Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Sevilla

La nueva dirección de Isla Mágica plantea abrir 12 días menos

  • La medida vendría acompañada de un ajuste en la plantilla para lograr los objetivos de ahorro.

La sociedad Parque Isla Mágica, Pimsa, gestora del parque temático de Sevilla y ahora en manos de la compañía francesa Looping Group, ha planteado al comité de empresa un calendario de apertura con 12 días menos respecto a la anterior temporada y la necesidad de acometer "ajustes" en el capítulo de personal, según ha informado a Europa Press Ana Pérez Luna (UGT), presidenta del comité de empresa. Los planes de Isla Mágica, de cualquier forma, pasan por abrir el recinto el 30 de marzo para cerrar el 3 de noviembre.

Después de que el último consejo de administración de Pimsa diese cuenta del desembarco de la compañía francesa Looping Group en el accionariado principal de la empresa, la dirección y el comité de empresa de la sociedad gestora del parque temático debatieron el lunes el nuevo escenario que afronta el recinto. La semana pasada, el presidente de Looping Group, Laurent Bruloy, visitó en personas las instalaciones y analizó junto con la directiva la situación de este parque de ocio emblemático para el turismo sevillano, pero marcado por las pérdidas y las dificultades económicas.

De cualquier manera, y según ha informado Pérez Luna, durante el encuentro celebrado el lunes, la directiva de Isla Mágica habría planteado al comité de empresa un calendario de apertura de 134 días de duración que comenzaría el 30 de marzo para finalizar 3 de noviembre. Se trata, así, de un calendario con 12 días menos respecto a la campaña anterior, pero que garantiza a los trabajadores fijos discontinuos la cotización necesaria para conseguir prestaciones. "Valoramos positivamente esta propuesta", ha dicho Pérez Luna.

La otra cara de la moneda está en el capítulo de personal. Y es que, según Pérez Luna, la directiva de Isla Mágica habría planteado al comité de empresa la necesidad de acometer "un ajuste" sobre el conjunto de trabajadores que se traduciría en "salidas incentivadas" a las que seguirían una serie de "reducciones de jornada" en el caso de que la primera medida no alcanzase los objetivos propuestos en materia de ahorro.

Pérez Luna, en ese sentido, ha recordado los numerosos sacrificios protagonizados ya por la plantilla de Isla Mágica y ha lanzado dos mensajes. El primero es la idea de que es la propia dirección de la empresa la que "tiene que hacer un esfuerzo" porque Isla Mágica cuenta con un equipo directivo de 15 personas y es necesario "abrir más la oferta de la empresa en lugar de cerrarla" como consecuencia de la reducción de la plantilla. El segundo es la necesidad de conocer "la cuantía exacta" de dinero que la empresa quiere ahorrar, a fin de proponer medidas alternativas a este ajuste en la plantilla.

El mismo día que la directiva y el comité de empresa iban a negociar un ERTE se hizo público que Caixabank le había traspasado su paquete accionarial a la firma francesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios