Edificio futurista

La nueva residencia universitaria revolucionará la estética de la Avenida de la Palmera

  • El conocido como chalet de la Botella será demolido para levantar un inmueble futurista de seis plantas (cuatro en altura y dos soterradas) con cerca de 250 plazas

La recreación virtual del nuevo edificio en la Avenida de la Palmera La recreación virtual del nuevo edificio en la Avenida de la Palmera

La recreación virtual del nuevo edificio en la Avenida de la Palmera / (Sevilla)

Comentarios 12

Un edificio de nueva construcción en la Avenida de la Palmera de seis plantas: baja, tres en altura y dos en sótano. Un nuevo inmueble de diseño rompedor en el eje urbano de la Exposición Iberoamericana, un sector de la ciudad marcado fuertemente por la estética de los pabellones del 29. La empresa Rya Residencias, S. L., que promueve la obra en la parcela de la calle Páez de Rivera, número 1, que hace esquina con la Avenida de la Palmera, ha recibido el visto bueno de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento para la construcción de una nueva residencia de estudiantes. En los últimos día ha presentado ante la Gerencia el proyecto de demolición de la edificación existente, que carece de protección urbanística.

Se trata del chalet popularmente conocido como de la Botella, que está compuesto de planta baja y primera. No es preceptivo someter el proyecto a ninguna tutela especial porque esa acera de la Palmera no está incluida en el Plan Especial, cuando la de enfrente sí lo está. Se trata de una paradoja del planeamiento que ha sido criticada con frecuencia por las asociaciones conservacionistas.

Este chalet, que todavía no ha sido derribado, presenta una edificación principal en planta baja de 506 metros cuadrados, una edificación secundaria de 87,50, un aparcamiento cubierto de 39,80 y una edificación auxiliar de 15,10. También tiene una piscina de 87,80. El proyecto ahora aprobado contempla la construcción de una residencia de estudiantes, que será levantada de forma exenta en la parcela, y pretende tener cuidado para que “cause el mínimo impacto visual sobre las edificaciones colindantes”, por lo que se propone un “volumen limpio y que provoque las mínimas servidumbres”.

Pinche sobre la imagen para ampliar. Pinche sobre la imagen para ampliar.

Pinche sobre la imagen para ampliar. / FUENTE: RYA Residencias y Orfila11 Arquitectos. GRÁFICO: Dpto. de Infografía

La clave urbanística

El PGOU califica la parcela de unifamiliar aislada y le asigna una ocupación del 30%, con tres plantas sobre rasante y una planta sótano. Y ahora, con el cambio de uso, la edificación que se va a construir pasará a ocupar el 80% de la parcela con tres plantas, más dos de sótano y una bajo cubierta. De esta manera, se consigue una edificabilidad extra de 4.000 metros cuadrados. esto se ha conseguido tras pasar la calificación de la finca de unifamiliar a SIPS (Servicio de Interés Público y Social) para uso de residencia permanente de estudiantes.

Se proyecta un edificio de planta baja, primera, segunda y ático (bajo cubierta) para una residencia con zonas comunes de esparcimiento, así como instalaciones incluida una planta para garajes. La residencia, como ya avanzó este periódico, tendrá 249 camas en un total de 215 habitaciones. Las fachadas tendrán formas muy “rotundas y limpias”, que se acristalarán en la primera planta bajo rasante con el fin de ofrecer la máxima transparencia. El acceso al edificio se hará por la Avenida de la Palmera con el fin de poder dotar de una fachada más tranquila a las habitaciones orientadas a la calle Páez de Rivera. En las zonas libres se crearán jardines. Se ha dotado al edificio de dos patios para garantizar la ventilación de las habitaciones y permitir la entrada de luz natural.

Las residencias universitarias se consolidan en Sevilla como uno de los activos más atractivos para los inversores debido a su alta rentabilidad. Existe una enorme brecha entre las plazas disponibles y los estudiantes nacionales e internacionales que necesitan alojamiento en la ciudad.

Pinche sobre la imagen para ampliar. Pinche sobre la imagen para ampliar.

Pinche sobre la imagen para ampliar. / FUENTE: RYA Residencias y Orfila11 Arquitectos. GRÁFICO: Dpto. de Infografía

La licencia concedida permite demoler el inmueble que se encuentra a escasos metros del campus de Reina Mercedes para levantar una residencia de estudiantes que contará con cinco plantas, siendo dos de sótano.La demolición será en agosto y el negocio abrirá sus puertas para el curso académico 2021-2022 tras una inversión que supera los 15 millones. La empresa RYA Residencias S. L. contempla un 80% habitaciones individuales.

El centro dispondrá de piscina, gimnasio, lavandería y un aparcamiento para 40 vehículos en la segunda planta del sótano según el proyecto básico presentado en el registro de la Gerencia.

Esta promotora cuenta con varias residencias universitarias en distintos puntos del país como Madrid o Granada. Una de sus últimas adquisiciones ha sido el chalé de la Botella, nombre con el que se le conoce popularmente después de que durante la Exposición Iberoamericana celebrada en la ciudad en 1929 esa misma parcela estuviese ocupada por un magnífico edificio de uso comercial que destacó por la curiosidad que despertó.

El chalet conocido como de la Botella El chalet conocido como de la Botella

El chalet conocido como de la Botella / José Ángel García (Sevilla)

El pabellón Codorniú sobresalió por su reclamo publicitario, que consistía en una enorme botella situada sobre el inmueble. Pasada la muestra terminó como tantos otros pabellones siendo derribado.No es la única residencia de estudiantes que se levanta en Sevilla. Una de las más sonada se construirá en las antiguas cocheras de Tussam del barrio del Porvenir. Este edificio de la avenida Ramón Carande contará con 800 plazas y generará más de 73 millones para el Ayuntamiento a través del canon, de los cuales cinco millones ya han sido abonados. Tras un periodo de carencia de tres años, se abonarán 900.000 euros al año durante el periodo de vigencia de 78 años.

El arquitecto dimitió como concejal

El arquitecto que dirige la obra de la Palmera es José Luis Vargas Díaz, ex concejal del PP que fue uno de los fichajes estrella de Juan Ignacio Zoido en las elecciones municipales de 2015. A los pocos meses tuvo que dejar el cargo alegando razones “personales y laborales”. Vargas, que estaba llamado a importantes funciones en caso de que el PP hubiera mantenido el gobierno de la ciudad, estaba dedicado entonces a algunos proyectos urbanísticos incompatibles con sus funciones públicas, como el proyecto del Hard Rock Café de la calle San Fernando, una obra que llegó a sufrir una orden de paralización de la Gerencia de Urbanismo, de cuyo consejo de gobierno formó parte como concejal. El ex edil concurrió en los pasados comicios locales como independiente en la candidatura del PP, en la que iba como número cinco. Vargas participó recientemente en algún acto de apoyo a Juan IgnacioZoido en los últimos días de la campaña previa a las elecciones andaluzas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios