Sevilla

Zoido plantea a la Junta la batalla por la ampliación del horario comercial

  • El Ayuntamiento presenta la solicitud para la declaración del centro como Zona de Gran Afluencia Turística durante las seis semanas antes de la Feria, como reclaman los empresarios.

Enfrentados por el comercio. El Ayuntamiento, como avanzó el delegado de Empleo, Economía, Turismo y Fiestas Mayores, Gregorio Serrano, solicitó este jueves de manera formal la declaración de la Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT) de Sevilla, mediante la cual se persigue la libertad comercial en el casco histórico de la ciudad durante las seis semanas anteriores a la celebración de la Feria de Abril, sin contar la Semana Santa, fecha en la que la ciudad recibe a la mayor parte de sus visitantes. La propuesta de la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES) fue aprobada el pasado 23 de julio por el Consejo Local de Comercio. Según los comerciantes, refrendado por el Ayuntamiento, la medida es muy beneficiosa para ellos, el empleo y la ciudad en su conjunto. Por su parte, la Junta, a través de la Consejería de Comercio, y los sindicatos UGT y CCOO rechazan la ampliación de la ZGAT de Sevilla por considerarla contraproducente para el comercio, como han afirmado esta misma semana.

La libertad de horarios en el centro histórico de Sevilla a través de la figura de Zona de Gran Afluencia Turística se ha convertido en un nuevo punto de fricción entre el Ayuntamiento, que avala la postura de los comerciantes sevillanos a través de sus asociaciones, y la Junta, más próxima a las tesis de los sindicatos. El Consistorio informó mediante una nota de la entrega a la Delegación territorial de Fomento, Vivienda, Turismo y Comercio de la Junta de Andalucía en Sevilla de la solicitud para la declaración de la Zona de Gran Afluencia Turística en la capital andaluza. La propuesta, como aclara Gregorio Serrano, "es el resultado de la solicitud realizada al Ayuntamiento por parte de los pequeños comerciantes, así como de la Confederación de Empresarios de Sevilla". En concreto, la petición fue aprobada el 23 de julio por el pleno del Consejo Local de Comercio por 33 votos a favor y cuatro en contra, correspondientes a los grupos municipales del PSOE e IU y los sindicatos UGT y CCOO.

Desde el gobierno municipal y los comerciantes siempre se ha aludido a este gran consenso para hacerle ver a la Junta que no puede mirar para otro lado en un asunto de gran trascendencia para la ciudad. Así lo expuso el presidente de Aprocom, Tomás González, el pasado 5 de agosto durante la presentación del plan municipal de activación del comercio minorista: "Es un tema ampliamente debatido. Los empresarios hemos llegado a un consenso, algo inaudito en toda España, para delimitar una zona en un tiempo concreto. Que la Administración autonómica nos permita el poder probar". "La delimitación que hemos hecho tiene toda la lógica del mundo para que sea un éxito. La Junta ha hecho todo lo contrario de lo que sería lógico. En ningún caso defendemos la libertad total horaria, pero sí la optimización de los tiempos de apertura".

La petición que ha presentado el Ayuntamiento va acompañada de cifras y datos que demostrarían la conveniencia de la medida, como apostilló Serrano: "Hemos entregado, junto con la solicitud, numerosos informes que justifican la necesidad de la declaración de la zona de gran afluencia turística, que demuestran la necesidad de dicha declaración para el incremento del empleo y, por tanto, de la mejora de la economía en este sector". El delegado va más allá a la hora de valorar la postura del PSOE e IU, partidos que gobiernan Andalucía: "No se entiende como se oponen a la creación de la zona de gran afluencia turística esgrimiendo que esta propuesta sería negativa para el pequeño comercio, cuando esta petición, precisamente, esta impulsada por el pequeño comercio de la ciudad. Desde el Ayuntamiento hacemos de transmisores de las necesidades que nos presentan los pequeños comerciantes de Sevilla, que con la aprobación de esta propuesta verían incrementadas sus ventas, con la consiguiente creación de puestos de trabajo".

La Junta de Andalucía, que hasta la fecha no ha atendido las peticiones llegadas desde Sevilla, sí tendrá que pronunciarse ahora sobre la solicitud. El consejero, Rafael Rodríguez (IU), ha asegurado en más de una ocasión que no mostraría su postura hasta tener un conocimiento oficial de la misma. Una vez que ha sido presentada, tendrá que ser estudiada por la consejería y el Consejo Andaluz de Comercio para resolver en un sentido u otro.

Quienes rechazan de plano la propuesta de la CES y el Ayuntamiento son los sindicatos, como dejaron claro durante un encuentro mantenido el pasado martes con la delegada territorial de Fomento, Vivienda, Turismo y Comercio de la Junta, Granada Santos, y otros representantes del sector. Para Juan Bautista Ginés, secretario general de UGT Sevilla, afirmó que las necesidades ya están cubiertas: "A día de hoy ya existe una gran afluencia aprobada para Sevilla que cumple con las necesidades de la clientela, el consumo y el turismo de la ciudad". La medida no supondría ningún beneficio respecto al régimen actual: "No supone mejora alguna para los trabajadores, autónomos y pequeños empresarios, sino todo lo contrario, ya que con la legislación actual pueden abrir los 365 días del año todos aquellos comercios con una superficie menor a 300 metros cuadrados".

El sindicato también considera que esta propuesta "sólo favorece a las grandes compañías, firmas o empresas, que, curiosamente, con la legislación actual no pueden abrir a menos que ampliemos la zona de afluencia turística, precarizando de camino más si cabe las condiciones de los trabajadores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios