Polémica por la vuelta al cole

Los directores de colegios aplauden el decálogo de Educación y piden que se eleve a norma

  • Agradecen que la consejería les haya resuelto las dudas

  • Temen que la aplicación del documento no sea efectiva si no cuenta con un respaldo legal

Llegada de los niños, en su primer día de clase, al Colegio Vara del Rey, en Sevilla. Llegada de los niños, en su primer día de clase, al Colegio Vara del Rey, en Sevilla.

Llegada de los niños, en su primer día de clase, al Colegio Vara del Rey, en Sevilla. / Víctor Rodríguez

Primer respaldo a la Consejería de Educación tras varias semanas de duras críticas. Los directores de los colegios e institutos púbilcos de Sevilla han aplaudido el decálogo que hace varios días el departamento que dirige Javier Imbroda envió a los centros de enseñanza para aclararles las dudas sobre las instrucciones para el próximo curso escolar, marcado por la pandemia del Covid-19. Ahora bien, este reconocimiento viene acompañado de una exigencia: la elevación de dicho documento a norma para que pueda aplicarse de forma efectiva cuando se retomen las clases presenciales en septiembre.

Ha sido un balón de oxígeno. Los máximos responsables de los colegios e institutos –representados a través de las asociaciones Asadripe (Infantil, Primaria y residencias escolares) y Adian (centros de enseñanzas medias)– se desmarcaron ayer de la línea de rechazo que ciertas federaciones de AMPA, los sindicatos CCOO, UGT y Ustea, así como los partidos de la oposición han mostrado hacia el decálogo que presentó Imbroda el pasado miércoles. A ninguno de estos colectivos les habían convencido las explicaciones dadas por escrito –en 91 respuestas– a los temores y dudas planteadas por los equipos directivos sobre las instrucciones para el nuevo curso. Todo hasta ahora habían sido críticas, que han avivado aún más la polémica sobre la vuelta al cole.

Los directores, sin embargo, quieren llevar sosiego a la comunidad educativa. Por tal motivo, ayer agradecieron a Educación el trabajo realizado. “Agradecemos que haya contestado a las cuestiones, dudas y sugerencias planteadas por las direcciones escolares en las reuniones que mantuvimos la primera quincena de julio con el servicio de Inspección”, refirió Enrique Jabares, presidente de Asadripre, a Europa Press.

Este gesto resulta de gran importancia si se tiene en cuenta que los primeros en alertar sobre la dificultad de aplicar las instrucciones fueron los directores, mucho antes de que arreciaran las críticas por parte de sindicatos y familias. Por tanto, el decálogo ha empezado a convencer a este colectivo, al que le compete la máxima responsabilidad en la organización de los centros educativos para aplicar –dentro de su autonomía– las medidas de seguridad e higiene para prevenir contagios en estos recintos.

Ahora bien, los directores consideran que el decálogo no debe quedar reducido a un documento de consultas, sino que tiene que convertirse en la norma de sus equipos a la hora de afrontar el día a día en los colegios e institutos. Lo que piden –en palabras de Jabares– es contar con una seguridad jurídica para tomar decisiones en función de las respuesta dadas por Educación.

Un respaldo legal que resulta especialmente significativo en el apartado del decálogo en el que Educación aclara que los centros quedan libres de responsabilidad civil o penal en el caso de que se produjera algún contagio en sus instalaciones, pues los equipos directivos sólo tiene competencias en la organización, pero no en las medidas sanitarias a tomar, en las que siguen las recomendaciones y normativas implantadas por la Consejería de Salud y Familias. “Era un tema que pesaba mucho en las direcciones y la respuesta a nuestra pregunta es positiva”, señaló al respecto el presidente de Adian, Miguel González.

Otro punto por el que resulta conveniente que se otorgue rango legal a estas explicaciones es el referido a la potestad que tienen los equipos directivos de iniciar el protocolo de absentismo escolar a las familias que, “libremente”, decidan no llevar a sus hijos a clase por precaución o miedo ante el Covid, una posibilidad duramente criticada por la plataforma de AMPA Escuelas de Calor, que ha advertido con defenderse en los tribunales si llegan darse estos casos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios