Sevilla

Descontento y frustración entre los policías nacionales

  • Los sindicatos SUP, CEP y UFP denuncian las deficiencias de un nuevo modelo de trabajo que "exprime" a unos agentes "al borde de la baja psicológica"

  • Jupol también se ha quejado en varios encuentros mantenidos con el comisario provincial, al que anuncia que "vigilará" los turnos de trabajo durante las Navidades

Agentes de la Policía Nacional. Agentes de la Policía Nacional.

Agentes de la Policía Nacional.

Tres sindicatos de la Policía Nacional han denunciado la situación que padecen los policías que prestan servicio de seguridad ciudadana, entre los que reinan el "descontento" y la "frustración". En una nota de prensa remitida a este periódico, el Sindicato Unificado de Policía (SUP), la Confederación Española de Policía (CEP) y la Unión Federal de Policía (UFP) cargan contra el sistema de coordinación puesto en marcha por la comisaría provincial de Sevilla, el llamado SCAC. 

Desde la implantación de este modelo, que se hizo de "forma unilateral y sin contar con la opinión de policías o de representantes sindicales", los sindicatos alertan de que son numerosas las quejas registradas por el "incumplimiento sistemático de los derechos laborales de los policías, que bajo la perenne excusa de las necesidades del servicio tienen que soportar el salir tarde continuamente, no poder disfrutar de los permisos o vacaciones o tener que cambiar constantemente de puesto de trabajo".

Los tres sindicatos lamentan que los agentes no puedan disfrutar "ni del tiempo reglamentario para tomar un café y, lo que es más flagrante, aún no saben qué día tendrán de vacaciones en Navidad". El SUP, la CEP y la UFP recuerdan que la implantación de este nuevo sistema estuvo no exenta de polémica, puesto que "establece por la vía de hecho un sistema que elimina el actual de comisarías de Distrito, cuyo fin no es otro que dar respuesta inmediata a las necesidades de los vecinos de las grandes barriadas".

Esta medida se justificó por la necesidad de reagrupar los efectivos bajo las órdenes de un mismo mando para "así poder maximizar los recursos". A día de hoy, los sindicatos policiales entienden que "no sólo no se ha mejorado la atención al ciudadano, sino que además se está exprimiendo al máximo a los policías simplemente para enmendar problemas que la Administración no quiere solventar, tales como la incorporación de nuevos efectivos a la plantilla, la realización de servicios extraordinarios bien remunerados o la tan demandada creación del módulo hospitalario que hace que el 80% de los recursos se empleen en custodiar a presos y detenidos".

Los sindicatos hacen un llamamiento a la ciudadanía para que tengan "sensibilidad" ante lo que viene siendo un "atropello de los derechos de quienes por vocación deben prestarles un buen servicio aún con una situación tan grave" como la que están sufriendo, con policías al borde de la baja psicológica por estrés o ansiedad y con la inmensa mayoría pidiendo el cambio de unidad o de plantilla.

"Lo que queda patente con esta situación es la falta de capacidad de quienes gestionan la plantilla, puesto que nunca se ha vivido una situación parecida en la Comisaría Provincial de Sevilla, pues nunca antes se había asfixiado tanto como para desmotivar a los policías", añaden las centrales firmantes de la nota de prensa.

"Es incomprensible que con la plantilla al 70% de un catálogo de puestos ya anticuado se pretenda dar cobertura a las cada vez mayores competencias asignadas a la Policía Nacional. Por ello, en ocasiones en vez de mostrar servilismo infinito hacia los dirigentes políticos por parte de los mandos, en alguna ocasión se debe decir basta, pues del mismo modo que se es responsable del cumplimiento de los servicios, también se es responsable de la salud, de las condiciones laborales y la motivación de los policías", recuerdan los tres sindicatos.

Por ello, el SUP, la CEP y la UFP piden que se restablezca el servicio a su estado anterior, "que no es más que cumplir con el modelo de comisaría de distrito establecido por la Dirección General de la Policía, que es el que funciona en el resto de plantillas de España".

Jupol también se queja

El sindicato Jupol también ha denunciado los problemas que está ocasionando el nuevo modelo policial implantado en Sevilla. Esta central, que nació del movimiento Jusapol por la equiparación salarial, ha mantenido dos encuentros con el comisario provincial, Andrés Garrido, al que le han expuesto el malestar existente en la plantilla. "Nos consta que habrá policías que no podrán disfrutar de ninguna de las fechas señaladas", reza en un escrito del comité provincial de Jupol dirigido a Garrido, en referencia a los días de Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo y Reyes.

Jupol expone que se mostrará "muy vigilante" sobre los turnos de trabajo, que se revisarán "de forma estricta" para que no haya irregularidades y que todos los policías que lo deseen "puedan disfrutar de uno de los tres periodos a los que tienen derecho legalmente". La central recuerda que se precisa de un servicio "digno y renovador" para que los policías acudan a sus puestos de trabajo con "ilusión renovada y entrega absoluta".

"Recordemos que nuestra profesión es de vocación y entrega", apunta este sindicato, que también admite que es consciente de la falta de personal existente. Pero esas carencias no son excusas para que "el esfuerzo se le pida siempre a los mismos, entregando horas a la Administración y acumulando compensaciones horarias, que después son difícilmente disfrutadas, sumándole a ello el no tener el más mínimo reconocimiento ni aliento de sus mandos directos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios