MOVILIDAD ¿Dónde dejar bicis y patinetes al utilizar el Metro de Sevilla?

análisis estadístico

Sevilla registra ya más muertes al año que en lo peor de la pandemia

Varias personas ponen flore en una tumba en el cementerio de San Fernando, en Sevilla capital.

Varias personas ponen flore en una tumba en el cementerio de San Fernando, en Sevilla capital. / José Ángel García

La mortalidad ha crecido en la provincia de Sevilla respecto a antes de la pandemia. Si en 2019 fallecieron 15.953 sevillanos, en 2022 la cifra ascendió hasta las 17.664 personas, un 10% más. Pero aún peor. El número de muertes es ahora incluso mayor que en los peores momentos de la crisis sanitaria en 2020, cuando un desconocido virus disparó la cifra media de óbitos acumulados y se llegó a anotar un total de fallecimientos de 17.564 personas, un dato desconocido hasta entonces. Suponen, no obstante, cien menos que los registrados el año pasado.

Este análisis se desprende de las cifras, todavía provisionales, recogidas en la estadística de Defunciones según Causa de Muerte del Instituto Nacional de Estadística (INE) referidas al año pasado en el que se recoge, no obstante, que las principales causas continúan siendo las mismas que antes de la pandemia: enfermedades del sistema circulatorio y tumores.

Con todo, este incremento de mortalidad, que tendrá que ser evaluado por los expertos, deja a simple vista algunas pistas. Por un lado, se puede entender que ahora muere más gente que en el año previo al estallido del Covid porque las estadísticas incluyen un porcentaje de óbitos debido a esta causa, que en 2019 no existía. Es decir, es una causa más. En concreto, el año pasado se registraron en torno a un millar, 945. En los dos años previos fueron 1.316 en 2021 y 1.383 en 2020.

Por otro lado, está el incremento en el número de fallecimientos por enfermedades que todavía hoy están pagando la factura del parón que sufrió la sanidad mundial, en general, sobre todo, en 2020, cuando la mayor parte de los recursos se concentraron en la atención del coronavirus, lo cual afectó al diagnóstico, tratamiento y seguimiento de otras patologías que han ido en aumento en los últimos tres años. Son los casos, por ejemplo, del alzhéimer, que ha pasado, según la estadística del INE, de ser la causa de la muerte de 522 personas en 2019, a las 672 que murieron en 2022.

Otras posibles influencias en esas cifras están relacionadas con la Salud Mental, una de las grandes perjudicadas durante la pandemia. También los factores sociales y estilos de vida de los últimos tiempos, con hábitos poco saludables, influyen en los datos del INE. Podemos usar aquí como ejemplo el aumento de las muertes por suicidio y lesiones autoinfligidas, pasando en tres años de 112 en 2019 a las 160 del 2022. Y, en el segundo caso, la diabetes, detrás de 420 muertes el año pasado en Sevilla, de 451 en 2021, 365 en 2020 y 297 durante 2019. Lo cual muestra un incremento progresivo.

¿De qué mueren los sevillanos?

En un análisis más amplio el informe del INE destaca como la principal causa de muerte en la provincia a las enfermedades del sistema circulatorio. Por esta causa fallecieron el año pasado más de 5.308 personas, lo que supone casi una de cada tres muertes (30%). En este apartado destaca la insuficiencia cardíaca con 1.090 casos y las enfermedades cerebrovasculares con 1.392. Le sigue el epígrafe de otras enfermedades del corazón con un total de 943. Estos datos no son nuevos dado que en los dos balances anteriores las muertes por afecciones del corazón y sistema circulatorio repiten año tras año como la principal causa por la que fallecen los sevillanos. Fueron 5.671 en 2021; 5.756, en 2020; y 5.499, en 2019.

La otra gran causa de mortalidad en Sevilla es el cáncer, en sus distintos tipos, pues rozan los 4.500 decesos (2.428, para ser exactos) en el ejercicio 2022. Las cifras se han mantenido en cotas similares desde antes de la pandemia. En 2019, por ejemplo, fallecieron por esta causa en Sevilla 4.265 personas. Entre los tumores más dañinos están los de la tráquea, los bronquios y el pulmón, con 939 muertes, y el tumor maligno del colon, con 434. También pasan de los dos centenares el cáncer de páncreas (313), los tumores malignos de mama (271), próstata (208) e hígado y vías biliares intrahepáticas (202), además de los de sitios mal definidos, secundarios y de sitios no especificados (201).

Los siguientes grupos que causan más fallecimientos en la provincia son las enfermedades del sistema respiratorio, que suman 1.607 y entre las que destacan las provocadas por problemas crónicos de las vías inferiores (370) y la neumonía (335); y las infecciosas y parasitarias, que llegan a 1.190, dejando a un lado en las infecciones las causadas con el Covid.

Además de la huella de la pandemia, los datos del INE permiten destacar los 912 decesos que han provocado las enfermedades del sistema digestivo, con 205 derivadas de cirrosis y otras enfermedades crónicas del hígado, o los 1.156 fallecimientos que han dejado las enfermedades del sistema nervioso y de los órganos de los sentidos, donde se incluye el alzhéimer, como la que mayor crecimiento ha tenido en los últimos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios