La desescalada en Sevilla

Un embrollo en la vuelta al tajo

  • Los empleados de Lipasam denuncian al Ayuntamiento ante Trabajo al entender que no cumple lo pactado para las personas con patologías previas

Dos trabajadores de Lipasam realizan tareas de desinfección en una pista de baloncesto. Dos trabajadores de Lipasam realizan tareas de desinfección en una pista de baloncesto.

Dos trabajadores de Lipasam realizan tareas de desinfección en una pista de baloncesto. / M. G.

Los empleados de Lipasam han denunciado esta semana al Ayuntamiento ante la Inspección de Trabajo al entender que la incorporación a sus puestos no se ha ajustado al acuerdo adoptado con todos los funcionarios municipales. La petición es que ninguna persona de más de 60 años o que declare tener alguna patología prevía vaya a trabajar. El gobierno socialista aclara que en la empresa municipal de limpieza se está aplicando estrictamente el procedimiento aprobado por el Ministerio de Sanidad el 30 de abril y que se realiza una evaluación individual de cada caso.

“Están llamando para trabajar a todos los compañeros con patologías crónicas sin valorar cada caso concreto ni preguntar si han tenido contacto con alguien con coronavirus, con lo que su reincorporación a los centros de trabajo puede suponer un riesgo añadido de contagio y poner en peligro la salud del resto de compañeros, ya que se actúa sin un mínimo de precaución”. Éste es el relato de los hechos que aparece en la denuncia presentada ante la Inspección de Trabajo, en la que se añaden varios acuerdos de los últimos días.

Los trabajadores apuntan en el documento que “no podemos admitir que se antepongan las necesidades de producción por un mal comportamiento ciudadano y el aumento de los residuos de todo tipo abandonados en la vía pública sin tomar ninguna medida de sensibilización ni sancionadora”.

La dirección de la empresa municipal de limpieza destaca que en las últimas semanas, y con motivo de la entrada de la ciudad en la fase 1 de desescalada, se aplica estrictamente el procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al sars-Cov-2 del Ministerio de Sanidad. Lo que se traduce en pedir informes médicos y estudios individuales de cada caso.

“Conforme a lo anterior, bajo criterio médico el servicio de prevención ajeno de Lipasam, el cual tiene delegadas las especialidades preventivas en materia de vigilancia de salud e higiene, emite informe a la empresa, en el que analiza individualmente la situación de cada trabajador sensible, determinando quién puede prestar servicios en su puesto de trabajo habitual, con las medidas preventivas adecuadas”.

El gobierno aclara que se realiza una evaluación individual en cada caso

Con el fin de garantizar la prestación de los servicios esenciales encomendados a la empresa, Lipasam ha procedido a incorporar a aquellos trabajadores que pueden prestar servicios sin elevar el riesgo propio de la condición de salud de la persona trabajadora, manteniendo la permanencia domiciliaria de aquellos empleados que, según el informe del servicio de prevención ajeno, no pueden prestar servicios en su puesto habitual sin elevar el riesgo propio.

Desde la empresa de limpieza añaden que a los trabajadores reincorporados tras la evaluación individual se les ha informado de las medidas de seguridad en el centro de trabajo, así como el deber de comunicar a sus responsables si padecen síntomas relacionados con el Covid-19 o si han mantenido contacto estrecho con personal afectado por la enfermedad infecciosa.

Adelante Sevilla reclama al gobierno que refuerce los servicios esenciales de Lipasam, pero “sin poner en riesgo a los empleados que forman parte de la población vulnerable”. Recuerda que el 10 de mayo vio la luz una resolución del Ayuntamiento, que en su décimo punto establecía que aquellos empleados municipales “pertenecientes a grupos de riesgo” no se reincorporarían a sus puestos en la fase 1 de la desescalada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios