Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Educación

Una comunidad que empieza a abrirse

  • Hasta hace poco los alumnos chinos eran los de más complicada integración en el colegio.

No se trata de estigmatizar. Ni de colgarles un tópico. Pero hay una afirmación que suelen compartir los docentes que han trabajado con alumnos chinos. Esta comunidad ha sido hasta ahora bastante "cerrada" a la hora de integrarse en el aula. "Sus padres ven canales de televisión chinos, leen prensa china y en su casa se comunican en chino", expresan algunos profesionales de la enseñanza consultados por este periódico. A ello también contribuye el hecho de que a la hora de alquilar una vivienda lo hagan justo al lado de otras familias chinas, lo que impide que se relacionen con ciudadanos nativos.

Esta falta de integración supone un mayor esfuerzo para los maestros. La administración educativa pone a disposición del alumnado inmigrante una serie de servicios para que el idioma y la relación con los compañeros no supongan un obstáculo en su aprendizaje. Uno de los medios que lleva en funcionamiento desde hace varios años son las aulas temporales de adaptación lingüística (ATAL), de las que existen casi una treintena en la provincia.

Las ATAL están pensadas para menores de entre 8 y 16 años. "Hacerlo antes no tiene sentido, pues el niño que se escolariza con una edad temprana aprende a escribir y hablar correctamente el español a la par que lo hacen los nativos", indican los maestros consultados. Este tipo de servicio supone una "inmersión lingüística plena", pues los docentes encargados no usan la lengua materna del alumno, sino que se dirigen a ellos en castellano.

El material didáctico lo constituyen pictogramas que explican el significado de las palabras en castellano. Hay que tener en cuenta que la grafía y la fonética chinas son totalmente distintas a las españolas, lo que añade mayor dificultad. En la integración del alumno inmigrante no sólo intervienen docentes, sino también colaboradores procentes de ONG que actuán como mediadores culturales con el fin de concienciar a las familias de la necedad de dicha inserción. Gracias a esta labor la comunidad china empieza a abrirse en el aula.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios