Sevilla

Dos años sin empleo por la grabación oculta sobre Puerta

  • Uno de los médicos expedientados por 'La Noria' recurrirá esta posible sanción

Comentarios 25

Dos años sin empleo ni sueldo. Es la propuesta de sanción que afronta J.G.C., uno de los cuatro médicos expedientados por las polémicas declaraciones que emitió Telecinco sobre la atención sanitaria urgente que recibió el futbolista Antonio Puerta. El Servicio Andaluz de Salud (SAS) culmina así uno de los cuatro expedientes disciplinarios abiertos a galenos en el Virgen del Rocío tras la emisión de La Noria (29 de septiembre), programa que utilizó la cámara oculta para grabar una conversacióninformalcon los médicos. "Si hubiera tenido conocimiento de la cámara oculta habría utilizado otras expresiones más adecuadas", explicó entonces el facultativo.

La sanción definitiva se conocerá en un plazo de 30 días cuando termine el periodo de alegaciones. Los abogados de J.G.C. confirmaron ayer que acudirán a los tribunales de justicia en el caso de que el SAS opté finalmente por retirar al facultativo de sus funciones, una medida que consideran "desproporcionada".

El Virgen del Rocío abrió el expediente disciplinario por falta muy grave hace más de cuatro meses y el SAS argumentó entonces que las afirmaciones emitidas por Telecinco desvelaron datos confidenciales de un paciente. Los abogados de J.G.C. explican, por su parte, que los médicos lanzaron críticas al sistema sanitario, pero sin desvelar datos clínicos del futbolista. Fuentes cercanas al caso señalan que, hasta la fecha en este proceso, no se ha tenido en cuenta la intencionalidad de los expedientados, que desconocían que una cámara de televisión estaba grabando sus palabras para emitirlas en una cadena con una cobertura nacional.

Cuando se abrieron los expedientes disciplinarios, el SAS también adoptó medidas cautelares de suspensión de empleo y sueldo a los cuatro galenos el 23 de octubre del año pasado. Dos médicos expedientados acudieron entonces a los tribunales para recurrir contra la suspensión y los dos jueces dictaron autos favorables para ellos.

Dos juzgados de lo Contencioso-Administrativo, el número 7 y el número 8 coincidieron, en dos procesos distintos, al levantar las medidas cautelares y permitir la reincorporación de los médicos a sus puestos de trabajo. J.G.C. recuperó su puesto de trabajo como médico de Urgencias en el Virgen del Rocío el 26 de diciembre, pero ahora afronta la posibilidad de perder su empleo durante dos años. Por falta muy grave, el régimen disciplinario del SAS prevé sanciones que giran entre los dos y los seis años de suspensión.

Tras la emisión del polémico programa La Noria en Telecinco, la Asociación de Médicos de Urgencias de Andalucía (Amura) explicó que las expresiones de los médicos implicados (por ejemplo, "el paciente llegó como un marmolillo") fueron poco afortunadas, pero este colectivo insistió en que se trata de afirmaciones "muy comunes en el argot médico que no se deben sacar del contexto de una conversación informal entre facultativos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios