Sevilla

La efeméride servirá para exhibir la vigencia de la Constitución

El Rey, ayer con Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón en el Palacio de la Zarzuela. El Rey, ayer con Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón en el Palacio de la Zarzuela.

El Rey, ayer con Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón en el Palacio de la Zarzuela. / juan carlos vázquez

La corriente más constitucionalista del arco parlamentario sacará hoy músculo aprovechando la efeméride del triunfo de la democracia sobre el golpe de Estado del 23-F. Cuarenta años después del tejerazo, la conmemoración de una fecha cuyo desarrollo y resolución muchos consideran una vacuna contra el golpismo y la involución servirá para exihibir y reivindicar la vigencia de la Constitución.

En este escenario, Felipe VI recibió ayer en el Palacio de la Zarzuela a Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, uno de los siete padres de la Constitución. Lo hizo precisamente en la víspera del 40 aniversario del fallido golpe de Estado. Herrero, que junto a Miquel Roca es el otro miembro del grupo de los siete ponentes de la Constitución que sigue vivo -ya han fallecido Gabriel Cisneros, José Pedro Pérez-Llorca, Gregorio Peces-Barba, Jordi Solé Tura y Manuel Fraga Iribarne- es actualmente presidente de la Sección Primera del Consejo de Estado. Roca ejerce como abogado defensor de la infanta Cristina, hermana del monarca.

El Rey tendrá ocasión de ver a ambos hoy durante el acto en el Congreso de los Diputados. Don Felipe ofrecerá un discurso durante la ceremonia que tendrá lugar en el Salón de Pasos Perdidos. Una de las incógnitas es si Felipe VI hará alguna referencia expresa en su discurso al rol que desempeñó su padre. Es la primera vez desde su proclamación que don Felipe participa en un acto relacionado con el 23-F.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios