Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Urbanismo

Un bar en la Casa de la Moneda

La fachada de la entrada principal de la Casa de la Moneda se encuentra prácticamente en ruinas. La fachada de la entrada principal de la Casa de la Moneda se encuentra prácticamente en ruinas.

La fachada de la entrada principal de la Casa de la Moneda se encuentra prácticamente en ruinas. / Juan Carlos Muñoz

La Gerencia de Urbanismo ha concedido una licencia de obras para adecuar como bar el local que forma parte del conjunto monumental de la Casa de la Moneda. El proyecto autorizado fue informado previamente por la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, que emitió un dictamen favorable con ciertos condicionantes a tener en cuenta.

Estas condiciones aluden básicamente a los restos arqueológicos que discurren por el establecimiento, especificándose que en caso de quedar visibles deberán llevar aparejado un proyecto específico sobre su tratamiento. Las condiciones fijadas afectan asimismo a las unidades exteriores de climatización y a los elementos publicitarios a instalar. Sobre este último aspecto, se establece que cualquier elemento identificativo del establecimiento deberá colocarse en la puerta de acceso al local, evitando el impacto negativo en el inmueble.

La Casa de la Moneda cuenta con Protección Global grado B por el PGOU de Sevilla y está declarada Monumento Histórico Artístico desde 1970. La portada del edificio es obra de Van der Borcht (siglo XVIII), arquitecto de la Fábrica de Tabacos hispalense, sede de la Universidad de Sevilla.

Al margen de la licencia concedida, la Gerencia autorizó en diciembre unas obras de reforma en la finca con objeto de proceder a unos ajustes y restituciones ordenados por una sentencia judicial tras la realización de unos trabajos hace años, en el marco de una rehabilitación general del edificio, que promovieron una denuncia por delito contra el patrimonio histórico.

En consecuencia, las obras quedaron paralizadas en 2011 y, como consecuencia de la denuncia judicial producida, se ordenaron trabajos de ajustes y de restitución de los elementos que habían sido demolidos indebidamente. Tales actuaciones de restitución han sido planteadas recientemente por el promotor que ha retomado la actividad de obras en el edificio, de acuerdo con un nuevo proyecto para destinar el inmueble al uso de viviendas.

En concreto, la licencia de obras concedida recoge la realización de ajustes de la superficie de planta ático, la restitución de los muros demolidos en las plantas primera y segunda, la eliminación de separaciones entre cubiertas y, modificaciones de redistribución interior. Igualmente en este caso, se ha recogido el pronunciamiento favorable de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios