FERIA Toros en Sevilla hoy en directo | Morante, Castella y Rufo en la Maestranza

Sevilla

Tasa turística: cómo funciona esta alternativa que ya han implementado otras ciudades europeas

Plaza de España

Plaza de España

La polémica decisión del actual alcalde sevillano, José Luis Sanz, de privatizar la Plaza de España de Sevilla ha dividido a la ciudad y a sus habitantes. La propuesta que hace el regidor de la ciudad es que los turistas tengan que pagar una entrada para poder acceder a este recinto público y tan emblemático de la capital hispalense. No sólo los extranjeros tendrán que abonar el precio de una entrada para poder visitar este monumento sino que todos los que no sean nacidos en Sevilla también deberán pasar por caja si quieren disfrutar de las vistas de este lugar. Los únicos que tendrían acceso libre serían los sevillanos de la capital y la provincia. 

Esto ha supuesto una gran polémica tanto en el debate cotidiano en la ciudad como en las redes sociales y son muchas las personas que se muestran en desacuerdo con el alcalde de Sevilla y su nueva propuesta, porque entienden que esta medida tiene más perjuicio que beneficio. Sanz pretende financiar la conservación de este monumento con el dinero recaudado con las entradas y establecer además un servicio de vigilancia las 24 horas. 

La pregunta que se hacen muchos habitantes de Sevilla y usuarios de las redes sociales es:¿no sería mejor aplicar una tasa turística a todas las personas que hagan noche en la ciudad en lugar de privatizar un monumento tan emblemático de Sevilla?

¿Qué es la tasa turística?

Este concepto que se viene aplicando en muchas ciudades europeas e incluso en otras ciudades españolas consiste en un impuesto que pagan los viajeros a la hora de viajar a ciertos lugares, ya sean países o ciudades. Este impuesto se cobra tanto si se trata de una estancia larga como corta, porque realmente no importa el tiempo de duración de esa persona en el lugar, sino de su impacto en la ciudad. Este impuesto no se paga aparte, normalmente viene incluido en el precio de la factura del alojamiento, detallando así cuánto es el precio de la tasa turística que se implementa en cada lugar. 

La razón por la que en muchos países y ciudades se está implementando el cobro de esta tasa turística es debido a la gran afluencia de turistas que se reciben anualmente, con ella se mitigan algunos de los efectos que puede tener la masificación. Con este dinero que se recauda se emplea para el desarrollo, preservación y promoción de las actividades turísticas y las infraestructuras, de manera que resulta beneficiosa para la ciudad que la aplica porque tiene capital para invertir en ella misma y también repercute positivamente en el viajero porque puede disfrutar de la ciudad o del país en un buen estado. 

Existen dos tipos de tasa turística: 

  • Pernoctación: se trata del pago fijo de una cantidad establecida por noche de alojamiento en hotel, hostal, camping, albergue, casa rural, piso de alquiler por estancia turística, etc. La cantidad a abonar depende del país y de la ciudad donde se aloje y del tiempo de estancia. En caso de ser muchos días, suelen fijar una cuota para que no se grave en exceso. El porcentaje a pagar va en función de la categoría del alojamiento escogido, no es lo mismo una tasa de albergue que una de hotel de cinco estrellas, por ejemplo. 
  • Aérea: algunos países o ciudades gravan a los pasajeros con una tasa en la compra del billete o en el aeropuerto al entrar o abandonar el país, denominadas tasas de salida. Realmente, este impuesto va destinado a los costes de seguridad y carburante además del uso de las instalaciones aeroportuarias, personal y el transporte aéreo.

¿Qué países europeos aplican la tasa turística?

En España hay dos regiones que llevan aplicando ya varios años esta tasa turística debido a la cantidad de viajeros que reciben anualmente. Se trata de Cataluña y de las Islas Baleares. En el caso de Cataluña se lleva aplicando desde 2012 y dependiendo del establecimiento se cobra entre 0.50 céntimos a 3 euros por noche y persona en un máximo de 7 días. En las Islas Baleares se impuso la Ecotasa para invertir en los espacios turísticos y naturales de las islas. Se aplica también a cruceros y oscila entre 1 a 4 euros por persona y día en función de la categoría del alojamiento y del tipo de temporada. 

  • Italia: en Roma, Milán, Florencia y Venecia. Según la ciudad y el tipo de alojamiento la tasa oscila entre dos euros y siete euros.
  • Francia: la tasa se aplica en todo el país, de 0,20 € por persona y noche hasta 4€ en los Palaces. Además, se carga un 2% en habitaciones que superen los 200€.
  • Bélgica: según el municipio el precio es distinto; si te alojas en un hotel de 5 estrellas puedes llegar a pagar hasta 9€ por noche y persona.
  • Portugal: en Lisboa cobran 1 euro por día y persona y en Oporto se aplica 2 euros por noche y persona.
  • Viena: se aplica de tasa turística un 3,20% del precio del hotel.
  • Praga: la city tax es de 50 céntimos por persona y noche.
  • Malta: cada turista que se aloje en la isla se le aplica la eco-tax, unos 50 céntimos con un tope de 5€ por persona.
  • Grecia: pago de un impuesto hasta 4€ en función de categoría del establecimiento, por noche y persona.
  • Berlín: un 5% del precio de estancia.
  • Ámsterdam: también aplican un 5% del precio por noche.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios