Sevilla

La buena y necesaria química de cada día

  • Rosario Fernández Fernández, catedrática de Química Orgánica de la Universidad de Sevilla, disertó sobre la quimiofobia en los Martes de la Real Academia de Ciencias

Rosario Fernández, Fernando Fabani y Miguel Ángel de la Rosa

Rosario Fernández, Fernando Fabani y Miguel Ángel de la Rosa / Juan Manuel Morón

Curiosa la palabra que Rosario Fernández, catedrática de Química Orgánica de la Universidad de Sevilla ha utilizado durante su conferencia organizada por la Real Academia Sevillana de Ciencias: Quimiofobia. Un término que indica de un modo claro y preciso la idea generalizada de que todo lo químico es malo. Un miedo irracional a todo lo artificial frente a una creencia casi religiosa en lo natural. 

Con una exposición didáctica y sobre todo muy práctica, Fernández ha desmontado uno a uno la leyenda negra de la química porque, al final, todo viene determinado por las interacciones entre diferentes sustancias. Por eso, ella más que diferenciar entre lo natural y lo químico, distingue entre lo que está en la naturaleza y lo sintético. Como ella recordó, Paracelso lo explicó hace siglos: "Sólo la dosis hace que algo sea un veneno". La prueba es que en algo tan natural a priori como una manzana, hay elementos que en cantidades elevadas son mortales como la amigdalina, que en grandes cantidades produce cianuro de hidrógeno que se convierte en cianuro cuando se ingiere. Las peras tienen pequeñas dosis de formaldehído. De este modo, explicó que hasta el agua en altas dosis es letal. De hecho, la dosis letal media, es decir la cantidad por cada kg de peso corporal, que administrada en un tiempo reducido mataría al50% de las personas que la ingirieran sería de 6,7 litros, calculando 90 mL/kg peso.

Son solo ejemplos cotidianos de que las sustancias son malas o buenas según las dosis, "esto es lo que hace que los productos sean tóxicos, ya sean químicos o sintéticos". En este sentido, la conferenciante, que es miembro de la Real Academia Sevillana de Ciencias, explicó la necesidad de resaltar que los productos que se sintetizan en los laboratorios pueden mejorar a los naturales", sobre todo en el caso de la medicina. "No se puede denomizar la química". 

Es cierto que a esta quimiofobia han contribuido diferentes accidentes en industrias químicas y daños para salud producidos por los efectos secundarios no controlados de algunos medicamentos, expuestos por la conferenciante. A este respecto, Rosario Fernández recordó que nunca ha estado tan controlado el tema de los aditivos para los alimentos, por ejemplo, o el uso de determinados componentes en medicamentos.  Además, "todos los seres vivos somos química: proteínas, carbohidratos, ADN", recordó.

Rosario Fernández, que pronunció la última conferencia del ciclo Los martes de la Academia, es licenciada en Química y Doctora por la Universidad de Sevilla. Tras una estancia postdoctoral en la Universidad de Paris Sud (1986-87), obtuvo en 1987 la Plaza de Profesora Titular en la Universidad de Sevilla y en 2008 pasó a ser Catedrática de Química Orgánica en la misma Universidad. Desde 1991 ha desarrollado su carrera en el campo de la síntesis estereoselectiva, actuando como Investigadora Responsable de Proyectos Internacionales, Nacionales y autonómicos. Sus intereses en investigación incluyen la síntesis asimétrica y la catálisis enantioselectiva. Es autora de más de 150 artículos, varias patentes y capítulos de libros. Se han defendido más de 30 Tesis Doctorales realizadas bajo su supervisión. A lo largo de su carrera ha desarrollado diferentes tareas de gestión de la investigación en Agencias Nacionales y Autonómicas. Desde 2011 es miembro de la Real Academia Sevillana de Ciencias y desde 2023 de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Desde Julio de 2022 es Presidenta del Grupo Especializado de Química Orgánica de la RSEQ. Entre otros, ha recibido el Premio a la Excelencia Investigadora de la Real Sociedad Española de Química (2019) y el Premio Fama de la Universidad de Sevilla a la Trayectoria Investigadora (2019).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios