más perjudicado por la pandemia, en una tendencia generalizada en el resto de la provincia.

En lo que respecta al empleo en el sector servicios cayó en casi un 14% en Dos Hermanas y en un 10% en Alcalá de Guadaíra. La industria dejó en la calle al 9,10% del número total de empleados que tenía hace un año en el municipio nazareno y se comportó mejor en Alcalá, donde el aumento rozó el 4%.

Sólo la agricultura bajó en número de parados en estos dos grandes núcleos y tuvo un comportamiento desigual en el conjunto de la provincia. En el caso de Alcalá, se salvó además el grupo de sin empleo anterior, que puede que haya venido a reforzar la demanda que se ha producido en algunos supermercados.

Utrera, Mairena, La Rinconada y Écija

Estos dos municipios y los otros cuatro que superan o rozan los 40.000 habitantes han sumado a casi 6.800 personas a las listas del paro en un mes: en Utrera el salto entre febrero y marzo ha sido del 16,30%, con 1.149 personas desempleadas, incluidas las afectadas por ERTE; en Mairena del Aljarafe, también en el entorno de 16,5%, hay 643 parados más; en La Rinconada son 751, con un incremento del 16,8. En Écija, se ha llegado al 19% con 783 nuevos inscritos como demandantes de empleo. Si se tienen en cuenta los 10.018 parados que aporta la capital, son casi 17.000 personas en grandes núcleos.

En Mairena, el la mayor población del Aljarafe, el mayor aumento con respecto al año pasado se ha producido en la industria (22,8%), cerca de la construcción y los servicios (21%). Pero se redujo en casi un 2% en el colectivo de sin empleo anterior y en la agricultura.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios