Cofradías La Virgen de Valme y Sevilla, un vínculo de ocho siglos

  • La Hermandad de Dos Hermanas enseña en el Mencantil lo mejor de su historia, patrimonio y la romería

Cuenta una antigua tradición que el origen de la devoción a la Virgen de Valme se remonta a la Reconquista de Sevilla por el rey Fernando III. Recogen las crónicas que ante al abatimiento de las tropas que asediaban la islámica Isbilia, el monarca castellano invocó una imagen que llevaba pronunciando "¡Valme, Señora, que si te dignas hacerlo, en este lugar te labraré una capilla, en la que a tus pies depositaré como ofrenda, el pendón que a los enemigos de España y de nuestra santa fe conquiste!". Finalizada la Reconquista, el rey cumplió su palabra y construyó una ermita en el Cortijo de Cuarto donde entronizó a la Virgen que había invocado. Desde entonces, Valme atesora una devoción de casi ocho siglos.

Con este trasfondo, la Hermandad de Valme se ha sumado este año a la celebración el Corpus de Sevilla con la exposición Valme, por ti cristiana es Sevilla. La Virgen de Dos Hermanas, que se celebra hasta el 9 de junio en el Círculo Mercantil. La muestra ahonda en la vinculación de la imagen con San Fernando, patrón de Sevilla, y realiza una aproximación histórica al nacimiento de la devoción, su evolución y vínculo con la ciudad de Sevilla a lo largo de los siglos. Además, da a conocer aspectos de su multitudinaria romería, acerca los detalles de su singular iconografía y los elementos más destacados de su patrimonio artístico a través de más de cien piezas.

La muestra se divide en tres espacios. En la primera sala se realiza un repaso a la evolución histórica de la devoción, con especial mención a dos momentos claves en la historia de la misma: los siglos XIII y XIX. En relación al primero, destaca la presencia de una de las joyas de la muestra, el pendón de Axataf, último rey almohade de la ciudad entregado por San Fernando como exvoto a la imagen. En cuanto al segundo, reciben mención especial las figuras de la escritora Cecilia Böhl de Faber, los Duques de Montpensier y el diplomático, poeta y empresario sevillano José Lamarque de Novoa, esposo de la también poetisa Antonia Díaz.

La segunda sala está dedicada a la iconografía y al patrimonio artístico de la Virgen de Valme. En lo relativo al aspecto iconográfico, uno de los aspectos más sorprendentes es el hecho de que la talla fernandina contara con candelero entre los siglos XVII y XIX, así como con atributos (por ejemplo, una mano más grande para portar cetro, una media luna que figuraba a sus pies) que igualmente aparecen recogidos en esta exposición. En cuanto al patrimonio, destaca la selección de mantos (del medio centenar con los que cuenta) expuestos en la sede del Círculo Mercantil, que bien sobresalen por su antigüedad (algunos fueron creados para la etapa en la que la imagen aún contaba con candelero) o por la calidad de sus bordados, como es el caso del manto creado por el Taller de Caro en 1968, el de castillos y leones elaborado en 1920 o, uno de los más recientes (2012) realizado por José Antonio Grande de León con bordados en oro, plata y sedas sobre terciopelo color cardenal. Las piezas más relevantes de todo el conjunto son las coronas de oro, brillantes y esmaltes labradas por Fernando Marmolejo para la coronación canónica de 1973 que, entre otros elementos, cuenta con los escudos de Dos Hermanas y de Sevilla, simbolizando el estrecho vínculo que ambos municipios han mantenido con esta singular devoción nacida en época medieval.

El patio central es el lugar escogido para mostrar algunos elementos característicos de la romería, como son algunas ruedas de carretas exornadas con flores de papel rizado, los frontiles y fajines con los que van enjaezados los bueyes que tiran de la carreta de la Virgen o la indumentaria de sus boyeros. Este espacio se complementa con una amplia galería de fotos que permite reconocer cómo ha evolucionado esta fiesta a lo largo de los años así como la repercusión mediática con la que ha contado desde sus primeras ediciones. Aquí se puede admirar la pintura realizada por Nuria Barrera para ilustrar el cartel de la salida extraordinaria que protagonizará la Virgen de Valme el próximo 23 de junio por las calles de Dos Hermanas con motivo del 45 aniversario de su coronación canónica.

La hermandad también ha sido la encargada de montar este año el altar ante la fachada del Mercantil.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios