Deportes Todo sobre la Carrera de la Mujer en Sevilla: recorrido, cómo llegar o dónde recoger el dorsal

La incertidumbre del Covid

Nuevo curso en los institutos de Sevilla: una vuelta escalonada con clases en el aula y en casa

  • Los alumnos del IES Luca de Tena tienen hasta cuatro días para incorporarse al aula

  • Los de cuarto de la ESO y primero de Bachillerato recibirán la enseñanza de forma semipresencial

  • Se ha adaptado el salón de actos y el gimnasio para respetar la medida de seguridad

Los alumnos de segundo de Bachillerato del IES Luca de Tena reciben su primera clase en el salón de actos.

Los alumnos de segundo de Bachillerato del IES Luca de Tena reciben su primera clase en el salón de actos. / Juan Carlos Vázquez

Los institutos reabren este martes sus puertas a los alumnos tras seis meses de ausencia. Lo hacen para el curso más excepcional que la comunidad educativa ha vivido desde hace medio siglo. Un desafío organizativo y de prevención que ha supuesto un verdadero quebradero de cabeza para muchos equipos directivos, que hasta última hora han estado diseñando el protocolo de actuación. El objetivo es cumplir al máximo con las medidas de seguridad e higiene y que éstas sean compatibles con la actividad docente.

La tarea no ha sido fácil. Así lo expresa el director del IES Luca de Tena, José María Pedernal, quien se ha decantado por la tercera de las opciones que la circular de la Consejería de Educación contemplaba para las enseñanzas medias este curso. "Al llegar este documento el 3 de septiembre era imposible agrupar las clases por ámbito científico. Eso podría haberse realizado en julio, cuando la plantilla docente no estaba designada para impartir ciertas materias", explica Pedernal, que también descartó la segunda posibilidad, la de la educación sincrónica, pues "nos hacen falta cámaras para grabarlas, como en la universidad". No obstante, esta medida podría ser posible más adelante. 

Ante tales dificultades, el Luca de Tena, en pleno barrio de Nervión, se ha decantado por las clases semipresenciales y rotativas, que se aplicarán en cuarto de la ESO y primero de Bachillerato. También acogerán dicha modalidad el ciclo formativo de grado superior en agencias de viajes y organización de eventos. Esta especialidad se enfrenta, además, a otro hándicap, ya que los alumnos del curso pasado no pudieron realizar la formación en centros de trabajo (FCT), debido a que muchos de estos negocios han cerrado o se encuentran sin actividad ante la abismal caída que ha sufrido el turismo a raíz de la pandemia del Covid. 

La incorporación a las aulas se hace por cursos, de forma escalonada, hasta el viernes. El lunes ya estarán los 550 alumnos del instituto. En esta primera jornada llegan los alumnos de FP y los del segundo curso de Bachillerato. Para estos estudiantes se han adaptado las instalaciones más amplias que posee el centro: el salón de actos y el gimnasio, que sólo se usaba en días de lluvia. Ahora, cuando las condiciones meteorológicas sean adversas, las clases de Educación Física se impartirán en el aula. El uso docente de estas dependencias permitirá que los más de 35 estudiantes por aula del curso preuniversitario puedan mantener la distancia de seguridad

Obras para techar un patio

Con la intención de desdoblar aulas, la Junta ha concedido al Luca de Tena la ejecución de unas obras que consistirán en techar parte de un patio para convertirlo en una clase. Los trabajos comenzarán las próximas semanas. Mientras, el amplio recreo donde se encuentran las pistas deportivas aparece en este arranque de curso dividido con cintas de plástico. Su utilidad no es otra que delimitar las zonas donde deben permanecer los distintos grupos en los que se ha dividido el centro para reducir, lo máximo posible, el contacto entre ellos. 

"Nosotros apostamos por la presencialidad, pues es un factor básico para la enseñanza", refiere Pedernal, quien señala que, tras la experiencia vivida en el confinamiento, se ha apostado por que las clases que reciban los alumnos de segundo de Bachillerato sean todas presenciales. La plantilla docente del instituto la conforman 48 profesores, más dos profesores de Religión (católica y evangélica). A estos profesionales se han sumado tres docentes de refuerzo para el Covid, lo que permitirá desdoblar las aulas desde primero a tercero de la ESO (incluido). Sus estudiantes usarán los espacios que queden vacíos cuando los de cuarto de Secundaria, primero de Bachillerato y FP reciban la enseñanza de manera telemática.

Este regreso a las aulas se vive con una mezcla de incertidumbre y expectación por parte de los alumnos, que acuden aún con ropa veraniega para dicho reencuentro. Tal es el caso de Carlota, María y Sofía, las primeras en llegar al IES Luca de Tena, cuando aún no está ni abierto. Todas están en tercero de la ESO. No comenzarán las clases hasta el jueves, pero este martes las han citado para informarles del protocolo de actuación del centro y de las medidas que deberán cumplir. En esta charla, además, deberán estar atentas a la explicación del uso de las herramientas digitales por si, llegado el momento, tuvieran que confinarse de nuevo en casa. El plan B con el que debe contar todo instituto este curso. 

Ana Belén Gómez es madre de alumno, fue estudiante del Luca de Tena y ahora trabaja aquí. Lleva este instituto "dentro de las venas". "Forma parte de mi ADN", asegura esta sevillana, quien defiende la necesidad de que los menores vuelven a clase y a mantener relación entre ellos. Muchas familias como la de ella están siendo informadas estos días de las condiciones del nuevo curso. "En ningún relato de ciencia ficción escrito por los alumnos años atrás plantearon un escenario como éste. Era inimaginable", detalla esta antigua estudiante del Luca de Tena, un instituto que cumple 50 años y que se ha visto obligado a suspender todos los actos conmemorativos. Al menos, eso sí, el 23 de septiembre recogerá la medalla de Sevilla por tal efeméride. Un aniversario muy extraordinario. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios