SALUD Sevilla dobla en seis meses el número de pacientes que esperan más de un año para ser operados

Reconocimientos

Banderas de Andalucía al mérito sevillano

Las autoridades políticas y los premiados con las banderas de Andalucía 2024.

Las autoridades políticas y los premiados con las banderas de Andalucía 2024. / Juan Carlos Muñoz

Eva González gana enteros cuando deja a un lado el guion y se entrega a la naturalidad. Cuando es ella misma, sin escrito que la condicione. Esta mairenera es capaz de emocionar y hacer reír en menos de cinco minutos. Tiene de aliada a su amiga Marta, una sevillana con síndrome Down, fan absoluta de la modelo y presentadora, que cuenta ya con mucha experiencia sobre las tablas. Eva ha sido galardonada este viernes con una de las diez banderas de Andalucía que ha entregado la Junta en la provincia. Con este distintivo se reconoce a los sevillanos que por su "mérito, prestigio y valía" han proyectado la mejor imagen de la comunidad autónoma. Un acto, desarrollado en la Fundación Cajasol, que sirve de preámbulo a otro 28F

La ceremonia la presiden la consejera de Desarrollo Educativo y FP, Patricia del Pozo; su homólogo en Industria, Energía y Minas, Jorge Paradela; y el delegado del Gobierno de la Junta en Sevilla, Ricardo Sánchez. Sobre el escenario se encuentran los diversos delegados territoriales del Ejecutivo autonómico y los diez galardonados de este año. 

Cada distinguido lo es por una mención especial. Abarcan distintos ámbitos, como la agricultura, donde la bandera se la lleva la Junta Central de Regantes Arroceros de la Margen Izquierda del Guadalquivir, tan presente en la zona de marisma y tan de actualidad por los estragos que causa la sequía. Luis Manuel Halcón de la Lastra se encarga de recoger el distintivo, con el que se premia a toda una obra hidráulica que permite la supervivencia de este cultivo, base económica en muchos municipios sevillanos del Bajo Guadalquivir. 

La labor social

La solidaridad también tiene mucha presencia en estos premios. Uno de ellos se entrega a la asociación AFAR, entidad benéfica que lleva desde 1987 luchando contra la desigualdad y la marginación en Sevilla. Fue creada por el padre Manuel Ángel Cano, figura que emociona a Eva González cuando lo menciona, al tener presente la asistencia de este sacerdote al funeral de su padre. Tal ha sido la labor desarrollada en estos casi 40 años, que en 2003 fue declarada de Utilidad Pública por el Ministerio del Interior. 

La consejera Patricia del Pozo durante su intervención. La consejera Patricia del Pozo durante su intervención.

La consejera Patricia del Pozo durante su intervención. / Juan Carlos Muñoz

Otro ejemplo de lucha contra la desigualdad lo protagoniza Raúl Gómez Ferrete, director del colegio público Ibarburu, en el barrio nazareno de Cerro Alto, unas de la zonas más necesitadas de transformación social de la provincia. En este centro educativo lleva 34 ejerciendo la profesión docente con un alumnado de etnia gitana y con alta tasa de absentismo escolar. A lo largo de esta trayectoria ha recibido numerosos premios por su apuesta decisiva en hacer de la educación la principal vía para otorgar la igualdad de oportunidades a una población con un entorno que va a la contra. 

Arte y quesos

El arte juega un papel clave en las Banderas de Andalucía, de ahí que el galerista Pepe Cobo reciba una de ellas en las vísperas del 28F. Fue en 1984, en plena época de cambios sociales en España, cuando este sevillano apostó por abrir en Sevilla la galería conocida como La Máquina Española, gracias a la cual la ciudad hispalense contó con uno de los mejores expositores de arte contemporáneo. 

Raro es el hogar sevillano que no haya tenido sobre la mesa uno de los productos inconfundibles de la tierra: Quesos los Vázquez. Esta firma nació hace 52 años gracias a la apuesta emprendedora (entonces dicho calificativo era prácticamente inexistente) del matrimonio formado por Ángel y Carmen. La calidad de su producción le ha llevado a tener un reconocimiento en los prestigiosos World Cheese Awards, los óscar de los quesos, al que se suma la Bandera de Andalucía. 

En el deporte, el premio este año se lo lleva el Real Club Tenis Betis, fundado en 1928 y que desde entonces ha acogido en sus instalaciones a grandes jugadores como Santana y Gimeno. Pero más allá de los nombres de estrellas de la raqueta, hay que destacar la promoción que de este deporte ha hecho en Andalucía y el apoyo que ha dado a los jóvenes que han querido formarse en esta especialidad.

En la salud y la enfermedad 

La salud tiene, de igual modo, su importante hueco en las Banderas de Andalucía. Una atención sanitaria que no sólo concierne al enfermo, sino a los cuidadores, de ahí que Parkinson Sevilla se haya llevado uno de estos galardones, tras casi tres décadas de rehabilitación integral a quienes sufren esta enfermedad y de servicio a su entorno más inmediato. Su fundador fue José Ramón Orihuela, enfermo de Parkinson que falleció en 2022 y al que ha sucedido al frente de la entidad su esposa Carmen Giráldez

Y de la trayectoria sanitaria a la empresarial, en este caso la de la fábrica Fernández y Roche, de fama mundial por la elaboración de sombreros para judíos ortodoxos (una de sus especialidades), pero también para eventos especiales, como las chisteras para la ceremonia de coronación de Carlos III de Inglaterra

Con el pseudónimo de Blue Jeans, el carmonense Francisco de Paula Fernández se ha convertido en uno de los escritores más famosos en literatura romántica y policíaca para adolescentes. Una carrera donde dio sus primeros pasos como bloguero y que le ha llevado a acaparar varios premios. El último, la Bandera de Andalucía de 2024. 

El abrazo de Marta

Una emocionada Eva González recibe la Bandera de Andalucía. Una emocionada Eva González recibe la Bandera de Andalucía.

Una emocionada Eva González recibe la Bandera de Andalucía. / Juan Carlos Muñoz

El listado de premiados lo cierra la modelo y presentadora de televisión Eva González, quien se hizo con el título de Miss España en 2003. Fue el comienzo de una trayectoria llena de éxitos en la pequeña pantalla (y también en las revistas de papel cuché). Su rostro se ha hecho habitual en la sociedad española, gracias a ese gracejo andaluz que nunca ha abandonado. 

La de Mairena del Alcor gana enteros cuando se le saltan las lágrimas al recordar a su padre, al reconocer lo bien que le quedan los sombreros de Fernández y Roche al ponérselos para ir al Rocío o simplemente cuando no disimula sus preferencias futbolísticas en una de las eternas (y tópicas) dualidades sevillanas. La naturalidad de la González frente al discurso lineal de los políticos, llenos de frases hechas, porcentajes de progreso y alguna que otra previsible confrontación con el Gobierno de España. Mejor quedarnos con el abrazo de Eva y su incondicional Marta. Gestos que son bandera de Andalucía. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios