calle rioja

Una deuda con la ministra de Hacienda

  • Apoyo. Días antes de su incorporación al Gobierno, María Jesús Montero se sentó entre Los del Río en la presentación de un libro de Infantes Florido

De izquierda a derecha, Rafael Ruiz, Carlos Izquierdo, Antonio Romero, María Luisa Martínez, María Jesús Montero, Antonio Pulido, José Luis López y José Rodríguez de la Borbolla, el 16 de mayo, en la Fundación Cajasol al final de la presentación del libro 'Jirones de toda una vida' (Páginas del Sur). De izquierda a derecha, Rafael Ruiz, Carlos Izquierdo, Antonio Romero, María Luisa Martínez, María Jesús Montero, Antonio Pulido, José Luis López  y José Rodríguez de la Borbolla, el 16 de mayo, en la Fundación Cajasol al final de la presentación del libro 'Jirones de toda una vida' (Páginas del Sur).

De izquierda a derecha, Rafael Ruiz, Carlos Izquierdo, Antonio Romero, María Luisa Martínez, María Jesús Montero, Antonio Pulido, José Luis López y José Rodríguez de la Borbolla, el 16 de mayo, en la Fundación Cajasol al final de la presentación del libro 'Jirones de toda una vida' (Páginas del Sur). / d.s.

Comentarios 1

Que sepa la nueva ministra de Hacienda que sigo teniendo una deuda con ella. Una palabra muy procelosa por el departamento que va a estrenar en el Gobierno de Pedro Sánchez. Al ver en la Cámara de Comercio la foto que Eduardo Abad le hizo a Carlos Amigo Vallejo con el célebre canónigo, recordé una entrevista en la que Rafael Álvarez-Colunga atribuía al cura Castillejo la eliminación de la palabra deuda del Padrenuestro.

Mi deuda con la nueva ministra es muy ligera. Asistió el 16 de mayo en primera fila a la presentación del libro Jirones de toda una vida, una recopilación de escritos de Francisco Infantes Florido (1906-1990) con selección de su hijo, el cardiólogo Carlos Infantes y edición de uno de sus pacientes, el crítico taurino José Luis López, que además hizo las veces de mantenedor del acto. El anfitrión fue Antonio Pulido, presidente de la Fundación Cajasol, intervino el ex presidente de la Junta de Andalucía José Rodríguez de la Borbolla y completamos el elenco, por la parte contratante de la prensa, Javier Rubio y quien suscribe.

Hubo dos momentos musicales muy especiales. Los del Río, que rodeaban a María Jesús Montero, rompieron el protocolo para despertar el entusiasmo cantando Sevilla tiene un color especial. Pura del Pura, hija del guitarrista El Niño de Pura, cantó a capela La Hija de don Juan Alba, cuya letra escribió Francisco Infantes Florido e inmortalizó con su voz María Dolores Pradera, que fallecía el 28 de mayo, doce días después de que su memoria sobrevolara por el patio de Cajasol.

El precedente de esa letra era un tanguillo iconoclasta que compusieron varios amigos en el estudio de Juanito Mostazo. La mediación de José Antonio Infantes Florido, hermano pequeño del autor del libro y con el tiempo párroco del Salvador y obispo de Canarias y de Córdoba, suavizó la letra, le dio la merecida fama y con los derechos de autor pudo pagarse el futuro clérigo los estudios de Derecho.

En mi intervención, dije que el libro era un nuevo ejemplo del padre como género literario. Los desvelos del cardiólogo con el legado de su progenitor tienen ilustres precedentes de los que cité el tributo que Javier Marías hace a su padre, el filósofo Julián Marías, en la trilogía Tu rostro mañana, la biografía ilustrada que Bernardo V. Carande hizo de su padre, el casi centenario Ramón Carande, y el libro Relato de Amor de Agustín García Calvo, que el catedrático de Latín y Griego dedicaba al "señor de mi amor", como llamaba a su padre, retratado en un destino tan prosaico como la delegación de Hacienda de Zamora. La entonces delegada del ramo, hoy ministra de la materia, se mostró muy interesada. Ésa es mi deuda.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios