Universidad

Los alumnos de la US convocan este jueves asamblea contra la ley de convivencia

  • Los estudiantes están llamados a reunirse en el Rectorado y han de ir provistos de documentación que acredite su pertenencia a la Hispalense

  • Una asamblea contra la LCU

Los primeros estudiantes en llegar a la asamblea convocada en el Rectorado.

Los primeros estudiantes en llegar a la asamblea convocada en el Rectorado. / D. S.

Los estudiantes de la Universidad de Sevilla (US) se movilizan. El consejo de alumnos (Cadus) ha convocado este jueves una asamblea para posicionarse contra le ley de convivencia universitaria (LCU) que pretende aprobar el Gobierno y cuyo contenido, según este órgano, elimina la resolución de conflictos que habían acordado los rectores y los estudiantes durante los meses previos. 

Estos cambios responden a las enmiendas presentadas por ERC y que han contado con el respaldo de los dos socios del Gobierno, PSOE y Unidas Podemos. El Cadus considera que, tras dichas modificaciones, la LCU apenas se diferencia de la actual normativa, aprobada en la década de los 50 del siglo pasado en plena dictadura franquista. 

Los primeros alumnos ya han llegado al Rectorado, donde ha sido convocada la asamblea, cuyo orden del día es el siguiente: Presentación de la LCU; presentación de la enmienda presentada a la LCU y el impacto de su aprobación; repaso a la evolución de la disciplina académica: del franquismo hasta hoy; mesa redonda sobre la disciplina académica en la universidad; presentación de la Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU); repaso a la evolución del sistema universitario español: de la LOU a la LOSU; aprobación, si procede, de la postura del estudiantado de la US sobre la enmienda presentada a la LCU; asuntos en trámite; y ruegos y preguntas.

Los estudiantes que asistan a la asamblea han de ir provisos de documentación que acredite su pertenencia a la institución académica. Durante los últimos días el Cadus, a través de su perfil en las redes sociales, ha insistido en la necesidad de que participe un gran número de alumnos para que se presente una enmienda lo más consensuada posible al nuevo proyecto de LCU. Por ahora, sólo se han encontrado con la disidencia de la delegación de alumnos de la Facultad de Derecho, que ha mostrado su disconformidad en este asunto. 

La LCU fue también motivo de crítica en el claustro del pasado jueves, cuando el rector de la Hispalense, Miguel Ángel Castro, coincidió con el Cadus al recordar que se había alcanzado un gran pacto entre sus homólogos y los estudiantes para sacar adelante una ley en la que prevalecía la mediación sobre la sanción en la resolución de conflictos. Una normativa que, junto con la LOSU (la denominada ley Castells), también ha sido rechazada tanto por el equipo de gobierno de la US como por el consejo de alumnos.