Sevilla

Una joven americana murió de una caída en casa del agresor sexual denunciado por EEUU

  • Lauren Bajorek, de 21 años, falleció en julio de 2015 tras precipitarse, "muy ebria", desde la terraza del piso del empresario turístico en la Juncal

  • El juzgado archivó el caso pese a que la Policía consideraba que "no era descartable" la responsabilidad penal del dueño del piso

La víctima, Lauren Bajorek, en el Real Alcázar. La víctima, Lauren Bajorek, en el Real Alcázar.

La víctima, Lauren Bajorek, en el Real Alcázar.

Una estudiante de nacionalidad estadounidense, Lauren Bajorek, murió tras sufrir una caída en casa de Manuel Blanco Vela, el empresario turístico sevillano sobre el que la Embajada de EEUU ha emitido una alerta de seguridad. La diplomacia americana advirtió el pasado martes de que este hombre podría haber agredido sexualmente a varias jóvenes estadounidenses en Sevilla y en los viajes que organizaba por el norte de África y Portugal.

Lauren Bajorek falleció la madrugada del 19 de julio de 2015, apenas unas horas después de haber cumplido 21 años. Bajorek estaba con otra amiga en casa de Manuel Blanco, en la Juncal. La joven se precipitó desde una terraza de la vivienda, en un octavo piso. A las 4:54 horas de aquel día, Blanco llamó al servicio de emergencias sanitarias del 061 alertando de que una persona se había "tirado desde un balcón".

Según el informe policial del caso, al que ha tenido acceso este periódico, la joven cayó en la entreplanta del bloque y presentaba un impacto en la cabeza "compatible con una caída desde gran altura". La Policía no halló signos de violencia ni de lucha en la vivienda, que se encontraba en orden, " a excepción de la terraza, en la que estaban las pertenencias de la fallecida, que al parecer se había quitado antes de meterse en el jacuzzi vacío".

La Policía descartó el suicidio desde el primer momento, tras analizar el teléfono móvil de la víctima. "La joven, de 21 años, hija única, mantenía un contacto fluido con su madre y con su pareja, a la que había informado de que iba a salir aquella noche, e incluso en el transcurso de la misma había llegado a confirmarle que 'estaba borracha", expone el informe confeccionado por el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional en Sevilla.

Los investigadores no hallaron "ningún indicio" de que la chica estuviera "atravesando una crisis personal, sino todo lo contrario", puesto que tenía "planes de futuro" y se mostraba "aparentemente feliz".

Homicidios reconstruyó las últimas horas de Lauren Bajorek, que había salido aquella noche en Sevilla con varias amigas de su programa de estudios para celebrar su cumpleaños. En un momento de la noche acabaron llegando a la discoteca Bilindo con otras tres chicas y Manuel Blanco. Dos de las jóvenes se marcharon y Blanco y las otras dos optaron por marcharse en taxi hasta la vivienda del primero.

"Manuel Blanco las llevó a las dos, muy ebrias ambas y bastante sobrio él a su casa, con la justificación de tomar la 'penúltima' copa, si bien, a juicio de esta instrucción, la intención era mantener relaciones sexuales con alguna de ellas", relata el informe policial.

Lauren Bajorek. Lauren Bajorek.

Lauren Bajorek.

La Policía continúa diciendo que llegaron a la vivienda, "un ático tipo loft con terraza", e inmediatamente salieron a ésta dado que en el interior hacía mucha calor. El informe muestra varias fotografías de la disposición de la terraza, a la que se accedía a través de una puerta de marquesina metálica. "A la izquierda hay una caseta de madera a modo de trastero, al frente una mesa blanca con sillas y a la derecha un jacuzzi de plástico negro vacío".

El pretil de la terraza tenía una protección metálica en un lado y otra de madera en el otro. Sin embargo, faltaba un tramo de esta protección de madera hasta la pared de la vivienda. Es este el hueco por el que cayó Lauren Bajorek.

"La joven se metió en el jacuzzi vacío, parcialmente desnuda, pidiendo a Manuel que lo llenase. En un momento dado, después de sacarla de allí", Manuel y la otra estudiante entraron en la vivienda y dejaron sola a Lauren en la terraza. 

Plaza de la Juncal, donde ocurrieron los hechos. Plaza de la Juncal, donde ocurrieron los hechos.

Plaza de la Juncal, donde ocurrieron los hechos. / Víctor Rodríguez

"Lauren había dado muestras de no ser capaz de mantener la verticalidad, perdiendo el equilibrio en un par de ocasiones", añade el documento policial, que continúa explicando que la estudiante se quedó sola en la terraza, "muy bebida y con problemas para mantener el equilibrio corporal". 

La Policía no halló huellas de calzado ni de pie desnudo en la cornisa que hay bajo el pretil, por lo que cree que "Lauren debió acercarse al pretil sin protección y perder el equilibrio, cayendo involuntariamente".

Ahora bien, para el Grupo de Homicidios, "no se dispone de los elementos necesarios para descartar que la conducta de Manuel Blanco sea penalmente reprobable, habida cuenta que es un varón maduro de 35 años, monitor de excursiones para extranjeros, propietario de un restaurante, acostumbrado a tener responsabilidades y gente a su cargo, que se hallaba sobrio en su vivienda, con dos chicas de veinte años extranjeras muy ebrias".

"Dejar un tiempo indeterminado a una de ellas en una terraza con un pretil bajo, sin protección, cuando ya ha hecho 'locuras' propias de una persona ebria, como tirarse a un jacuzzi vacío o desnudarse completamente, y que también ha perdido el equilibrio varias veces, es una actuación contraria a lo que en Derecho Romano se denomina 'la diligencia del buen paterfamilias", detalla el informe del Grupo de Homicidios.

La alerta emitida por la Embajada de EEUU en España. La alerta emitida por la Embajada de EEUU en España.

La alerta emitida por la Embajada de EEUU en España.

Para la Policía, era él "quien debió velar" por la integridad física de las jóvenes. "Máxime cuando Manuel, como propietario de la vivienda, es responsable de que la protección enrejada de madera no se halle en el lugar en el que debió estar para evitar un accidente fatal".

A pesar de esta investigación policial, el juzgado de Instrucción 14 de Sevilla decretó el archivo del caso y dio un plazo de tres días para presentar un recurso. El Consulado de EEUU en Sevilla no recurrió el archivo y el caso quedó penalmente sobreseído. 

Tres años después del accidente que costó la vida a Lauren Bajorek, otra joven estadounidense, Gabrielle Vega, denunció que había sido víctima de una presunta agresión sexual cometida supuestamente por Manuel Blanco durante un viaje a Marruecos organizado por su agencia de viajes, Discover Excursions, en el año 2013. 

A raíz de que esta joven denunciara su caso, varias chicas más aseguraron haber sufrido abusos y/o agresiones sexuales por parte de este empresario turístico. Esto ha llevado a la Embajada de EEUU, que no recurrió el archivo de la muerte de Lauren Bajorek, a emitir una alerta de seguridad informando de la potencial peligrosidad de Manuel Blanco.

¿Te interesaría recibir en tu correo las claves del día? Suscríbete a nuestra 'newsletter' y empezarás a recibirla cada mañana a primera hora

* indicates required

Privacidad *

Al suscribirme a la Newsletter confirmo que he leído la Política de Privacidad y la Política de Cookies y doy mi consentimiento para el tratamiento de mis datos personales con fines informativos y comerciales

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios