Las drogodependencia

Sevilla supera la media nacional en cocainómanos

  • El informe anual de Proyecto Hombre alerta de la dificultad que tienen las mujeres para acceder a los tratamientos de desintoxicación. Destaca el aumento de jóvenes adictos a las redes sociales y al juego

Juan Espadas ha acudido a la presentación de la Memoria de Proyecto Hombre Sevilla, en la Fundación Madariaga. Juan Espadas ha acudido a la presentación de la Memoria de Proyecto Hombre Sevilla, en la Fundación Madariaga.

Juan Espadas ha acudido a la presentación de la Memoria de Proyecto Hombre Sevilla, en la Fundación Madariaga. / Belén Vargas

Sevilla sigue siendo una de las provincias españolas donde más cocaína se consume. Así se desprende del informe elaborado por Proyecto Hombre con datos de 2017, que ha sido presentado esta mañana en la Fundación Madariaga y al que ha acudido el alcalde hispalense, Juan Espadas. Si en toda España el 34,3% de los ingresos en esta fundación se deben al consumo de dicho estupefaciente, en esta provincia el porcentaje se eleva hasta el 54,7%, es decir, 20 puntos por encima de la media nacional. Esta situación evidencia la gravedad de una adicción que, lejos de disminuir, aumenta con los años. 

Otro dato preocupante es el de número de jóvenes, con edades comprendidas entre los 14 y 21 años, que han acudido a Proyecto Hombre para recibir un tratamiento. El año pasado fueron atendidos 114, una cifra que, según el presidente de la citada entidad, Francisco Herrera, duplica a la de 2016. En este caso es el consumo de cannabis la principal causa de ingreso, aunque la cocaína se sitúa como segundo motivo. Los expertos advierten del aumento de adictos sin sustancia. Se trata de un grupo de personas con gran dependencia de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), de las redes sociales, del juego o de la violencia doméstica. En este punto, Herrera ha avisado de que, si bien para las drogas convencionales existen ya vías sólidas de tratamiento, no ocurre lo mismo para este nuevo tipo de adicciones, por lo que pidió ayuda a las administraciones públicas para hacer frente a un problema que, con toda seguridad, los próximos años no dejará de crecer. 

En cuanto a la distribución por sexos, el número de varones tratados en Proyecto Hombre (794) supera con creces al de las mujeres (103). La fundación ha incidido en que estas cifras no representan el verdadero reparto de la adicción por género, ya que muchas sevillanas se encuentran con dificultades para acceder a esta atención. "Los hombres suelen tener madres, esposas, hermanas e incluso hijas que facilitan esta ayuda, mientras que la mujer se encuentra más sola y falta de ayuda para acudir a nuestros centros", han explicado fuentes de la fundación. 

Respecto al nivel de formación, la mayor proporción (un 42%) sólo ha terminado la Educación Primaria, mientras que un 23% sólo ha concluido la ESO, la última etapa de la enseñanza obligatoria. Por contra, apenas existe representación de drogodependientes con titulación universitaria. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios