Sevilla

El Vaticano investiga a un sacerdote del Opus Dei por abusos en un colegio mayor de Sevilla

  • Los hechos, que se se encuentran en fase de estudio, ocurrieron durante el curso 2002-03 en el colegio mayor Almonte.

  • Al clérigo se le ha prohibido tener contacto con menores de 30 años y se han restringido sus actividades pastolares en el centro de Granada en el que reside. 

El colegio mayor Almonte, en la avenida de la Palmera. El colegio mayor Almonte, en la avenida de la Palmera.

El colegio mayor Almonte, en la avenida de la Palmera. / Juan Carlos Muñoz

El Vaticano está investigando al sacerdote del Opus Dei Manuel Cociña y Abella por presuntos abusos sexuales a estudiantes en un colegio mayor de Sevilla. El clérigo tiene prohibido el contacto con menores de 30 años y restringidas sus actividades pastorales, según ha informado este miércoles el diario Religión Digital.

Los hechos que se investigan ocurrieron hace más de quince años en el colegio Mayor Almonte, ubicado en la avenida de la Palmera. El periódico ha hablado con una de las supuestas víctimas, que era mayor de edad en el momento de los hechos, formaba parte de la Obra desde 1999 y residía en este centro.

El estudiante asegura que, tras una confesión, el sacerdote Manuel Cociña abusó de él. Desde noviembre de 2002 hasta julio de 2003, fecha en que el alumno abandonó la residencia, sufrió abusos en al menos siete ocasiones. Según su testimonio, el sacerdote aprovechaba su situación para hacerle masajes que acababan con tocamientos en los genitales.

El joven no presentó la denuncia hasta el año 2018, después de la visita del papa Francisco a Chile, país en el que reside actualmente. Según él, al menos otras cuatro personas han denunciado episodios similares. Manuel Cociña llegó a convivir con el fundador del Opus Dei, San Josemaría Escrivá de Balaguer y es miembro de la Academia de Historia Eclesiástica.

El diario digital también apunta que los abusos, por haberse cometido utilizando el secreto de confesión, podrían acabar con la excomunión y la expulsión del religioso. La Oficina del Opus Dei en España ha confirmado la investigación, que se entregó al Vaticano en diciembre, y las medidas cautelares impuestas al padre Cociña. Se le ha prohibido tener contacto con menores de treinta años y se han restringido sus actividades pastolares en el centro de Granada en el que reside.

En un comunicado, la prelatura del Opus Dei en España ha informado de que la denuncia se recibió en agosto de 2018 y que el denunciante era mayor en el momento de los hechos. El 14 de septiembre de 2018 el Vicario Regional de la Prelatura del Opus Dei en España, a instancias del Prelado, ordenó una investigación preliminar en conformidad con el canon 1717 del Código de Derecho Canónico. En el marco de esta investigación, se le tomó declaración al denunciante en Santiago de Chile. 

El Prelado del Opus Dei adoptó, con fecha 1 de octubre de 2018, la medida cautelar de restringir la actividad pastoral de este sacerdote al ámbito del Centro de la Prelatura en el que reside, en Granada, y en todo caso con menores de 30 años. El expediente se remitió a la Santa Sede (Congregación para la Doctrina de la Fe), en diciembre de 2018, donde se encuentra en fase de estudio. 

"Queremos manifestar nuestra cercanía y apoyo al denunciante, así como el más completo rechazo hacia cualquier abuso y la total colaboración para ayudar a curar las heridas", añade el Opus Dei, que concluye su nota de prensa asegurando que no tiene constancia de que haya menores involucrados. Asimismo, anima a cualquier persona que se pueda ver afectada a que se ponga en contacto con la prelatura a través del email proteccion@opusdei.org

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios