Sevilla

El agresor sexual del que alerta EEUU, condenado a pagar por la muerte de una joven

  • El empresario turístico denunciado por la diplomacia estadounidense tendrá que abonar 73.814 euros a la familia de la fallecida en su casa

Plaza de la Juncal, donde ocurrieron los hechos. Arriba a la izq. Lauren Bajorek. Plaza de la Juncal, donde ocurrieron los hechos. Arriba a la izq. Lauren Bajorek.

Plaza de la Juncal, donde ocurrieron los hechos. Arriba a la izq. Lauren Bajorek. / Víctor Rodríguez

El presunto agresor sexual sobre el que EEUU ha emitido una alerta de seguridad, Manuel Blanco Vela, ha sido condenado a pagar 73.814 euros por la muerte accidental de una estudiante norteamericana. Lauren Bajorek, de 21 años, murió tras precipitarse al vacío desde la terraza del piso de Blanco en la Juncal, el 19 de julio de 2015. 

La causa penal por esta muerte se archivó poco después de los hechos, pero la vía civil ha terminado con la sentencia del juzgado de Primera Instancia número 15 de Sevilla, emitida el 13 de febrero de 2019, en la que condena Manuel Blanco como responsable civil de la muerte de la estudiante americana.

La sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, hace un relato de los hechos que amplía el incluido en el atestado confeccionado por el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional de Sevilla. Blanco había llegado a su piso de la Juncal con dos estudiantes americanas, con las que había estado en la discoteca Bilindo. Ambas estaban ebrias y él, en cambio, permanecía sobrio.

En un momento dado, Blanco y la otra joven dejaron sola en la terraza del piso a Lauren Bajorek, que se desnudó parcialmente y se metió en un jacuzzi. La chica, que se encontraba muy borracha, perdió el equilibrio y cayó por una zona del pretil de la terraza que no tenía protección. Bajorek murió en el acto de un golpe en la cabeza, producto de la caída en altura. Según la sentencia, se trataba de un décimo piso, si bien en el atestado policial se indica que era un octavo.

En cualquier caso, ambos documentos coinciden en que la víctima estaba prácticamente "al borde del coma etílico", con unos niveles de 2,99 gramos de alcohol por litro de sangre. "Esa tasa elevadísima de alcohol en sangre implica una afectación muy importante y grave de las facultades cognitivas (...) tenía que dar camballadas y no podía tener equilibrio", explica la sentencia que condena a Blanco. 

La sentencia reconstruye las últimas horas de la vida de Lauren Bajorek, una joven de Pennsilvania que llevaba pocos días en Sevilla, ciudad a la que había llegado a través del programa de intercambio de estudiantes CIEE. Cumplió 21 años el 18 de julio y salió esa noche con unas amigas.

Lauren Bajorek. Lauren Bajorek.

Lauren Bajorek.

Salieron a las diez y media de la noche y estuvieron en varios locales de Sevilla. Primero estuvieron un rato en La Espuela, un bar de la calle Pérez Galdós, y después se dirigieron a The Room, en la Cuesta del Rosario. De ahí se desplazaron a Bilindo, en la avenida de la Palmera.

En esa celebración estaba Manuel Blanco, a quien algunas de las chicas del grupo conocían porque había sido su guía en un viaje. Blanco era el director de la agencia de viajes Discover Excursions, que tenía su sede en la calle Joaquín Guichot y estaba especializada en viajes a Marruecos y Portugal para estudiantes estadounidenses.

En Bilindo estuvieron bebiendo una botella de vodka, hasta que se quedaron solos el guía turístico y dos jóvenes, entre ellas Lauren Bajorek. Los tres fueron en un taxi hasta la vivienda de Manuel Blanco en la Juncal. Una vez allí, salieron a la terraza y Lauren Bajorek se quedó sola unos instantes, momento en que cayó por una zona en la que no había protección y tenía una altura muy baja, de entre 80 centímetros y un metro.

La sentencia expone que Manuel Blanco "era perfectamente consciente del estado de embriaguez" en el que se encontraba Lauren Bajorek, puesto que estuvo con ella desde las once y cuarto de la noche viendo lo que había bebido. La otra joven americana también estaba ebria y arrojó una tasa de 0,48 miligramos de alcohol por litro de aire espirado tras el accidente de su amiga. Manuel Blanco dio 0,00 en esa prueba. "Es evidente que dicho señor no habría bebido nada o bebió bastante menos que las chicas americanas", concluye el juez.

La antigua sede de Discover Excursions, en la calle Joaquín Guichot de Sevilla. La antigua sede de Discover Excursions, en la calle Joaquín Guichot de Sevilla.

La antigua sede de Discover Excursions, en la calle Joaquín Guichot de Sevilla. / M. G.

Blanco declaró que no había dejado sola a Bajorek, sino que la dejó en compañía de su amiga porque él había ido a traerle un vaso de agua que la chica le había pedido. La Policía, sin embargo, sostiene que Blanco y la amiga de la víctima habían iniciado ya un contacto sexual y por eso dejaron a Bajorek sola en la terraza.

En cualquier caso, el juez expone que "lo cierto es que se queda en una terraza con una mínima protección una chica que prácticamente, dada su embriaguez, era incapaz de ubicar los peligros, y en estas circunstancias cae al vacío". Para el magistrado, supuso una "negligencia dejar a una persona en estas circunstancias" en aquella terraza.

El juez tiene en cuenta que la chica pasó muy poco tiempo sola en la terraza, con lo que reduce a la mitad la indemnización solicitada por la familia de la víctima, que pedía 147.628 euros. "Es obvio que cualquier cantidad, y menos en un caso como éste, suena ridícula", concluye el juez, que impone el pago de 73.814 euros a Manuel Blanco Vela, y da un plazo de veinte días para recurrir el fallo.

Un mes después de la fecha de esta sentencia, la Embajada de EEUU alertó de la peligrosidad potencial de Manuel Blanco, al que varias chicas estadounidenses han denunciado por agresiones y/o abusos sexuales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios