Sevilla

La empresa dice que sólo pone multas voluntarias

  • Aussa defiende la legalidad del trabajo de sus controladores

La empresa encargada de la regulación de la zona azul, Aussa, negó ayer que invadiera las competencias de la Policía Local de Sevilla y defendió las multas que imponen sus controladores porque se trata de denuncias "de carácter voluntario". "Quien diga que los controladores de Aussa hacen el mismo trabajo que la Policía Local tiene muy poca idea de este asunto", expuso ayer a este periódico el gerente de Aussa, José Carlos Cabaleiro.

El responsable de Aussa explicó que los controladores formulan denuncias voluntarias, como las que podría realizar cualquier otro ciudadano. "No tiene nada que ver con las denuncias que pone la Policía, que son obligatorias y tienen presunción de veracidad".

Cabaleiro detalló que las denuncias que imponen los controladores de Aussa están siempre dentro de la zona regulada por el plan ORA "Las infracciones más típicas que detectamos es la de carecer del ticket o la de exceder el tiempo máximo que se ha pagado. Sin embargo, si vemos un coche que está en doble fila obstaculizando a uno que está aparcado en la zona azul o a otro que impide la carga y descarga en una zona reservada para tal fin, tenemos que denunciar estas infracciones porque se dan en una zona regulada.

El gerente de Aussa defendió el carácter voluntario de las denuncias de los empleados de esta empresa. Para Cabaleiro, se trata de una denuncia igual a la que puede efectuar cualquier otro ciudadano, si bien una persona ajena a esta empresa no dispone de un boletín de denuncias con sello municipal como el que ha estado utilizando Aussa hasta hace muy poco tiempo.

Sobre las instrucciones internas de no dejar el boletín en el parabrisas del vehículo denunciado, el gerente aseguró que se trata precisamente de una medida que persigue reforzar la voluntariedad de las denuncias de Aussa. "Nuestras denuncias son similares a las que puede poner cualquier persona particular. No son como las de la Policía Local, que tienen presunción de veracidad y cuyos agentes están obligados a denunciar las infracciones. Nosotros no estamos obligados pero lo hacemos si vemos alguna infracción en el perímetro de la zona azul. Es lo mismo que si lo hace un ciudadano corriente, que tendría que tomar los datos del vehículo infractor y luego o bien llamar a la Policía Local para avisar de la infracción o bien llevar esos datos a cualquier registro municipal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios