Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Universitaria de Sevilla con coronavirus

Loreto Pérez: "Todo mi entorno se ha vuelto disparatado"

  • La universitaria sevillana confirma que se encuentra "muy bien" y que está aislada en su casa tras presentar síntomas leves a la vuelta de un viaje por Italia

  • Los profesores que tuvieron contacto con ella siguen a la espera de que la Universidad o Salud les concrete el protocolo

Una imagen de Loreto Pérez durante su viaje por Italia. Una imagen de Loreto Pérez durante su viaje por Italia.

Una imagen de Loreto Pérez durante su viaje por Italia. / M. G.

"He dado positivo en una prueba de coronavirus y todo a mi alrededor se ha vuelto disparatado, casi surrealista". Son las declaraciones de Loreto Pérez, la universitaria sevillana de 23 años que, tras regresar de un viaje familiar a Lombardía, al norte de Italia, y presentar síntomas compatibles con posible contagio del Covid-19 se convirtió este jueves en la cuarta infectada en la ciudad, según los datos confirmados por la Consejería de Salud y Familias.

La joven, que según ha declarado a Diario de Sevilla, se encuentra "muy bien", explica que decidió contactar con las autoridades sanitarias tras levantarse un día, el octavo tras volver del viaje, "con el cuerpo cortado" y, sobre todo, porque vive con sus abuelos ante "el miedo de que ellos que son personas mayores pudieran contagiarse". Lamenta el revuelo que se ha formado en el entorno universitario y asegura que lo que menos quiere es "darle más bombo a todo esto" y envía un mensaje de "calma" a todos los sevillanos. Afirma que se encuentra aislada en su habitación medicada con paracetamol y que, para entrar en contacto con algún familiar, utiliza una mascarilla. Tras dar positivo en Covid-19 el jueves en una primera prueba, este viernes ha sido ratificado el contagio tras recibir los resultados de los análisis microbiológicos enviados al Instituto Carlos III de Madrid, que son los definitivos, y no ha recibido más indicación que seguir en casa en cuarentena y esperar a que "en unos días" le repitan las pruebas.

Precisamente, con la intención de mandar un mensaje de tranquilidad, Loreto Pérez ha utilizado sus redes sociales para aclarar la situación en la que se encuentra y, a través de una extensa historia publicada en su Instagram personal, esta alumna de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, que aclara que cursa el tercer año de Comunicación Audiovisual, describe la histeria que se ha levantado en su círculo de amistades y compañeros universitarios tras la confirmación de su contagio.

La joven inicia el escrito explicando que "todo comenzó" con un viaje a Lombardía con su madre y dos amigas. En su escrito asegura que allí los primeros días transcurrieron "dentro de la normalidad", pero que una vez se decretó el estado de emergencia "las calles se quedaron vacías", "Se cerró el transporte público y los escaparates se decoraron con letreros que indicaban el sold out de mascarillas de plásticos". Aunque intentaron seguir con su viaje sin que esta situación llegara a afectarles, la chica describe que la situación se agravó hasta tal punto que el último día de viaje lo tuvieron que pasar "encerradas en la habitación del hotel".

Con esta situación, emprendieron el viaje de vuelta sin alteraciones. "Tuvimos suerte y nuestro vuelo no se canceló y nadie nos hizo ninguna prueba al salir de Italia", describe.

Aislada en su habitación

A parte de ahí, la joven, que desde este jueves permanece aislada en su casa dentro de su habitación y que según ha podido saber este periódico presenta un cuadro de síntomas leves, asegura que el verdadero drama comenzó a su llegada a territorio español y, en concreto, a la ciudad de Sevilla. "Ya en suelo español y al borde de un ataque de nervios, llamamos a las autoridades sanitarias, les explicamos lo sucedido y nos dijeron que mientras no tuvimos síntomas podíamos hacer nuestra vida normal. Y eso es lo que hice", describe la estudiante que afirma que, según estas indicaciones, fue a la facultad, quedó con sus amigas, salió a correr..., "hasta ahí todo bien", asegura.

No obstante, los síntomas aparecieron unos días después y, aunque manifiesta que en un principio no quiso darle importancia, finalmente llamó para que le hicieran las pruebas, que 24 horas después le confirmaron la noticia. Es entonces cuando la chica se convirtió en un "caso probable de coronavirus", que este viernes ha sido ratificado como positivo desde Madrid.

Loreto Pérez ante el Duomo de Milán durante su viaje por Italia. Loreto Pérez ante el Duomo de Milán durante su viaje por Italia.

Loreto Pérez ante el Duomo de Milán durante su viaje por Italia. / M. G.

A partir de aquí y hasta este jueves que la Consejería de Salud la incluyó como uno de los cinco casos confirmados ahora mismo en Sevilla y la Universidad de Sevilla emitió un comunicado, la estudiante asegura no haber parado de recibir mensajes "a cuál más esperpéntico". "La espiral de surrealismo no ha hecho más que crecer desde entonces. Tal como solté la bomba en el grupo de mis amigas empezaron a acusarse entre ellas de ser las portadoras. A algunas ni siquiera las he visto desde que presento síntomas. Me han llamado profesores y hasta la decana de la facultad. Todos están en cuarentena y algunos me han llamado para preguntarme si he estado a menos de dos metros de ellos, mientras a mi novio le han dicho que puede hacer vida normal. Todo muy lógico", manifiesta la joven estudiante, que afirma que tuvo que pronunciarse en el grupo de alumnos de sus clases en la universidad porque se estaban escribiendo "muchos mensajes erróneos". "El dolor de cabeza provocado por la histeria de la gente es mucho mayor que los malestares originados por el virus porque, a todo esto, yo me encuentro casi perfectamente", aclara.

"No sé si reír o llorar. Lo que para mí es un resfriado pasajero ha originado una sucesión de protocolos surrealistas"

"No sé si reír o llorar. Lo que para mí no es más que un resfriado pasajero ha originado toda una sucesión de protocolos que, sin bien son necesarios, se me presentan totalmente surrealistas. espero que mi experiencia sirva para tranquilizar a la gente que, como os digo, el coronavirus es un coñazo, pero mucho peor está siendo tener que responder a todos los curiosos, alarmistas y medios de comunicación que me petan el móvil", concluye la estudiante a modo de mensaje tranquilizador.

Cinco profesores, en aislamiento preventivo en casa

Mientras tanto, y tal como comunicó este jueves la propia Universidad de Sevilla, los cinco profesores que estuvieron en contacto con la joven se mantienen en aislamiento activo en sus domicilios aunque, según ha podido saber este medio, ni desde Salud ni desde la propia Universidad se les ha pedido personalmente que se mantengan en casa los 14 días que rige el protocolo.

Las mismas fuentes han dicho que la idea es que sigan aislados durante el fin de semana si siguen sin presentar síntomas hasta que el lunes la chica afectada sea sometida a una nueva prueba y, según los resultados, se les irá informado sobre cómo deben actuar. Otros quince alumnos también se encuentran en aislamiento, según la información confirmada por la universidad.

Asimismo, este viernes la US ha comunicado que ya han concluido los trabajos de desinfección de la Facultad de Comunicación tras el positivo por coronavirus de una de sus alumnas, al tiempo que se mantiene en contacto con todas las personas involucradas a fin de atender sus necesidades académicas y personales de la mejor forma posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios