Sevilla

La calima cubre Sevilla y suma otras imágenes de la ola de calor

  • Las altas temperaturas llegan acompañadas de otro fenómeno meteorológico, un polvo en suspensión que hizo más complicado respirar y dificultó la visibilidad de las Perseidas 

  • Así se vio anoche el cielo de Sevilla desde las cámaras del Instituto Andaluz de Astrofísica

Calima sobre Sevilla en plena ola de calor

Calima y temperaturas extremas. La ola de calor que afecta estos días a Sevilla ha llegado acompañada de otro fenómeno meteorológico, el del polvo en suspensión procedente del desierto del Sáhara que ensombrece el cielo, dificulta la respiración y aumenta la sensación de sofoco. Sin duda, es una forma también de visualizar el calor, como si se mirara el cielo a través de un filtro amarillo.

La calima, al contrario de lo que se cree, no calienta la atmósfera, sino que la enfría, según los estudios aportados por investigadores de la Aemet, pero favorece una percepción térmica alta al mostrarse también como un techo sobre el cielo, que parece estar a punto de caer.

De noche este fenómeno ha sido muy evidente y ha impedido, además, la observación de las Perseidas, uno de los eventos astrofísicos más esperados en esta época del año. Las cámaras del proyecto SMART, con las que el Instituto Andaluz de Astrofísica monitoriza la atmósfera terrestre y el impacto de rocas procedentes de distintos objetos del Sistema Solar, tuvieron muchas dificultades para grabar las Perseidas. "A menor transparencia de la atmósfera, menos Perseidas se ven porque no se aprecian las más tenues", explica el investigador José María Madiedo, responsable también del proyecto MIDAS, que esta semana ha iniciado una campaña para detectar impactos de meteoroides de Perseidas contra la Luna. La intención era ver cómo fragmentos del cometa Swift-Tuttle se desintegran al colisionar contra la superficie lunar, "pero no fue fácil trabajar en la madrugada del viernes con los telescopios porque la Luna estaba tras una capa de calima tan densa que apenas se apreciaban detalles en la superficie lunar", explica Madiedo.

La densidad se observa en el vídeo realizado por el investigador, donde se comparan imágenes de anoche con otras tomadas el 3 de julio en condiciones normales. Además de la pérdida de visibilidad, la calima también afecta de forma directa a la calidad del aire, por lo que se recomienda a la población que evite hacer ejercicio y salir de casa, más a quienes padecen enfermedades respiratorias.

A pesar de las dificultades, las cámaras del proyecto SMART sí grabaron impactantes Perseidas en la península. La mayor de todas, tan brillante como la Luna, pudo verse en la noche del 12 de agosto en el centro del país y fue analizada por Madiedo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios